LOS CUIDADOS DOMÉSTICOS FEMENINOS. Prácticas y saberes en los recetarios medievales de mujeres.

Comprar eBook en PDF por 2,99€

La Enfermería como entidad disciplinar, siempre ha estado presente desde que elser humano habita la tierra, son conocidos de forma un tanto escueta los cuidados quedesde épocas lejanas se han profesado al individuo enfermo por parte de otro sano pararestablecer la independencia. A lo largo de la historia, la entidad y la forma de la enfermeríaha cambiado de procedimiento constantemente. Con el trabajo de grandes mujerescomo Florence Nightingale, Mary Seacole o Virginia Henderson la enfermería comenzóa ser tenida en cuenta como entidad propia dentro de los campos de salud, sin embargo,a lo largo de la Historia no faltaron ejemplos que, intentaron al menos, dar cuerpo consu trabajo a una profesión que estaba condicionada por varias influencias que la habíanhecho desmerecer de categoría, como el hecho de que se considerara una profesión eminentementefemenina, con la degradación de categoría que imponía una sociedad masculina,el influjo de la religión, que distorsionaba el fin máximo de la enfermería (queera el recuperar la independencia perdida) por lograr puntos divinos para la salvación desu alma en el cielo tanto para paciente como para cuidador, sin ningún tipo de formaciónacadémica ni criterio profesional. Sin embargo, como veremos, existían una seriede mujeres que ponían a prueba a la sociedad existente con una serie de métodos que yademostraban una manera de ?hacer enfermería? que no se aleja mucho de los procedimientosactuales, eso sí, bajo la fachada de cuidados cosméticos que los facultativos habíanimpuesto a estos cuidados sólo por el hecho de provenir de mujeres.

Quiero publicar un libro Ver mas libros