ICTUS EN DEPORTISTAS DE ALTO NIVEL Y ALTO RENDIMIENTO COMO CONSECUENCIA DEL CONSUMO DE BEBIDAS ENERGÉTICAS CON CAFEÍNA

Comprar eBook en PDF por 1€

El consumo de bebidasenergéticas con cafeína es una tendencia actual en nuestra sociedad, marcadaprincipalmente por adolescentes, adultos jóvenes y deportistas. En el caso delos adolescentes y adultos jóvenes su uso se encamina, por ejemplo, a mantenerun estado de alerta durante épocas de exámenes, mezclas con alcohol o consumodiario como cualquier otra bebida. En el caso de los deportistas, priman losefectos excitantes de algunos de sus componentes como la cafeína y la taurinaen busca de una práctica deportiva más eficaz y eficiente. El problema que conlleva este tipo de bebidas energéticasradica principalmente en las reacciones que provoca en el organismo humano,entre ellas destaca un aumento notable de la frecuencia cardiaca y la tensiónarterial en reposo. Todos sabemos que los deportistas de alto nivel y altorendimiento están expuestos a niveles elevados de estrés debido tanto a laexigente práctica deportiva como a los hábitos diarios a los que estánsometidos. El estrés, a nivel fisiológico, también produce alteraciones en lafrecuencia cardiaca y la tensión arterial. Si nos centramos en los deportistasde alto nivel y alto rendimiento, a los vectores estrés y elevación de lafrecuencia cardiaca y la tensión arterial en reposo por consumo de bebidasenergéticas les debemos de sumar el vector aumento fisiológico de la frecuenciacardiaca y la tensión arterial como consecuencia de la exigencia cardiovascularen el deporte. La suma de éstos hace presagiar alteraciones orgánicas deimportancia pues se suman tres factores de riesgo de patologíascardiovasculares. El ictus, concretamente hemorrágico, esta íntimamenterelacionado con la hipertensión arterial y la rotura de vasos sanguíneosintracraneales. Por tanto, un deportista de alto nivel o alto rendimientoconsumidor de bebidas energéticas con cafeína es un sujeto susceptible, sobrela teoría, de padecer un ictus hemorrágico pues suma consecutivamente lahipertensión provocada por la bebida energética con cafeína, la hipertensiónfisiológica de la práctica deportiva y la hipertensión consecuente al estrés. Es cierto que es solo una hipótesis y no todos losdeportistas tiene porque sufrir un ictus hemorrágico pero si que suma factoresde riesgo evidentes.

Quiero publicar un libro Ver mas libros