A PARTIR DE SRAFFA II (2ª edición)

Comprar eBook en PDF por 0€

Sraffa -al igual que Keynes o Kalecki- nos hanabierto un mundo alternativo o distinto al marginalismo y al neoclasicismo.Sraffa sigue la tradición de Smith,Ricardo, Malthus, Mill, Marx, etc., es decir, los clásicos, pero susprecedentes, aunque no sus maestros, son Quesnay y los fisiócratas. Reclama aPetty y Cantillon para el análisis económico. Podemos incluir incluso aMarshall, a pesar de las limitaciones del análisis parcial[1]. Conel marginalismo -al menos el que aún se enseña en los cursos de licenciatura-la realidad se ha ido por el desagüe; el marginalismo no da soluciones alproblema de las crisis y de los ciclos, por ejemplo; las expectativas no sonracionales, menos aún los mercados; la valoración en el margen para asignarrecursos y consumos es una entelequia. La economía, o es una sociología o no esnada, meras fórmulas y gráficos. Volviendo a Sraffa, sus modelos tienen laventaja de que no hay que suponer funciones producción, ni agregación entérminos de valor de medios de producción (el capital neoclásico); que losprocesos son discontinuos, sin que sean significativos las variaciones en elmargen; que los precios se determinan conjuntamente con salarios y ganancias yno a partir de productividades marginales que ningún empresario sabe o entiende-o podría calcular aunque las supiera- cuando paga el salario o se queda conlos beneficios; que el sistema es abierto y ninguna explicación sobre supuestasfunciones hipotéticas de producción van a determinar salarios y ganancias, sinoque estos se determinan sociológicamente (conflictos, relación de fuerzas,lucha de clases, según los gustos analíticos); que las mejoras del bienestarvienen determinados por el aumento de la relación entre productos netos ymedios empleados. Son sólo algunas de las características -en comparación conel marginalismo- que se desprenden de los modelos explicativos de raíz esrafiana.

Quiero publicar un libro Ver mas libros