Crisis de las religiones como sistemas de programación colectiva y desmantelamiento axiológico. El reto de construir los PACs (proyectos axiológicos colectivos) que necesitamos.

Comprar Libro en papel por 12,30€ Comprar eBook en PDF por 0€

La crisis histórica, social y cultural, de las religiones ha sido tema consensual, explícito y de fondo, de encuentros anteriores. En el encuentro de este año se trata de dar un paso más: plantearnos explícitamente la crisis de las religiones en tanto sistemas que fueron de programación colectiva, los problemas que tal crisis nos plantea como sociedades, y los retos axiológicos que ello supone. Así planteado, de entrada el tema es mucho más que religioso. El tema es estructural y eminentemente axiológico, sin duda el problema más grave que enfrentamos como sociedades actuales y que podemos expresar en los siguientes términos: dado que la religión ya no puede desempeñar la función de programación que prácticamente desempeñó durante toda la historia de la humanidad, nos encontramos axiológicamente desmantelados, no teniendo de momento con qué sustituirla, ¿dónde y cómo encontrar la axiología que necesitamos para programarnos axiológicamente de manera adecuada colectivamente como sociedades de conocimiento?; en el fondo, ¿dónde y cómo construirla? Si la función de programación axiológica ya no nos viene de la religión, tampoco nos viene de las leyes de la naturaleza y de la historia, ni la podemos encontrar en la ciencia, porque es abstracta, ¿dónde y cómo construir la programación colectiva que necesitamos? La necesitamos porque sin axiología no podemos vivir, como no ha podido vivir ningún tipo de sociedad. Las sociedades que nos han antecedido podían vivir en la convicción de estar recibiéndola heterónomamente, de los dioses, de la naturaleza, de la historia y, últimamente, de la ciencia. En la sociedad de conocimiento la tenemos que construir nosotros, como de hecho ocurrió siempre, y vivir en esa convicción y en esa tarea. Es nuestra misma viabilidad como sociedad la que está en juego, y desde luego nuestra realización exitosa como seres humanos.

Quiero publicar un libro Ver más libros