Guirnalda de púas

Comprar Libro en papel por 11,23€ Comprar eBook en PDF por 0€

Guirnarlda de Púas: Una Quietud que conoce paraísos ytormentos. ¡Lector! ¿Ha visto la bellezatransformarse en dolor? Pues aquí tiene ante sus ojos una obra que lehará saber de tal metamorfosis. Yo le llamaría, “la mariposa que setransforma en oruga”. Sin duda, al leer “Guirnaldas de Puas”, podemosnotar una temporalidad. El poeta ha cruzado desde los cielos a losinfiernos. Ha sentido de tal manera, que su poesía se ha vueltopúa, hiriente como el alambre que alguna vez fue tierno e inofensivo. Este es un estado posterior, una quietud que no está ausente de pasión sino quees a la vez poética. Para ver esto con mayorclaridad, podemos pensar en “Guirnaldas de Púas” como un mundo ajeno alnuestro al cual nos vamos adentrando en versos. Encontraremos allíparaísos, lugares lúgubres, pasiones, deseos, burlas e ironías, movimientosmetafóricos y cuantas cosas yo pase por alto y el lectorpercate. Pero inmerso en todo ese paisaje está el sujeto, mirando, concierta sabiduría su creación, me refiero al poeta. Un poeta que sabe cómomoverse en su mundo, pero prefiere quedarse quieto, pues como dice uno de susversos: “Te llenaré las venas de mares,Y en la quietud recordarás mil altares,En calor el manjar del sembrado beso, nuncafaltará,(…)” ¡Esto es! La quietud incitando alrecuerdo, de paraísos tal vez -o mejor aún de infiernos- que han sido sembrados. Ya afloraron una vez, ahora afloran denuevo, mientras tanto que el verso sirva de preludio. El poeta ya sabe loque le espera, y lo acepta. Si usted es la amada, o juega esepapel, notará que recibirá en versos órdenes y cantos que laorienten en el sujeto que está abordando. Su amante no dubita, sabe lo que hizoy no peca en imprecisión. No intente cambiarle su parecer, acomódese a su poesía, la púa no le obedecerá.

Quiero publicar un libro Ver más libros