LA SEDACIÓN EN EL PACIENTE ADULTO CON ENFERMEDAD TERMINAL. FARMACOLOGÍA, COMUNICACIÓN Y ASPECTOS ÉTICOS.

Comprar Libro en papel por 10€ Comprar eBook en PDF por 1€

Introducción: Se ha realizado una revisión bibliográfica sobre la sedación paliativa en el paciente adulto con enfermedad terminal. Los objetivos planteados en esta revisión son los siguientes: 1) Controlar y manejar por parte del personal de enfermería la farmacología empleada en la sedación del paciente terminal; 2) Conocer la vía de administración de elección en los pacientes terminales; 3) Conocer la metodología de comunicación entre enfermería y la familia del paciente en situación terminal y por último, 4) Diferenciar los aspectos éticos entre la eutanasia y la sedación terminal.Material y método: Se ha realizado una búsqueda bibliográfica en las siguientes bases de datos: Pubmed; Scielo y Cuiden. Se han utilizado descriptores en inglés y español para dar respuesta a los objetivos propuestos. Además, solo se han escogido fuentes bibliográficas con un máximo de 5 años, proporcionando así, la evidencia más reciente. También se han aplicado criterios de inclusión y exclusión para evitar los documentos bibliográficos que no traten el tema principal del trabajo.Resultados: Se han seleccionado y aplicado los filtros correspondientes en cada base de datos para obtener la información deseada. Se obtuvieron un total de 142 fuentes, de estas 142, se eliminaron 115 por no cumplir los criterios de inclusión y 8 por estar repetidos en varias búsquedas, seleccionando así, un total de 19 fuentes bibliográficas. Además se aportaron a la revisión 5 guías de práctica clínica obteniendo un total de 24 documentos para su desarrollo.Discusión y conclusiones: Los síntomas refractarios más comunes que indican la sedación son el delirium y la disnea. Los fármacos más utilizados son las benzodiacepinas, barbitúricos, neurolépticos y anestésicos. El midazolam es el fármaco inductor de elección en la sedación, excepto si el síntoma refractario es el delirium, en este caso, está recomendado el uso de la levomepromazina. La vía de administración de elección en los pacientes terminales es la vía subcutánea. Es necesaria la formación por parte de enfermería en la comunicación con la familia del paciente. Existen diferencias de opiniones entre la intencionalidad y el uso de la sedación paliativa o terminal.

Quiero publicar un libro Ver mas libros