El sexo pensamiento

Comprar Libro en papel por 12€ Comprar eBook en PDF por 0€

Quizá las viejas objeciones: no es poesía, es prosa; no es erotismo, es pornografía, se alzan todavía, agonizantes y autoritarias, ante este texto que ha nacido para conocer una vida libre y salvaje entre las especies -poesía, ensayo, narrativa…- y también los géneros -romanticismo, idealismo, experimentalismo…- de una cultura que, de todas las maneras, desborda a unos y otras y en la que por supuesto lo más importante es la obra. Porque El sexo pensamiento. Manual de investigación de la energía (una autobiografía del otro) no es desde luego un romance que dijera el sexo en la cabeza/ ningún hombre lo halla,/ el sexo masculino/ el hombre en una raja atrapa,/ el femenino sexo/ en una verga la mujer alcanza,/ como tampoco es una serie de párrafos como el que empezaría proclamando, por ejemplo, la transparencia de su leve blusa excitaba mis manos que, apresuradas y nerviosas, apenas lograban mojar la magdalena y a la vez tocar sus ya turgentes senos. Sin embargo el problemático autor, tras vencer la débil tentación de hablar de lo poemático en vez de lo poético y de una poemática en lugar de la simple y pura y maravillosa poesía, afirmaría que El sexo pensamiento es poesía, pero no lo es; no es pensamiento, pero lo es: el texto es muy explícito respecto a estas cuestiones, pero también es muy ideal; puede provocar más de un tipo de reacciones, naturalmente unas más singulares, físicas y curiosas que otras. Pero ¿se dará por satisfecho con estas breves explicaciones el viejo poder que etiqueta, empaqueta y despacha a nuestra cultura, o se olerá que alienta en él como en tantos otros una verdadera revolución contra el orden, es decir, contra la política que trabaja en, y contra, este campo? En cualquier caso déjese a El sexo pensamiento moverse donde quiere, un poco descentrado, un tanto excéntrico, un medio fuera y otro medio dentro de nuestras clasificaciones literarias y artísticas contemporáneas, girando en su propia órbita, desarrollándose en su más íntimo y seguro movimiento -extensión y obra del lector, el del texto y el amor y el sexo con que ha de escribir su vida-, y tal vez de este modo llegue a disfrutar de aquella vida libre y distinta en que se encuentre con la idea genética y la fuerza desnuda de la cultura, esta rara actividad que emana y envuelve la vida de los hombres como la otra atmósfera inseparable de nuestro planeta.

Quiero publicar un libro Ver más libros