LAS SOMBRAS DEL PETO

Comprar Libro en papel por 20€ Comprar eBook en PDF por 1€

Con la misma filosofía que un amigo gallego emigrado en Hamburgo, regentaba una cafetería de su propiedad y tal como si fuera una " Cafetería Museo de Fans " tenía colgado en un lugar privilegiado de la pared una vitrina con fondo de fieltro rojo, donde con iluminación y placa conmemorativa tenía expuesto un ARADO utilizado por su abuelo. Lo llevó hasta allí, lo limpió y sacó brillo para después colgarlo como un trofeo. La primera vez que entré en su establecimiento estuve un rato mirándolo y me comentó que las Gafas de Elvis o la guitarra de Hendrix la pueden colgar sus enfervorizados fans. Pero en su bar estaba colgado el arado, manifestando no hacer conocido a Elvis, pero a quién conoció fue a su abuelo y ése si que trabajaba para ganar el pan. Lo mío no fue con un Arado, fue con una casa completa. Estoy convencido de que las casas absorben vivencias de quienes las ocupan. Una casa habitada acaba cobrando vida de quienes las ocupan y en el caso de nunca llegar a estarlo, dejan un halo de silencio sabio. Es difícil que sepamos leer los que sus paredes nos están diciendo pero toda ella está aprendiendo de nosotros, las ocupamos y se crea una relación entre ellas y nosotros, un cambio de sensaciones estando casi obligados a interpretarlo. Así sea la casa así será nuestro carácter y según nuestro carácter, también será la casa, es casi una formula matemática que nunca falla.

Quiero publicar un libro Ver más libros