bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Apocalipsis cû figuris AD monograma

Pulsa para comprarlo en:
Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Dürer, Albrecht(1471-1528)
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 16
  • Tamaño: 108x175
  • Interior: Color
  • Maquetación: Grapado
  • Acabado portada: Brillo
  • ISBN Libro en papel: 173867
  • Vendidos: 10
Ver ficha técnica completa
Con veintisiete años Durero realiza su primera gran obra xilográfica, El Apocalipsis. Se trata del libro más enigmático y oscuro de las Sagradas Escrituras, lleno de simbolismos y profecías difíciles de comprender. Durero no interpreta las palabras de la Biblia en su obra, sino que traduce las profecías al pie de la letra en imagen visual. En 1498 se publica en Núremberg una edición latina y otra alemana. La edición latina se inspiró en la Vulgata de san Jerónimo y la edición alemana en la Biblia de Koberger. Esta obra constaba de quince grandes estampas publicadas como libro, en cuyo reverso se imprimía el «Libro de las Revelaciones» en latín o alemán. Las ilustraciones están firmadas en el centro de la parte inferior y se cree que aquí tenemos, por primera vez, el monograma de Durero, tan famoso e imitado: AD. Se duda si Durero grabó los tacos personalmente o sólo diseñó las xilografías, lo que sí se sabe es que, en la mayoría de los casos, dibujaba directamente sobre las planchas de madera. Fue tal el éxito de su obra que en 1511 se publicó una nueva edición latina con un grabado más en la portada que representa a san Juan con la Virgen y el Niño. El Apocalipsis fue considerado inmediatamente un objeto de colección y se hizo célebre en toda Europa. También se publicaron estampas sueltas sin texto y, a partir de 1515, aparecieron copias no sólo en Alemania, sino también en Venecia, Francia y Rusia, y no sólo en xilografías y buriles, sino en pinturas, relieves, tapices y esmaltes. El tratamiento de las figuras, de los ropajes, y el concepto de la escena es tremendamente avanzado, con una calidad casi pictórica de los volúmenes y las sombras. El Apocalipsis será una obra de referencia básica para todos los que trabajaron esta técnica.
...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro