bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Libro de las cruzes . Inc.: Dixo Oueydalla esto es lo que falle en los libros antigos del Libro de las Cruzes (h. 4v)... Exp.: segund el nostro entendemento lo meior que pudiemos. Et Dios sea loado et gradeçido qui uiue et regna in secula seculorum amen

Pulsa para comprarlo en:
Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Ubayd Allah B. Jalaf
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 404
  • Tamaño: 108x175
  • Interior: Color
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • ISBN Libro en papel: 226891
Ver ficha técnica completa
El Libro de las cruzes –cuyo nombre proviene de los diámetros que se cruzan en el centro de la representación de un círculo, dividiéndolo en seis sectores separados por seis radios, correspondientes a los horóscopos–, es uno de los códices que salieron de la Cámara Regia del rey Alfonso X y uno de los pocos en los que el rey Sabio se titula a sí mismo rey de España. En él queda patente su interés por la astrología. La coincidencia entre las largas estancias reales en Toledo y la fecha de terminación del códice, 1259, según consta en el explicit, hacen pensar en una supervisión personal de la traducción por parte del monarca. Los traductores fueron Juda ben Moses al-Cohen y Juan Daspa, colaboradores en varias obras alfonsíes, a partir de la obra del astrólogo árabe Oveidala (Ubayd Allah b. Jalaf al-Istiyi); sin embargo, algunos estudiosos consideran que la obra original podría ser un texto bajolatino conocido en época visigoda de la que Oveidala habría hecho una revisión posterior. En la versión alfonsí se añadió el capítulo LIX referente a España. El manuscrito está realizado en pergamino en letra gótica francesa, con iniciales y calderones en rojo y azul. Algunas capitales tienen decoración de rasgueo. Los círculos de las figuras se realizaron en rojo, con las divisiones del mismo color, mientras que las filigranas que los rodean están en azul, verde o violeta, y en ellas se han dibujado caras en dos ocasiones (h. 14r. y 36r.). Su tamaño, muy manejable, sugiere el uso frecuente que se pretendía de la obra.
...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro