bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

2 cervezas y 53 laberintos

Pulsa para comprarlo en:
Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: María del Mar Hernández Carnero
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 120
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • Descargas: 369
  • Ebooks vendidos: 3
  • Vendidos: 151
Ver ficha técnica completa
Presentamos un libro de poemas intimistas escritos por la autora a lo largo de su vida. Es la primera selección de poemas, así como la primera publicación de M del Mar Hdez. Carnero, donde se refleja los comienzos en su poesía. Una obra totalmente experimental que habla sobre la pasión, la sensualidad, la vida... Es decir, las sensaciones que los seres humanos experimentamos a lo largo de nuestra vida. Ritmo, fuerza y pasión describen este poemario imprescindible que refleja el sentir de una generación, la que nació a finales de los 70.
2 Comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
11 de Noviembre de 2012 por jeav10
Me parecen muy buenas poesías. Mucha magia, mucho sentido tienen. La comparo con una Antología Poética que leí hace poco. Tiene demasiado espíritu este libro. Los invito a leerlo, al igual que el libro "Conmigo Pero Solo" disponible también en Bubok.
31 de Enero de 2010 por DanielHR
Para aquellos que no la conozcan, María del Mar es la jefe de redacción del diario universitario MQ, publicación que lleva amenizando la vida de los universitarios de La Laguna desde hace casi cinco años. Hasta el año pasado, este periódico daba a los lectores la oportunidad de ver publicados sus poemas en su Tablón literario. Esta sección era un punto de encuentro para todos aquellos jóvenes poetas que quisieran compartir sus composiciones con los demás. Y para predicar con el ejemplo, Mary publicó allí algunas de sus piezas, asombrando a muchos de los que la seguíamos por su sencillez y sensibilidad.2 cervezas y 53 laberintos recoge parte de sus aportaciones en el diario MQ, pero también una serie de poemas inéditos y desconocidos que, sin lugar a dudas, gustarán a los amantes de la poesía más atrevida e innovadora.Porque la poesía de Maria del Mar no es una poesía al uso. Sus poemas no destacan por su elegancia, pero sí por la forma descarnada con la que están escritos. Puede decirse que son un grito desgarrador ante el amor y la amistad perdidas... Un viaje hacia ninguna parte y, al mismo tiempo, hacia el interior de la autora. Al abrir este libro, Mary nos abre a su vez las puertas de su imaginación. La poetisa tinerfeña nos invita a pasar una tarde en la que, aparte de sentir nostalgia por lo perdido, nos sentiremos invadidos por el simbolismo que encierran sus versos.Y es que los poemas de Mary saben a mar, a tardes de paseo por el muelle... Caminar junto a ellos es escuchar el sonido de las olas que rompen en el espigón del puerto, mientras observamos como las nubes grises de esas tardes de fin de semana (tiempo de enamorados) dan paso a una noche llena de ausencias y deseos. Pero la noche no es únicamente la musa de los poetas. Los versos de la escritora también nos sirven para compartirlos con la persona amada durante la madrugada, cuando la noche oscura da paso al cielo rosáceo y azul del amanecer. ¡Dios quiera que no tengáis que leerlos lamentando su marcha!De la amistad perdida pasamos a la incertidumbre y al vacío existencial. Cuando leemos algunos fragmentos de 2 cervezas... no podemos evitar sentir cierta desesperanza al ver como la autora entabla una fiera lucha contra el Tiempo (batalla que, por otro lado, sabemos que perderá). Hay en sus poemas un maravilloso deseo de trascender, de ganar al tiempo y la memoria... El enfrentamiento es encarnizado, pero los gritos de los contendientes son silenciosos. No se escucha el fragor de los combates, tan sólo un ruido sordo que no deja de ser un murmullo de desesperación.El deseo de superarse a sí mismo, la trascendencia, los lamentos de una fría tarde de invierno, la nostalgia de los sueños perdidos del poeta... Así son los poemas de Mary.Estamos, en definitiva, ante un trabajo rebosante de originalidad e innovador, pero también deliciosamente único y sentimental. Muy recomendable.