bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Frente a mí

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Laura Bailo Dévora
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 76
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • Descargas: 616
  • Vendidos: 32
Ver ficha técnica completa
Sumérgete en un mundo en el que te aguardan vampiros, fantasmas, historias de amor, corazones rotos... Historias que van desde la más pura fantasía hasta la más cruda realidad.

Una colección de relatos que podrá hacerte reír, llorar, soñar, que te hará sentir...

¿Te atreves?

5 Comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
25 de Octubre de 2009 por Eingel
Un puñado de relatos que dejan con las ganas de leer más. El libro tiene la fuerza de lo nuevo, del autor que todavía no se ha dejado vencer por las dificultades del mundo editorial. Escribe lo que quiere escribir, con un estilo breve, directo. Sin perderse en tonterías ni en docenas de páginas de descripciones, que al final no aportan nada. Un inicio prometedor
22 de Octubre de 2009 por DanielHR
Frente a mí es una bella antología de relatos repletos de poesía y giros inesperados, casi impredecibles. A primera vista, lo que destaca de esta colección de cuentos es la constante búsqueda del amor que protagonizan sus personajes, así como el aire de esperanza (y a veces de melancolía) que desprenden algunos relatos. Pero será mejor que empecemos por el principio.Inspiración es un texto que nos muestra hasta que punto las musas pueden ser así de caprichosas, comportándose como una amante esquiva a la que esperamos con impaciencia, como si fuera la persona a la que amamos, procurando, como dice su autora, pasar con ella el mayor tiempo posible y reprochándole su indiferencia cuando nos abandona, tal vez para inspirar a otro poeta.La muerte me enseñó a vivir es un relato precioso y un hermoso homenaje a Los Beatles. Locamente enamorados, una joven pareja se libera de las ataduras de la sociedad y del miedo al ¿que dirán? marchándose a vivir a una comuna hippie. Allí son felices y ven crecer a sus hijos, inculcándoles su amor por la música. Si la niña es una virtuosa del piano, el chaval hace lo propio con la guitarra. Nada parece enturbiar su felicidad... hasta que la niña cae gravemente enferma. Los médicos no pueden hacer nada por salvarla, de modo que su piano ya no volverá a emitir ningún sonido. Es entonces cuando sus padres se dan cuenta de que tienen que abandonar sus sueños de juventud, pues deben sacar adelante al hijo que les queda. Y es que en aquella comuna no tendrá ningún futuro. El idealismo de los padres contrasta con la cruda realidad ("Tu padre y yo debíamos dejar de luchar por algo que no teníamos y luchar por sacar adelante nuestras vidas"), sobre todo cuando comprenden que tendrán que renunciar a sus deseos y ansias de libertad.Una visita inesperada es el primero de los relatos de temática fantástica que nos encontraremos a lo largo del volumen, y nos muestra hasta donde nuestras buenas acciones pueden tener su recompensa, aunque ésta sólo sea la de ver por fin a alguien libre de las cadenas que le tenían sujeto. A veces una sonrisa de agradecimiento puede valer más que toda una eternidad de soledad y remordimientos...Recuerdos nos traslada a un mundo tan oscuro y deleznable como lo es el de la violencia doméstica. Aunque toca el tema de una forma un poco manida y no muy novedosa, el cuento es un vivo reflejo de lo que, en la actualidad, se ha convertido en una de las huellas más repugnantes de nuestra sociedad. Esperamos que las palabras que Laura hace al principio del cuento ("Para que algún día la violencia de género sea (...) un mal recuerdo") se hagan realidad.Y tú, ¿a qué esperas? es uno de mis relatos preferidos. ¡Y es que hay que ver cómo somos las personas! ¡Tenemos que esperar a que el amor de nuestra vida esté al borde de la muerte para que por fin nos atrevamos a confesarle lo que de verdad sentimos! Y claro, uno después de leer el relato dice: "Pues tiene razón. ¿Qué puedo perder?". El final del cuento nos deja la puerta abierta a la esperanza, transmitiéndonos una agradable sensación de buen rollo que nos hace pensar que podemos ser capaces de cualquier cosa.Si Y tú, ¿a qué esperas? era un relato optimista, El hombre de su vida prácticamente es su contrapartida. Se trata de un cuento muy triste que, pese a su brevedad, tiene mucho que decir. Una mujer recorre los solitaros pasillos de una galería de arte cuando se encuentra con un hombre atractivo con el que no puede dejar de fantasear. Se imagina cómo será su vida en común, su casa, sus hijos... hasta que se da cuenta de que ese hombre nunca podrá hacer realidad sus sueños. ¿El motivo? No puedo decirlo, ya que os destriparía el final del relato. Tendréis que leerlo, pero os advierto que nos os dejará muy buen cuerpo (a mí, en particular, me puso muy triste). Eso sí, podréis resarciros leyendo Mala suerte, otro cuento en el que el optimismo (a pesar de los malos augurios con los que se tropieza el protagonista) está presente de principio a fin. ¿Quién teme a los gatos negros y los espejos rotos?Lágrimas de sal es uno de los relatos más largos de todo el libro. El triste y oculto pasado de un universitario es por fin desvelado por una mujer. Los deseos de superación tendrán su recompensa con el descubrimiento del amor y la confianza mutua. El cuento está muy bien y rebosa de buenos sentimientos, pero su principal defecto es que trata de abarcar demasiados temas en un espacio muy reducido, lo que hace que su lectura sea a veces un poco confusa.De la misma temática será Ella era... otro cuento en el que el amor está presente, aunque esta vez será el mundo de los sueños y no la realidad el responsable de que la relación de la pareja protagonista llegue a buen puerto. Su poesía y sensiblidad (las mismas que veremos en El mar) hacen que, desde mi punto de vista, sea uno de los mejores relatos de toda la obra.La bola de cristal encierra una valiosa lección: Sí sabemos que nuestros deseos van a cumplirse, ¿lucharíamos por ellos o esperaríamos a que se cumplieran?La persecución es un relato que... bueno, digamos que puede tener su trampa. ¿De verdad esa joven que se sube al coche está siendo víctima de un secuestro? ¿O tal vez el lector está siendo engañado por la pluma de la autora?El siguiente texto, La obra, nos traslada al mundo de las almas en pena. Amor, fantasmas y escritores noveles se dan cita en un relato que tal vez resulte un poco abigarrado (pecando del mismo error que Lágrimas de sal). Lo mismo sucede con Heroína, ¿a qué precio? en el que los fantasmas son sustituidos por una bestia que se alimenta de todo aquel que se atreva a hacerle una visita.Y llegamos al final de la mano de Aquel día, un relato que retrata el complicado (y en ocasiones doloroso) mundo de las relaciones a tres, en el que un inocente mensaje de texto será el responsable de la creación o destrucción de todo un mundo.Terminamos diciendo que se trata de un libro bastante recomendable y que deja un buen sabor de boca. Muchos de los lectores de Bubok ya se han animado a leerlo, alcanzando las más de 130 descargas (algo bastante notable si tenemos en cuenta que se trata del trabajo de una autora novel y el poco tiempo que lleva en la librería). Ahí es nada.Sólo nos queda desearle mucha suerte a su autora, esperando que éste sea el primer libro de muchos otros.
20 de Septiembre de 2009 por joseluisromero
Termino el comentario que he iniciado y se ha cortado:
"...desarrollo no me llegaron a convencer), el relato que más me he disfrutado es “Condenada”, donde el tono onírico e inquietante conduce la trama hacia un final más abierto."
20 de Septiembre de 2009 por joseluisromero
Bueno, después de la reseña que realizó Daniel H. R. el pasado julio en este mismo hilo, poco queda por añadir.

En mi opinión, “Frente a mí”, recoge un conjunto de relatos breves (y algún que otro microrelato) cuyo punto en común (aparte de los mencionados previamente por Daniel) es la sensación de optimismo y energía positiva que transmiten al lector/a.

Son relatos con finales, por lo general, positivos, en los que la autora plantea una reflexión; los/as protagonistas acaban reconciliándose con la vida y enfrentándose a aquello que frena de algún modo la consecución de su felicidad. De todos modos, a mí, al contrario de lo que le suele suceder al resto de la gente, me interesan menos las historias con finales felices; supongo que es por ello que, aunque el resto no me ha disgustado (exceptuando quizás “Heroína”, cuyos personajes y
1 de Septiembre de 2009 por minahaker
Me encanta leer a escritores jóvenes publicando sus trabajos y más teniendo en cuenta como anda el mundo editorial.

Los relatos son cortos,incluso incluye algún microrelato de final chocante, más de un cuento me ha hecho despertar del tedioso letargo que es viajar por el metro de Madrid.

Mis felicitaciones por la obra,Laura BailO,espero que sigamos leyendo más cosas tuyas.