bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Tratado de Medicina Física, Hidrología y Climatología Medica.

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Dr Garis Silega
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 299
  • Tamaño: 216x279
  • Interior: Color
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • ISBN Libro en papel: 1453636366
Ver ficha técnica completa
Normal 0 false false false EN-US X-NONE X-NONE

  El aire, los rayos solares, el agua y las plantas forman parte  del medio natural en el cual surge y evoluciona el hombre; por tanto estos elementos son indispensables para la actividad vital del ser humano. 

  Si se extrae oxigeno de la capa de aire  que rodea al hombre; este muere; si se priva del agua  se extinguen sus procesos metabólicos; si se aleja en un lugar inaccesible a los rayos solares disminuye bruscamente su metabolismo. 

  Muchas enfermedades se desarrollan como resultado de perturbaciones en las relaciones del hombre con la naturaleza.

   Las investigaciones científicas de los últimos  años demuestran  como los factores  naturales transformados  poseen  un alto valor terapéutico y profiláctico en tratamientos prolongados para diferentes enfermedades. Por ello es importante saber cuáles son  los elementos de la naturaleza  que deben ser empleados. La utilización  arbitraria de ellos  puede agravar el estado de salud de los pacientes. 

  Las relaciones entre la salud  del individuo y los factores naturales tienen un largo historial; en los que la leyenda se confunde con la realidad. Hipócrates de Cos; pared de la medicina, se refiere a ello en su tratado de los aires  de las aguas  y de los lugares. En esta obra el expone lo más esencial de la relación  hombre-naturaleza. También Galeno, el pensador más grande en material de medicina; después de Hipócrates; plantea los beneficios de estos elementos naturales, en especial las aguas medicinales y sugiere crear  agua mineral artificial, diluyendo, alumbre, sal, y azufre en agua dulce.

   La relación entre la salud  del individuo y los factores naturales promovió desde los primeros tiempos de la humanidad; el desplazamiento de grupos  humanos con fines religiosos que buscaban las curas  utilizando uno u otro agentes naturales. Este hecho probablemente haya provocado la creación y florecimiento de centros  donde el hombre pudiera usar y disfrutar estos recursos; conformándose así los primeros vestigios del turismo de salud; por lo que es fácil deducir  que este tipo de turismo  fue el primero en la humanidad.

   Desde la antigüedad comenzaron las investigaciones  de loa agentes naturales  y sus acciones  multifacéticos sobre el organismo, para así poder  dosificar su  acción  terapéutica  y normar sus indicaciones y  contraindicaciones.

  De esta manera surgieron y se desarrollaron ciencias tan antiguas  como la Fisioterapia; termino que proviene  de la unión  de las palabras griegas (Physis) naturaleza y terapia (tratamiento) y que consiste en el empleo de agentes  naturales: aguas medicinales, fangos; y barros termales procedimientos aclimató-terapéuticos; etc.

   Muchos de los factores naturales son indiferentes al hombre por la ignorancia que sobre ellos existe: se desconoce que guardan grandes tesoros  inexplorados como medio de curación; rehabilitación y profiláctico contra muchas patologías  que en la actualidad agreden al ser humano.

  La playa atrae gran cantidad de personas porque  resulta un lugar de distracción; esparcimiento y muchas posibilidades para que el individuo pueda recuperarse de un grado más o menos  intenso  física y mentalmente; por lo que representa un sitio de salud.

  Los manantiales minero –medicinales  utilizados con un objetivo científico-técnico  son lugares donde se puede recuperar la salud perdida o fortalecer la debilitad

  Algo similar ocurre en las regiones montañosas que por su clima y sus  condiciones ambientales son escenarios naturales de tranquilidad, rehabilitación; en fin de salud.

  De las  tres funciones básicas del turismo y la recreación  médico-biológica; sociocultural y económica; la fundamental es la primera ya que  propicia la curación del hombre.

   Lo más importante para utilizar el turismo como forma de salud  es conocer que enfermedades curar y sobre todo cuales prevenir.

   El turismo  ha dejado de ser un lujo  para convertirse  en una necesidad del hombre: el fortalecimiento de su  mundo  espiritual.

   Muchos países  en la actualidad desarrollan el turismo como modo  de asistencia  médica creando  programas  de prevención, atención y rehabilitación como una de las  armas más eficaces  contra las enfermedades  de la civilización. Este modelo terapéutico  que combina  de manera armónica, naturaleza y salud es todo un complejo  de atención al hombre, donde se incluyen la terapéutica, la ciencia, los centros de salud  y brindar  al hombre una vía de escape  para el estrés, la polifarmacia  en fin de todos los agentes perjudiciales  que atacan al hombre en el mundo de hoy.

   Se espera que encuentren  en este libro  formulas  que sirva  para terapéuticas con los distintos factores naturales ,que sirva como guía para continuar la investigación sobre este tema  de tanta actualidad o por lo menos movilice la crítica y el análisis de lo que muchos han dado en llamar la MEDICINA DEL FUTURO.

 

 

 

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro