bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Un día como otro cualquiera.

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Juan García.
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 106
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • ISBN Libro en papel: 978-84-9916-956-9
Ver ficha técnica completa

Un día como otro cualquiera es una novela dividida en nueve capítulos que trata el maltrato físico, verbal y psicológico a un niño de trece años llamado “X” por parte de ambos padres, los compañeros de colegio y profesores. Entre capítulos el autor intercala a modo de pequeñas máximas de sabiduría sobre el perdón, la inteligencia emocional, el pensamiento positivo, el amor, Dios y el Demonio, el respeto, la vida y la muerte, la compasión, el maltrato… Aunque el narrador es en tercera persona, la obra es autobiográfica como atestigua la página final, una dedicatoria a modo de epílogo, además del conocimiento y empatía sobre este tipo de situaciones que recorren todas las páginas de la novela.

“Nuestro amigo” o “nuestro héroe”, como lo califica el narrador, es llamado “X”, que es el signo con que se suple el nombre de una persona, para que así, cualquier persona maltratada pueda nombrarse a sí misma. “X” sufre las palizas y vejaciones verbales de su padre alcohólico y de oficio tapicero, quien descarga toda su rabia sobre el niño hasta cansarse y le dice a su hijo “te pego porque te quiero”. Su madre, también siendo maltratadora y maltratada, a quien sólo le preocupa no ser el blanco de la ira de su marido, trata de igual forma al niño, desahogando su frustración y odio del mismo modo. Así, el autor reduce las torturas a dos grupos: las que recibe porque el chico “acaba con la paciencia”, y las que le infligen porque hace algo “malo”, como por ejemplo no saberse el Credo.

A lo largo de la novela se nos narra el día a día de este niño que va aprendiendo que “el alma se purifica a base de golpes” y que las palizas, las amenazas y los golpes son “actos de amor”, de modo que “su motivo para estar en este mundo era para morir a manos de sus padres”. Mientras, ve a sus padres como unos nazis y a él mismo como un recluso que acude a la cámara de gas cuando regresa del colegio; mientras esconde y exhibe los moratones que recorren su cuerpo y desearía acostumbrarse al dolor para por una vez ser él el “terror del colegio”, o fantasea con ser policía y evitar maldades similares; y mientras no entiende que su hermano pequeño reciba un amor que a “X” se le niega, e incluso cuando recibe los golpes no comprende que aquél adopte una actitud de no tenerle ningún aprecio.

Por la novela desfilan personajes de niños llamados “Libertad”, “Sufrimiento”, “Melancolía”; profesores como “Don Amargura”―al  que el narrador compara por su violencia, con Alex de Anthony Burgess, de la novela La Naranja Mecánica―, “Don Tristeza” y “Doña Angustia”, director y profesora respectivamente de la “Academia del Terror” a la que acude nuestro protagonista por las tarde para recibir clases particulares. Allí, como hijo de la dictadura recibe una educación basada en el miedo, el autoritarismo y la brutalidad. Exactamente lo mismo que recibe por parte de sus progenitores.

       El estilo es descarnado, directo pues no enmascara los hechos y transmite el dolor, la tristeza y el sufrimiento del protagonista y sus iguales, retratando además perfectamente la crueldad de unos personajes miserables. Por todo ello, el autor consigue que el lector se involucre y sienta el pavor y la humillación que “X” padece.

      El público objetivo al que se puede dirigir este libro es un público adulto de amplio espectro al que le interesen historias duras que emocionan y no dejan indiferente.

...[Leer más]
3 Comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
16 de Diciembre de 2011 por estrellayen
Querido amigo Juan ya he terminado de leer el libro y por horas me he sentido ser ese niño X ,k a día de hoy es ese gran hombre k conozco; como en todo momento tras recibir golpes a diestro y siniestro sin respiro alguno,ya k como narras era el pan de cada día ;se me ha encogido el corazòn al saber k lo único k llegastes a tener de esa meta k buscabas a diario solo un poco de amor,ternura,reconocimiento,comprensiòn, la cual constantemente mentas a lo largo de tu libro k tenias cada dia esa esperanza e implorabas por ella;es una mirada de pena por parte de ese ángel k compartía a diario los maltratos tan aberrantes por parte del profesorado , me hubiese gustado poder haber estado ahí y regalarte un abrazo o cuando el miedo te blokeaba decirte trankilo ánimos k tú lo sabes y puedes pero por desgracia la vida no es lo k a uno le gustaría k fuese, yo personalmente cambiaría tantas cosas buffff, pero no soy Dios y nisiquiera él puede evitar k sucedan cosas así admiro esa ternura y dulzura la cual desbordabas k hay momentos k leyendo tu libro haces k el corazòn se encoja y del sentimiento, k causan fluyan las lágrimas ya k mientras leí tú libro me sentí ser ese Niño incomprendido desterrado solo al miedo y al dolor diario sin nisiquiera tener un respiro y con una humanidad desbordante tal es así k finalizas tu libro dando las gracias a tus padres y comprendiendo k todo aquello sucedido solo fué lo k en su día ellos tubieron y por eso no supieron comportarse de otra manera aunque yo personalmente no lo comparto porque por el hecho de tú vivirlo no significa, k dejes de herencia golpes,lágrimas y terror.Una vez más muestras lo valioso k eres y la humanidad y comprensión k desbordas, para finalizar me keda decir k este libro se lo recomiendo a todo el mundo, niños, mujeres, hombres y ancianos os dejara un dulce y a la vez amargo sabor de boca seréis capaces de sentir angustia y también una gran dulzura os hará reflexionar la vida y muchas cosas k habréis vivido o similares a la k tenéis a vuestro alrededor creo k os enseñara una gran lecciòn de valor, coraje y fuerza ,ver como a dia de hoy ese niño k se sentaba en unos escalones con sueños a hecho muchos de ellos realidad. Lo penúltimo k me queda decir es MAGNIFiCO y a partir de este día te corono mi escritor favorito el señor JUAN GARCÍA eres verdaderoooo FELICIDADES por enésima vez.A todos los demás leedlo no tiene desperdicio las horas se irán volando.
1 de Agosto de 2010 por JuanGarcia
Comentario escrito por
24 de Julio de 2010 por JuanGarcia