bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Último viaje al norte

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Igor Hernández Pérez
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 15
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Grapado
  • Acabado portada: Brillo
  • Descargas: 341
  • Vendidos: 2
Ver ficha técnica completa
Relato para concurso "Se busca escritor" de Bubok.
Para huir de una posible depresión, Igor decide regresar a una ciudad que siempre significó mucho para él.
4 Comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
6 de Agosto de 2010 por Ferxi
Muy bueno el relato. Me encantó la idea que plasmas al final y que explica lo que sucede anteriormente. No quiero decir nada en concreto para no destrozar la sorpresa a los demás cuando lo lean. Enhorabuena y suerte para el concurso. Si quieres pasate por mi perfil y lee "El otro lado". Es mi relato. Un abrazo.
21 de Julio de 2010 por Packard
Me ha gustado bastante, mi opinión no es la de un experto sólo tengo 19 años pero soy un lector y me ha gustado. Al principio la acción es bastante lenta, Igor entra en muchisimos bares y para a comer en varias ocasiones, cuándo apareció la mujer de verdad que me dió gracia no me esperaba mucho de aquello pero el final que le diste me encantó. Enhorabuena de verdad. Lee Ojos grises si quieresy pásate a comentar. Un saludo
18 de Julio de 2010 por blueyell
Muchas gracias por el comentario! Pues sí, Igor tenía una vida triste y he tratado de plasmarlo. Tienes razón con lo del comienzo inquietante, pero por un lado lo hecho, hecho está, y por otro lado pensé que sería mejor mostrar primero esa melancolía que arrastraba Igor y como de repente se metía en un mundo o en una cúmulo de circustancias que él no llega a comprender. Bueno, lo dicho, que muchas gracias.Un saludo
18 de Julio de 2010 por joseabadtroya
Has sabido crear una atmósfera lúgubre: a media que leía, pensaba en lo triste e insípida que debía ser la vida de Ígor. No me extraña que se acercara a la depresión. Sin embargo, a mi juicio, el relato empieza a enganchar cuando aparece en escena la carta y, sobretodo, la madre de Ígor empuñando un cuchillo. Tal vez un comienzo más inquietante fuera más efectivo para atrapar al lector desde el principio.

Un saludo.