bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Libera tu Espíritu Emprendedor

Pulsa para comprarlo en:
Impuestos no incluidos
  • Autor: Cesar Leo Marcus
  • Editor: LandFord
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 56
Ver ficha técnica completa

Vivimos amarrados al pasado… Ya sea por familiaridad, vivencias propias, experiencias ajenas, creencias o falsas justificaciones, condicionamos decisiones que afectaran el futuro a memorias del pasado y, nos convertimos en esclavos de aquello que nos dijeron, que vivimos, que conocemos, que decidimos antes, o que pensamos... sin permitirnos la libertad de decidir, como corresponde, buscar nuestro éxito, es decir el pasado nos impide llegar al Libre Albedrío que nos lego Dios…

No comprendemos que la trampa del pasado es resistirse al cambio para distorsionar nuestro criterio de decisión, debemos analizar que vivimos en un mundo de continuos cambios, de frecuentes e imprevisibles cambios diarios, donde la memoria o "historia" nos hará tomar decisiones  incorrectas.

Al examinar la decisión a tomar, analizamos inconscientemente el pasado, tal vez creemos ser más precisos, mas objetivos, pero en el fondo somos menos creativos. Porque al decidir sobre aquello que ya conocemos, ya vivimos o creemos, cerramos la posibilidad de evaluar nuevas opciones, lo cual puede llevarnos a perder oportunidades interesantes.

Muchas veces dudamos si estamos haciendo las cosas bien… si hemos tomado las decisiones correctas… si tenemos la valentía de cambiar, de arriesgarnos, de controlar el presente… entonces surgen muchas preguntas:

¿Hago realmente lo que quiero?... ¿Estoy conforme con este presente?… ¿Tal vez deba hacer algo para cambiarlo?… ¿Qué decisión he tomado para que mi presente mejore?…

Y la pregunta que desnudara la realidad:

¿Es este el presente que quiero para mi futuro?…

Creo que esta es la pregunta más importante, porque las decisiones que tomemos, responsablemente o no, en el presente afectaran totalmente nuestro futuro… pero los miedos que tengamos en el presente (reales o no), también afectaran considerablemente nuestro futuro…

 ¿Es este el presente que quiero para mi futuro?…

Esta pregunta debe ser respondida simplemente, o es si o es no… no hay muchas más alternativas… Si Usted tiene una salud estupenda, una familia hermosa y es millonario, SI es su respuesta contundente… indudablemente Usted deseara este presente para su futuro… y lo felicito…

Pero si su salud no está muy bien, su familia tiene algunas diferencias y su banco lo está llamando por “ciertos” problemas… le aconsejo que utilice su presente para planificar el futuro… porque el presente son días de planificación, para afrontar serenamente el futuro… y cuando digo planificación no quiero decir promesas, deseos, intenciones, pensamientos positivos… eso dejémoslo para el brindis anual… mire el futuro con valentía y humildad, pero responsablemente…

Muchas veces nos negamos a comenzar algo, porque asumimos que no lo terminaremos, porque estamos ocupados, porque es complicado, porque es aburrido, porque no es el momento, porque existen otras posibilidades.

Debemos comprender que el futuro es hoy… las decisiones se toman descartando excusas y justificaciones… vivimos en un mundo de cambios continuos… los miedos a comenzar, avanzar y terminar, se identifican en el los miedos al cambio… porque esa es la raíz en un mundo que cambia constantemente… en un mundo donde los negocios virtuales son cada vez más rentables… en este mundo no podemos temerle al cambio… porque estaremos caminado rumbo a la pobreza y la miseria… arrastrando a nuestros seres queridos…

Imagine que los problemas no existen, al fin y al cabo que son los problemas, sino realmente oportunidades, si usted permite que la imaginación entre en su espíritu, en lugar de problemas verá oportunidades a lo largo de su vida, lo importante es que respire profundo y sienta su verdad, que es la única valedera.

La Imaginación y la Actitud les permita ver la realidad distinta de cómo la vemos el resto de los seres humanos… este secreto puede ser su secreto… sabernos que la realidad no es lo que vemos sino que nuestros ojos ven a través de nuestros recuerdos y experiencias, realmente la realidad es otra, es mucho más positiva y con más posibilidades, su Actitud le permitirá ver un mundo diferente…

Cuándo doy mis seminarios o charlas, mucha gente toma mis palabras como extrañas, algunos me miran con cara de “que hago yo acá”, pero después de un rato de escuchar mis argumentos veo sus rostros un poco cambiados, es como que dudan…

“¿Y si de verdad funciona?”… “¿Y si no esta tan loco como parece?”…

 

Bueno, voy a disipar sus dudas…estoy loco... estoy muy loco… estoy extremadamente loco…  y mi locura nace en mis sueños, en mi imaginación, en mis deseos de ver a la gente triunfar... en mis deseos que ustedes tengan éxito en sus emprendimientos…

  Pero… ¿Cual es la definición de loco y cuál es la definición de cuerdo?…

 

Si por “loco” calificamos a todo aquello que se sale de lo normal, lo establecido, lo prefijado, lo previsto, definitivamente hace falta un toque de locura para conquistar nuestros sueños... y yo lo tengo y quiero contagiarles a ustedes mi locura, mis sueños, mis pasiones... quiero crear una pandemia de locos ilusionados… Que nadie se ponga barbijos, ni vacunas… porque la locura  es el camino al éxito, se lo prometo…

Piensen por un momento, que es lo normal, lo lógico, para los que no están locos, “los cuerdos” viven para trabajar, se conforman con lo que tienen, anulan sus ambiciones en pro de una vida más “realista”, está bien para ellos, “son cuerdos”, “son gente seria”, ellos pasan sus días con grandes emociones, como el estrés, los ataques cardiacos, las fobias, les falta tiempo para su familia, llegan a sus casas agotados, para luego echarse frente al televisor y distraerse viendo como en las comedias la gente se divierte, o en las telenovelas la gente sufre, pero claro son ficticios personajes que viven las vidas que ellos quisieran.

La realidad es que las personas de éxito hacen cosas que los conformistas, los miedosos, los ignorantes no hacen, y por eso son distintos, ellos son quienes cruzan la línea que otros no se atreven… ¿Cual es la línea?… la línea son las ideas fuera de lo común, las emociones más allá de lo usual, las acciones impensables por la mayoría…

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro