bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

ISLAS FACEBOOK

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Carola Baratti
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 58
  • Tamaño: 190x190
  • Interior: Color
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • Descargas: 288
Ver ficha técnica completa

El nacimiento y proliferación de las redes, los blogs y las plataformas de video permiten que el planeta sea un enorme centro comercial en el que nos vendemos, nos compramos y nos alquilamos todo sin horario, inmediatamente y con pelos y señales. Suena, y lo es, verdaderamente excitante, facilitador de oportunidades de expresión y un sinfín de posibilidades para salir del armario. De hecho, ahora mismo yo estoy poniendo en acción una parte de esa oportunidad: lo que antes se quedaba en un cajón hoy respira en el espacio sideral, vive en algún lugar que no depende solo de mí, también del click que se lleve a cabo vaya a saber dónde y por quién.  Ironía, humor y observación de la realidad.

Estos relatos no son una crítica a los clicks que nos unen y nos separan causando millones de emociones de las que no se habla porque no hay tiempo o no vale la pena. Son la observación de cómo vamos suplantando la intimidad por la exposición, cómo ponemos a prueba quienes somos, ampliamos horizontes, decimos quiénes somos y sentimos igualmente la falta del otro cuando este por la razón que sea, desaparece. Son historias de la red, donde el tiempo es otro, donde nada parece imposible y donde a pesar de todo, la emoción de querer formar parte sigue siendo la protagonista. Ya no es necesario citarse a tomar café, podemos vernos por skype, escucharnos, compartir bebidas virtuales, cuentos, fotos, videos y sexo.

Sin embargo, a pesar de que estamos a un paso del otro, creo que la comunicación profunda, la atención real y el verdadero afecto, como la buena comida y la buena cama, siguen estando, aún, en los tiempos de la vida diaria donde no todo es clickear y apretar botones. La red y sus “sociales” son grandes espacios de comunicación, ayudan a la soledad humana, atenúan el anonimato de muchos, pero no son todos los espacios. Internet también cae en la gran red humana por excelencia: la trampa de creer que sí y resulta que no tanto.

...[Leer más]
2 Comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
17 de Marzo de 2011 por LindoApodo
Cuánta humanidad, por favor! Un grito humano para nada virtual. Magníficas crónicas interneteanas que contienen la poesía, la riqueza, la autenticidad, la sensibilidad de alguien que escribe con arte pero por sobre todo con duende. Gran antídoto para los que sufrimos de melancolía digital.
17 de Marzo de 2011 por Marolyn
Felicitaciones, he descargado éste libro y me ha encantado tu estilo dinámico, provocativo, y problematizador. Con tu permiso me gustaría utilizar el primer capitulo en mis clases de Filosofía. Muchas gracias