bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

EPISTOLARIO ERÓTICO GASTRONÓMICO

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: JOAQUÍN PÉREZ CONESA
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 108
  • Tamaño: 210x297
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • ISBN Libro en papel: 978-84-9981-621-0
  • Descargas: 68
  • Ebooks vendidos: 5
  • Vendidos: 26
Ver ficha técnica completa

Para la mayoría de los humanos, dos de los grandes placeres de la vida son la comida y el sexo. Si esto es así ¿por qué se habla tanto de comida y tan poco de sexo?

En respuesta a esa pregunta, el autor de este epistolario ha tenido la gran idea de combinar acertadamente, en unos relatos cortos, la comida y el sexo. Treinta relatos, redactados en forma de cartas a hipotéticas amantes, en las que a través de situaciones inverosímiles pero que a cada uno de nosotros nos gustaría haber vivido, rememora unas historias supuestamente acaecidas que enganchan al lector desde el primer momento, en las que la preparación de una comida y el disfrute gastronómico de saborear un plato están impregnadas de un erotismo desbordante.

Cada relato viene acompañado de una receta que se corresponde con el plato que se menciona. Recetas que se representan en forma diagramada para su mejor comprensión y fácil realización.

“De postre, rodajas de mango verde con polvo de azúcar y sal, mermelada de pétalos de rosa y crema de chocolate con avellanas“

"…de tus pezones, erectos por el agua fría de la ducha, caían gotas de agua como verdaderas estalactitas. No pude evitar acariciarlos con la izquierda, mientras con la derecha seguía mezclando los ingredientes”

“Me comentabas la forma fálica de las zanahorias, que mordisqueabas lascivamente de vez en cuando…”

“Esa noche, durante la cena con mis anfitriones, no dejaba de pensar en esos granos rojos de granada que te llevaste puestos en tu braguita”

“…rodeaste mi cintura con tus largas piernas y acariciaste mi espalda con tus pechos enjabonados"

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro