bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Zona Mortal

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Tándem Internacional
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 445
  • Tamaño: 210x297
  • Interior: Color
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • Descargas: 582
Ver ficha técnica completa

Una referencia de que son y que ha impedido que los autismos en general al igual que los manoseados y desconocidos vampiros (Ceguras psicológicas), recorran un camino de encuentro. Ni los autismos son lo que la gente conoce. Ni  los vampiros son lo que la gente cree. En concreto. Es lo "mismo". Las dos cumplen una labor social que esconden ciertos secretos y que aquí dejamos relucir. Con la única finalidad de que estos se aborden con seriedad y rigor. No es política. Es material que debería ser público y complementario con las actuales técnicas de sanción.  Un libro que abarca los principales aspectos, para que los afortunados realicen ese camino de transmutación a la piedra filosofal viva. Proceso terapéutico que recae en Tándem Internacional. Haga circular la versión gratuita e ilumine su entorno con el lado mágico.

El crepúsculo dell mito que envolvía a la siguinte evolución, de sujetos que son alimentados, para mantner encerrado, el verdadero misterio. Averíguelo y alivie su entorno.

Nota: Libro pendiente corrección Editorial.

Con adobbe 7.0 se puede escuchar en opción ver-leer en voz alta. (7.0)

1 comentario sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
13 de Mayo de 2012 por vampirismo
Su sanación es la sanación:

Como es a comer se es depredador. No es un libro nuestro. Es la historia.
La autentica. La escrita y referida por terceros. Los testigos de su señoría. Los que pagaban los honorarios como hábiles testigos de un genocidio institucionalizado. Los sepultureros a sueldo. El buen sueldo y el apaño de sostener una realidad.
Si apuntillo estos textos en este contexto, es por los Inocentes, los que suelen sonreír o sorprenderse. Pero hay un gobierno oculto, que ha permitido que como rebaños, seamos sujetos censurables, ante lo evidente. El silencio de lo evidente. A callar y reparar.
En lo personal creo que es correcto cuando dicen que lo más caro es una sonrisa.
Decir te quiero. ¿En que espejo tiene precio? Aquí no.
Bueno se le arroja un valor equivalente al siete por ciento del mensaje. Sepan que es mejor callar, y lucir bien al dentista.
Los ciegos también.
Aunque existe un tipo de ciego, que los viste la muerte. Seres que han sostenido la borrachera Babilónica. Me refiero a lo escrito en misa, como si fuese ayer. Pues este secreto es Angelical. O tal vez alguien anda esperando, dada su “mala” memoria un milagro.
La muerte sabe que esta reseñada en el Apocalipsis.
Los dientes de la muerte. Sabe ella que tras el experimento se sello el aquí no vendré nunca. La vida es mía y lo es para mejor. Las soluciones para los problemas dan hambre y son la puerta a la siguiente cárcel.
La borrachera es tan grande, que la Babilona, bebe en los niños con trastornos alcohólicos. Igual que a los niños juegan a abusar del más grande, para vengarse bebiendo y olvidando también.
Uno en misa y el otro en el bar.
En medio de todos esos viven los brujos que otra cosa, esos que también los habita la muerte.
Pero me refiero a que tienen preferencia por los ciegos.
No los ciegos, ciegos de la Once o los llamados invidentes.
La otra. La que duerme en camas diferentes tal como aprenden los más malos. De cama en cama, de noche en noche.
Vuela como sombra o halito maldito y perfora el espacio tiempo y posee el tiempo de toda la realidad, intentando agotar al universo, en dedos ajenos, como si fueran dedos adolescentes y conseguir eso que es casi imposible. Descansar.
La afrenta es tan grande. El mal tan fuerte y la condena tan horrorosa, que la muerte NO DUERME.
¿Y dirán sus señorías que a que se refiere la página en cuestión?
A la vida privada del autor. Del profesional. Ese que sostiene la foto que voy consumiendo como mirándome en mi propio rostro, las arrugas más bellas, antes de huir de este universo, para no estar presente ese día. Y no en lo relativo a mi persona, sino en lo relativo que velo, la memoria del tiempo.
Así como guardián de la vida.
Y no me refiero a tener amarrado al perro, para que beba en nombre de mis enemigos, mientras voy regresando. Yo bebo entre sudores como para que no le falten fuerzas al animal para volver a caer como la primera noche, incluido aquel estruendo primero, que me sostiene el collar del perro que no tengo a mano.
Me sostiene el collar que tengo ahí.
No sea que alguien quiera abrir la puerta mientras escribo y se lo lleve puesto.
Así creo, sostengo también la foto original, no sin sentir que esta llena de jóvenes guerreros, que desean vivir cerca mío, y no morir en sus propias manos.
Jóvenes que parecen musas, pero que aguardan el turno a contener hijas suyas.
Debo o mejor dicho escribo el prologo de la misma, por el hambre del dragón.
Dragones he visto gritar cuando una especie de Ángel caído o custodio del infierno que llegó a tiempo, para agarrar del cogote en mi salón al que curiosamente había sido compañero de trabajo tiempo atrás.
Luego durmió en el rellano un año. Lo dejaba entrar para asearse.
La propiedad privada es la piedra más santa. De lo contrario estaría todo permitido.
No abrían bares ni abusos. No serían necesarios, en esa espera eterna de la adecuada perfección.
Es tanta la inocencia a la que también estaba acostumbrado. Que ni el mundo anterior ni el siguiente los observaba. Todos al matadero con el título del matarife. Inocentes.
Pero esas piedras ciegas que pierden la memoria propia y se sostiene viviendo con los grafitis ajenos.
Espejos que absorben sin ser rehabilitados o cualificados, para inmortalizar la vida. No basureros que son dormidos noche a noche, para sufrir las pesadillas y las miserias de los otros, bajo un secuestro sistémico. ¿Dice que hay gente perversa en sus mundos? Si.
Risas, muecas, campanadas, abrazos, pesadillas, promesas.
Terminan cansadas y deprimidas, pues además han de luchar con el peso de los pétalos de los manuales y la mala salud ajena, pues el sedante no calma al hueso o al músculo. Sostienen al tiempo. Se quedan inmóviles con el sufrimiento reciente. Incluso algunas anidan granos en esa falsa alegría médica.
No los deben dejar como a los bulímicos sin la comida. Ni vampiros ni vampiresas.
Ser médico significa curar! Y curar es cobrar la miga que contiene la sal, que vela su jornal.
Sanar es cosa de dios, así, el curador, paso de moda, se encarcelo y se fue a Guantánamo y finalmente, tras ser ahogado, mil veces, esta como contenido, en los refrescos, como burbujas, de gases inmortales, y así, alivian, el aburrimiento soberano.
Así muchos rayando el infierno, existen como profesionales, que no les basta la coca cola, pues experimentan con fármacos, drogas, y “tocan” o seducen pacientes, como unos vulgares mercachifles vendedores de bragas en mercadillos.
Casados y de buen trato, representan una entidad nacional de nueva creación, que sigue los pasos de una conocida, y que ya anda desprestigiada, buscando representación futura...
Todo para que con guantes o sin los mismos, de frente o por detrás, los vista algún guijarro descarriado.
No es lo único.
Frenar el terror o prestarle el servicio al gran vampiro en calidad de hijo de puta, debe crear cierta tranquilidad.
En ese contexto la lista de culos abiertos y mocos, es tan honda y tan inabordable, que la borrachera, que contiene el capítulo 17:5 del Apocalipsis, se queda demasiado pequeña. Y vemos dos veces y que le den al tercero.
Lo crisis o el exterminio da igual.
Todos desean irse. ¿Pero a donde? ¿Al 21 de Diciembre del 2012, de un día y año en el tiempo del no tiempo? ¿O el día después dices?
Así esta la cosa.
Diría que nadie se va si no puede tener la esperanza de poder descansar.
Alguno dirá que es buena o bueno. ¿En esta vida o en la otra o en todas o en una?
¿Me visto de loco como un psiquiatra que se atiende en algún patio?
Seguramente escucharía sus consejos. Tómese “sus” pastillas, o no le darán el alta. Por lo demás si necesita hablar. Hágalo con los enfermeros de Village People.
Como se entenderá esa frase tiene una brújula, que quizás contenga la salvación o salvo conducto. El siguiente brujo a sueldo. La carrera por ser el más loco de los locos.
Lo que la muerte esperaba diría yo, para alimentar al perro la mañana del sábado, mientras pasea al canario y regresa. Nada.
Cuando no se esta por excesos, te pongan la puta que te pongan, la sonrisa manda.
Por ejemplo. Al margen de pesadillas y cosas naturales, de las que actualmente carezco por despreciables o poseso, que es lo mismo.
Relato tres arañazos en el mate.
En Europa. Ver como a los ciegos psicológicos, los obligan a comer sus vómitos.
Los santones no están de moda. Y si no le parece ponga una denuncia en comisaría, que su familia lo va a ayudar.
Tras esas faldas, se pierde todo. Los deseos de comer, el amor de Julieta, la que en la cocina sangrando al ver lo que se venía, se fue en un sacrificio de vena. Como para que el Guillermo venga tarde. Venga de donde venga.
En esas misas se curan las gitanas y sus hijos y como de putas nada. A comer que me da igual, que este de paso. No haber venido. Pero si soy….
Así, los semidioses, santos, Ángeles no, hijos pródigos, venganzas del infierno, o dementes anticristianos y cosas peores, de los experimentos milenarios.
Y siempre alimentados por la misma cofradía, las siguen titulando al primo, para sepultar el cielo.
O se mueren como todos o ninguno. Los Santos, siempre han sido más seguros para la Iglesia, cuando estos estaban muertos, aunque sean Incorruptibles o no, hayan ardido enteros o no. Pídanles milagros o palos a rabiar, crisis o más palos.
O cuando asediados, por no poder, no saber, no descifrar esas epifanías para sugerirles como siempre, que huyan de las moscas y que no se laven nunca, que es como no salir con mujeres. Cortar la raíz del mal. No procrear problemas en estos jardines.
Lo que además, genera una dinámica administrativa genómico de conventos, muy compleja, en el tiempo. Amen de la liturgia.
No Solicite una certificación de su salud mental. Sino la de su señora.
Ellas enfermeras jubiladas y casadas con un cura, los señores amigos de familia que la acompañan, viven también, engatusando al señor cura de turno, en calidad de enfermeras jubiladas del hospital de la justa caridad, en el refrán que rondan sus cabezas. Ese que para avanzar, hay que retroceder. Locura femenina.
No se sostienen las columnas del imperio y menos se masca chicles o perlas al unísono y contener el pecado. No se puede y lo dijeron en Grecia.
Esa tierra horrorosa, donde 364 días al a año, las mujeres vivían encerradas en casa. Ese día salían al campo y regresaban al atardecer, desfloradas a obligación cultural. Todas menos las que se suicidaban ese día, las demás, fueron sepultadas en vidas, como locos peligrosos. ¿A quien venderle el titulo de diosas locas? Eso. Eso.
Ese titulo lo compartían con los sujetos de ojos azules, que vivían fuera de la ciudad.
Otro estigma. ¿Aliados?
Al final todas salieron, nos volvieron a todos locos y los chicos de ojos azules, son los que mas ligan.
Como esclavos egipcios, el cielo les vistió de azul. Quizás sin corazones o sentimientos incorruptos, pero es ahí, donde anida la sucia cama. O el justo precio. ¿La siguiente mujer?
La economía de las columnas y las dentaduras de tanta lujuria contenida, será, el día después. ¿El canibalismo dice?
Al segundo día, desolados todos por la desdichada maldad ajenas, será acosado por un auxiliar de psiquiatría, titulo que también poseo, el que se encarga de contener, que aquí también envenenan con escandalosa sobredosis. Métale jeringuilla y que duerma el perro.
Una jeringuilla entera. Y si esta sano y no cambia. La siguiente mujer.
Hay fármacos conocidos como mata cerebros o mata perros. Atacan directamente el cerebro más antiguo o el de la respuesta de supervivencia.
Básicamente estos se administran en conductas conflictivas. Ciegos psicológicos conflictivos. El fármaco conversa químicamente con dios. ¿Estas usted loco?
Genera una respuesta de docilidad, permitir un diálogo. ¡De diálogos nada. ¡A comer y a dormir, locas de mierda no.
De prevención nada que si se entera el personal de la eutanasia química de los santos. La palmamos en cárcel de oro.
Y si además tiene usted los ojos azules. Ramera.
A las señoras no les gustaron los señores griegos y aun nos desprecian. A todos.
Y bendijeron en un pacto global a todos los niños o niñas ciegas o medios ciegos con el titulo, donde ocultaron, igual que viejas brujas, el sello, que las condeno, desde siempre, por ser “malas”. (“Locos”). ¿Seguro que no fueron ellos? Los dioses quizás y a por ellos, que el mal es muy grande.
Los actuales poseedores del negro, que habita, en la casa de la señora de enfrente, que no deja, de meterle mano a su pata izquierda, es el viento furtivo, de su cogote.
Ellas las que no son inocentes o hacen lo que pueden, lo saben y se cuidan de ello. Ya no los matan, se los comen con recetas y un macabro exterminio, que es la piedra angular, de esta región del universo.
Se comen a los semidioses y esa larga lista de títulos peligrosos, con la excusa de que su sacrificio, o la borrachera es porque guardan, esas piedras, el perfecto mensaje, de que Los Hombres, Son Malos. Así, ellas o todos los malvados, estigmatizados, víctimas de ellos nacen con el título…..Lo Siento.
El sistema exige que sean comprensivos, con la muerte de todas sus virginales noches de borrachera.
Se es consciente y se adquiere la habilidad, de andar en “Bolas”.
A los ciegos, se les enseña o se los usa de timbre, para desesperados o borrachas de cubito.
Hay cosas que no existen.
Gentes malas o profesionales a sueldo del mercado mortal, enfermas de maldad. Vicio o malos cuidadores.
Como contención durante uno días y en dosis bajas, de dos o tres gotas, ese veneno alarma hasta al diablo. Es un perfume que hace mucha peste.
Es decir los venenos en conductas y casos concretos, generalmente victimas de excesos emocionales, suele aconsejarse durante días.
La sepultura cura el resto, salvo que este de suerte. Que también hay de eso.
Los médicos de cabecera no curan. Eso no se cura aun.
Así otros fármacos son milagrosos en el corto tiempo. Bloquean al paso de las cargas magnéticas. O bloquean la traducción emocional, del entorno desconocido y contienen el tiempo un periodo no superior a tres años. Espacio en el que un ciego, debe superarse y evolucionar. Resucitar.
En España, a los ciegos solo se los puede hacer trabajar. Nunca rehabilitar, pues, aun disfrutan, del título de psicodeficientes. Este como a las mujeres, no les dejan estudiar y crecen en igualdad de derechos.
Otro sello.
O sea. Nunca de le habla a un ciego psicológico y el médico no puede hacer nada. Recetan y callan. Juramento hipocrático. No tocar. Si cobrar.
Los derechos de estas curas que encienden velas, los incluye, la seguridad social, el entorno familiar y bueno hasta Facbook pasando por foros o videos en Youtube y tonterías no. La cola llega hasta la viña. Santa Juana televisión, incultura y maldad.
Así que tras estas intoxicaciones mortales, y tras verles sufrir como animales que se retuerce a oscuras y asolados como niños abandonados, que además toman medicamentos, para los otros, solo logran en el mejor de casos aspirar a sentir una regresión de morros como súbito a transformarte en alguna clase de can. O cosas que no pueden ser. Ya no son hombres y eso mata.
Y ser príncipes o Princesas, es un espacio, que les han velado, desde que, los conejitos, cobran por el chocolate. Esa es la excusa que avala lo anterior. Afrodita y el muro romano, se transformo, en psicopatía. (Psicópatas). Hacer el mal a otros o a si mismo, gentes, que caen habitualmente, en las cárceles. Personas “Malas”.
Y por extraño que suenen esas palabras, incluso para mi.
Dos días después los sacan a la calle a que se llenen de materia oscura, en ese doloroso calvario de Locas y Locos malos, para ser dados de alta. Así como a zorras extranjeras, que son importadas por su belleza para alimentarlas o sanarlas de vicios y luego las dejan en las esquinas, cual desesperadas y venden lo que tienen a mano. El titulo de Hombre malo y así vamos decía. ¿De loca en loca que me toca? No.
No se puede cambiar la normalidad. Vivir más de 120 años, según reza en el prólogo, del libro. El Ángel Perdido. Agregando a esta frase eso de que entienda el que pueda.
Las ceguera aquí no las tratan y eso tampoco lo sabía.
Es decir el medico galeno que no toca. Médicos reales y formados hay muy pocos.
Los primeros ni sana con sus manos, ni tocan la sangre sin guantes (Emociones no). Medico solo hay uno. Va de retro ¡Satanás¡ El sepulturero no mata. Todo esta estrictamente delimitado.
Los pocos que sobreviven a la cacería. Se van vacunando con la resaca de algunos al compartir con ellos y generalmente, provocan eso que llaman milagros.
Si son buenos, el mal los protegerá o no.
Por lo demás el título de galeno de casa de putas, se obtiene gratis.
¿Esta usted loco? NonoooOO!
Eso lo certifican los médicos psiquiatras. Y siempre será un loco menos peligroso que el. Que nunca se sabe. ¡Qué suerte es tener un diagnostico bajo el brazo de cegueras psicológicas ¡ Se alargan las manos de los médicos para podarle.
A no ser que se haga médico y no se monte un sirio social. Ya se sabe. Mucha tele basura y no hay médicos. Ninguno creo. Vivo y formado no. ¿Escondido? No.
Eso sigue igual.
Estamos todos locos. Que no es ser todos señoras. Eso es imposible. Es más sutil. El divorcio.
Imagínense.
Se hace medico, se monta una consulta y lo que pasaría, es que ese sujeto elegiría el tipo de pacientes. Y seguramente, seria muy caro. ¿Médico de faraones?
¿Pero que paso? ¿Y quien hizo esto tan monstruoso?
Nosotros a través de Tándem Internacional, nos ocupamos de las víctimas y les dimos un titulo, un espacio en el tiempo y un presente. Zona Mortal o Puliendo la Piedra Filosofal.
Entidad no lucrativa, sin un duro, de carácter Internacional y surfeando con un ojo bizco, mas no, las llanuras extranjeras, habidas de aventuras y de sed de mal.
Ahí nace la lista literaria, los cientos de Gigas en red y un par de millones de Clicks de ratones o aprendices de navegantes.
Y no hemos hecho casi nada.
¿Penas de amor decía usted? Si. Dígame un número de su señora si le parece. ¿Y será mona supongo?
Luego el personal va y compra lo que sea y ni se enteran de nada.
O sea. Te tienes que quedas con el resto. Los amigos, la familia, el entorno, puedes rayarte descaradamente, con tu espejo, que no te darás ni cuenta. También loco. Hombre moderno.
Pero el tiempo pasa. Así como estar muertos. Los días transcurren.
El tiempo existe. Otro sello.
Nada importa. Envejecer a su vecino y morir de penas a los mil, que son dos días y yo una señora.
Importan los dientes.
Entre ello el divertirse como siempre. Si aun se puede.
Lo digo por el perro y lo que no sostiene la sombra suya.
Así que digo. Miles de horas de búsqueda. Miles de miles.
Pocos años. A solas y con rigor médico.
Cursos y mucha intuición y buena mano. Que somos dos. ¿Medico Psicólogo? Si.
Pero es que además lo hice durmiendo.
Mientras veía tele. Trabajaba. Tomaba tinto que ya no digiero. Limpiaba la mierda del niño de cuarenta que pagaba mi estancia.
En boca de mi cuarta madre. Me hacia pajas con la mas rica de Marbella.
Lugo con la más bella de Madrid. Y me salio natural. Lo que es un problema.
Como es arriba es abajo. Y el infierno aquí es aburrido, falso y no se divierte nadie, amen de la misma mala categoría, del oro falso. Y volver es imposible. Así que hago dos cosas.
Escribo para que tengan miedo de ensuciarle la cara a nadie o sepan ser buenos buenos o buenas buenas.
Y bueno también hay cosas que es difícil hacerlas al mismo tiempo. Y que valga para comprar un preservativo.
Hay cosas que me duelen también. La vida que ya se anida en este universo y que es alimentada con vino tinto, en lugar de leche.
Así, que desde hace poco, he vuelto a tomar leche con cereales, yogurt y mermelada.
Por lo que sí navegan desde hoy, ayer o mañana y ven nuestro trabajo de voluntariado y la entidad jurídica, fue sin olvidarse del estudiante de medicinas, psicología y el decano.
No metimos la pata o fuimos inconsecuentes con lo que hay.
El límite lo pusimos antes de juntarnos.
Los excesos se justifican en el bar y yo llevo sin beber mucho tiempo. Ya ni me acuerdo.
Mi ser como Terapeuta y acompañante es como esa frase que le escribí a mi última amante. Príncipe del bosque encantado. Se me cayó una lágrima en Milán, me la cruce dos veces en las dos últimas semanas de dos últimos años, antes de venirme a Madrid. Deje otras 99 en 31 años. Escribo desde Madrid y aun me gustan todas.
Es decir cuando descarguen los archivos, verán las fotos y la inocencia de la antigua sanidad, que comparto con otros colegas. Nunca tuve nada. ¿Una pesadilla?
Ahora paseo algo similar al día después de la titulación de Harry Potter.
Además he de sentir la mano de dios cerca de mí, la sociedad ajena, que seguirá haciendo lo que le venga en gana frente a la borracha y al mocoso de turno, que se justifica llorando.
Me gustan putas. Siempre he sido un caballero. Me vestí de azul antes de venir y traje tela de sobra para las focas sin dinero. Nunca he sido pobre. Lo siento.
Pero parece que a alguien también se le acabo la plata.
Estudien y cuiden sus cosas o si tiene tiempo para dormir en paz. Recen un Ave María. Diez padre nuestros y si son niños, beban un vaso de leche. La leche es buena para los niños. *
A los curas, laboratorios, psiquiatras, asociaciones monstruosas, de gente que sufre por que sufre el otro sufre, para pegar grafitis gratis en casa, y beber hasta que se les vea el culo.
Sean buenos. O buenos, buenos, para que haga tiempo.


Material de respaldo académico, que sustenta al MEDICO PSICÓLOGO de Tándem Internacional.

Editorial. 2012

.