bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Miriam, las ventanas de Dios

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Miguel Cruz
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 201
  • Tamaño: 210x297
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • Descargas: 311
Ver ficha técnica completa

Miriam es una joven y enamoradiza judía de origen marroquí que, desde bien temprana edad, se entrega alocadamente al encuentro del amor perfecto del que todo el mundo habla y, en su obsesiva búsqueda, llega a conocer a varios hombres, pero sólo le proporcionan amor carnal y ninguno de ellos es capaz de dar respuesta a lo que ella busca y que, paradójicamente, desconoce pero cuya existencia intuye.

Siguiendo la tradición sefardí, contrae matrimonio de conveniencia acordado entre las dos familias y, una vez apagada la pasión inicial, se siente muy infeliz porque no está enamorada de su marido, situación que acentúa aún más su gran vacío y carencia del amor anhelado. Su peregrinaje amoroso continúa hasta que conoce a Albert, un hombre casado, católico y que, sin embargo, cree que es la respuesta a lo que ella busca. Se enamora de él, lo seduce y se hacen amantes.

La vida de Miriam, antes de conocer a Albert, estaba vacía y con él todo cambió. Albert le hace descubrir la maravillosa belleza que oculta la vida, la grandiosa nobleza de las cosas sencillas y el reconfortante y sublime significado de compartir, un enigma para ella hasta ese momento. Le hace comprender lo elevado y espiritual que puede ser el amor cuando lo engendran la generosidad y la entrega mutua en busca de la felicidad recíproca. Albert y Miriam se aman con un amor íntegro, sincero, sin engaños, un amor que la sociedad llama prohibido, pero un amor que se mantiene en el tiempo a pesar de todas las dificultades. El marido, al saberlo, solicita el divorcio y se queda con la hija de ambos. La familia de Miriam la repudia. Ella cae enferma. Es hospitalizada y desaparece de la vida de Albert porque pierde la razón.

 

El tiempo transcurre y, recuperada la salud, un sacerdote de la clínica con quien entabla amistad, le da a leer libros biográficos de la madre Teresa de Calcuta y Miriam descubre que Dios ha abierto para ella una ventana cuando creía que había dado un portazo. Su vida se transforma.

 

Sería deseable que la misma ventana que se abre a la esperanza para Miriam, también permitiera la entrada de aire fresco y renovador en todas las instituciones políticas españolas en donde se haya instalado la corrupción como norma y un derecho a ejercer por los políticos sin escrúpulos. La sociedad pide y exige ser gobernada por gente honesta que mire por el bien de los ciudadanos y no con obscenas miras sectarias.                                                                                              

 

 

 

...[Leer más]
1 comentario sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
5 de Junio de 2011 por gaviotita
Miriam, la heroina de esta novela, una mujer casada que ha perdido el amor hacia su esposo, se enamora de Albert, otra persona casada, quien le corresponde en lo que ella busca: el verdadero amor. Ambos comparten este amor de manera íntegra y sincera pero, caso insólito, lo viven una sola vez al año hasta que Miriam, después de pasar por muchas peripecias y sufrimiento, encuentra lo insospechado para ella: el amor sublime, el amor de Dios. En esta novela densa de contenido, el autor intercala, sabiamente, profundos y muy emocionantes análisis sobre la naturaleza del amor, el tema del aborto y otros, con temas distendidos, llenos de ironía fina y hasta jocosos. El suspens en su máxima expresión cunde en toda la novela. El protagonista, Albert, que viaja por diferentes países por sus actividades profesionales, tiene una peculiar y muy interesante conversación en Suecia con un sueco sobre la situación sociopolítica actual de España y al leer dicho capítulo, uno no puede impedirse pensar que el autor parece haber sido el guía intelectual del 15M. Sus páginas son una radiografía exacta y pormenorizada de los problemas actuales por los que atraviesa su país y los expresa sin tapujos, al evocarlos de manera exhaustiva y vehemente. Al final, hace un parangón entre la ventana que se abre para su protagonista, Miriam: la ventana de Dios (ella creía que Dios le había cerrado la puerta y que su vida ya no tenía solución) y la alentadora ventana que, al parecer, se está abriendo para su país, a la víspera de una imperativa necesidad de cambio en la política de España.