bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

El crimen de Gádor y la tuberculosis

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Carlos Maza Gómez
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 154
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • Descargas: 144
  • Ebooks vendidos: 2
Ver ficha técnica completa

El crimen cometido en Gádor, Almería, en 1910, horrorizó a toda España. Un niño fue sacrificado para, con su sangre, curar a un tuberculoso. Éste no era un suceso aislado. Por entonces, la tisis era una enfermedad generalizada y en muchos casos mortal, careciéndose de remedios eficaces para combatirla. El mundo rural, desesperado, se confiaba en ocasiones a curanderos que proponían beber sangre de niños como una forma de curación.

Este libro examina en profundidad varios casos y, en particular, el de Gádor. Además, describe los intentos de la medicina por enfrentarse a la llamada “peste blanca”, sus avances y limitaciones, además del ambiente social creado ante una enfermedad incurable que segaba la vida de miles de personas cada año.

1 comentario sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
4 de Marzo de 2012 por carlos-maza
De un amigo:

Acabo de terminar "El crimen de Gádor" y quiero felicitarte por el estupendo trabajo que has realizado. Además de saber despertar el interés por los diversos sucesos que se relatan, el análisis socioeconómico y político de la época constituye un acierto así como el tratado sobre una enfermedad que, desgraciadamente, no ha desaparecido, fundamentalmente por el la desigualdad sangrante -más que la enfermedad- entre los humanos. Creo que esos análisis son los que dan valor al libro sin desmerecer la estupenda crónica de los sucesos. Ese entorno de ignorancia, carencias y mezquindad propician que surjan este tipo de alimañas. Es muy de destacar, también, el hecho de que las pesquisas policiales tuvieran una base en el "oído", es decir, los comentarios de los paisanos que, la mayor parte de las veces, tenían motivaciones de venganzas, enemistades y odio. Algo que, desgraciadamente, se recrudecería en nuestra Guerra Civil y postguerra.
También es un notable acierto de la narración el que a lo largo de la misma subyacen las dos Españas. Tanto en las diferencias sociales como en la percepciones vitales. El hecho de la intervención política en las sentencias y el aprovechamiento de las diferentes prensas para "arrimar el ascua a su sardina", estremece y hace reflexionar sobre lo antiguo de lo que hoy padecemos.
El ataque a la Religión por parte de la prensa liberal a causa de estos sucesos es de una desvergüenza tal que casi deja como tolerable la que hoy sufrimos.