bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Constanza C.

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Juan Alberto Alemañy Viñas
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 220
  • Tamaño: 210x297
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • Descargas: 21
Ver ficha técnica completa

Resumen de Constanza C.

El crimen de su padre trae de regreso a Constanza Castro a Santa María, luego de más de veinte años de haber escapado. El miedo la hizo a huir a El Cairo, pero ahora su padre fue asesinado y viene para averiguar, por qué razón lo asesinaron.

Constanza encuentra a Martín, quien había resuelto hacía un tiempo el crimen de Borg, el escritor sueco, y había detenido varios miembros de una organización política que se nutría de la corrupción.  Martín consigue que venga Shiva, una agente de inteligencia de El Mossad, especializada en persecuciones para encontrar nazis en el mundo y terroristas.

Dentro de la trama que se mueve la novela, el escritor intenta a partir de sus personajes, informar a los lectores de algunos sucesos que pasan en la vida de la gente, por lo cual se transforma la realidad social.  El padre de Constanza era un crítico lejano de la sociedad, pero logra exponer algunos elementos críticos sobre la realidad social que viven los hombres.

En la introducción de la novela, el escritor anuncia ya, que no cree en el Estado y que presume que el puede ser un pacífico anarquista soñando con la desaparición de los gobiernos. La frase de Borges no sumerge desde el comienzo a atar cabos sueltos y a empezar a hilar una trama que es una denuncia de una forma de vida descompuesta, por el poder del estado sobre los hombres.

 

 Yo nunca he pertenecido a ningún partido, ni soy el representante de ningún gobierno… Yo creo en el Individuo, descreo del Estado. Quizás yo no sea más que un pacífico y silencioso anarquista que sueña con la desaparición de los gobiernos.  Jorge Luis Borges

 

El asesinado padre de Constanza, nos informa dentro de sus últimos escritos, que ha descubierto que algo no funciona en la sociedad de Lavanda, escribiéndole a su hija;

-“He llegado a la conclusión que la democracia en Santa María es una farsa. -Siempre te dije Constanza; “la democracia era el mejor sistema, porque era el menos malo.” Efectivamente eso es así. Pero el haber aceptado el desliz, el pequeño mal, dentro de un sistema como la democracia, nos ha llevado a aceptar una enorme corrupción como si fuera algo normal”.

El escritor nos pone en ruta sobre la denuncia de Raúl Castro, y nos dice que él piensa lo siguiente:

Miguel Castro se había dado cuenta accidentalmente, -al defender la democracia ciegamente-, cómo triunfaba la teoría y la aceptación de los males menores.  Más aceptar esos males menores, era una forma para él, ahora, de consentir y de ser participe o ser coautor de una gran estupidez colectiva. Algunos siempre salían de ese mal menor, que eran muchas veces millones de dólares.

Los comentarios sarcásticos y elucubraciones tanto de Constanza como de Paloma y Shiva, se irán convirtiendo en la parte más importante de la novela;

“-Hagamos la asignación imaginaria y seremos conscientes de esta nomenclatura ficticia.  Quienes tienen fe en esos colores, se sentirán extraños, porque observarán que su color solamente ocupa una región de los países, no todo el mapa del mundo como creían. (Mucha gente que es minoría étnica o ideológica, se cree mayoría por no saberlo, por ignorancia, o por ingenuidad)  Quizás este orden natural por colores de la ubicación geográfica, lleve a pensar a la gente  que por accidente tienen esas ideas y esa fe, que en este caso se la asignó un color y no un dios, dijo Paloma, terriblemente sarcástica.”

En otro aparte dice Paloma;

Una vez me dijo, como si estuviera pensando en voz alta, «los libros de literatura son como los diccionarios, pero definen las escenas de la vida. Ellos están en desorden, sin clasificar, pero dicen algo que los diccionarios de las academias no dicen;  anuncian cómo se vive, cuáles son las formas de vida de la gente. En la literatura van a quedar escritas para siempre  esas formas de vida, las costumbres, sus rituales, cómo vivíamos hoy en día, me dijo ella.

“Lo mejor sería no saber nada de matemáticas, ni de cuántica, ni de física, ni de filosofía, ni de nada.  Lo mejor sería vivir como en una isla, sin relojes, ni teléfonos, solamente tratando de organizar todos los días la existencia cotidiana.  Sería más gratificante, al llegar la noche, festejar que uno ha sobrevivido un día más al caos del universo.” Dijo Martín.

La novela se va desarrollando por una crítica indirecta del sistema social que hemos construido, a través de un lenguaje metafórico donde se intenta demostrar algo, para que  el lector lo intuya.

 

...[Leer más]
1 comentario sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
20 de Diciembre de 2011 por alemanyjuan
Constanza es la continuación de Paloma Roja, en la ciudad de Santa María. Sus personajes sugieren la existencia de la continuación de la vida en los seres que se reproducen y heredan una carga anterior. Shiva aparece ahora con más fuerza que antes para convertirse en la nueva fuerza que irá desarmando el universo. Su historia es la historia de aquellos que se tuvieron que ir de sus países en otros, donde han tenido que adaptarse a otros sistemas de vida, y que llegan nuevamente a su origen para re-descubrirse y aportar los conocimientos adquiridos.
Entre ellos están las neuronas espejos, que ahora se se sabe más prácticamente de qué se trata. El hombre ahora puede adivinar sus instintos y logra deducir lo que piensa el otro, tibiamente, de forma imperceptible. Shiva es la que lleva adelante con Martín esta teoría, y dentro de la acción cotidiana descubre que Martín está enamorado de ella. La muerte como una superficie inestable, no molesta la relación entre ellos, porque ambos saben que van a morir. El asesinato del padre de Constanza se vuelve entonces el motivo para desarrollar también una crítica sobre los sistemas que se llaman democráticos, pero que en realidad son todo lo contrario, como en Santa María se mueve y se desarrolla la sociedad.