bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Ciudad Crónica

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Amílcar Salazar
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 148
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • Descargas: 46
Ver ficha técnica completa
Desde los años veinte, y como testimonio de la vida cotidiana de la Ciudad de México, la crónica urbana ha tenido una larga tradición en la historia periodística, especialmente a partir de los textos breves publicados en diarios y revistas por José Joaquín Fernández de Lizardi, Rafael López, Luis González Obregón y Artemio del Valle Arizpe; más adelante, por Salvador Novo, José Alvarado, Renato Leduc, Ricardo Garibay, Vicente Leñero y Carlos Monsiváis; quienes junto con otros autores y editores han impulsado el trabajo de dos generaciones de cronistas que escriben en diversos medios.
CIUDAD CRÓNICA busca sumarse a esa tradición y recoge 50 apetecibles textos, donde el autor muestra una prosa chispeante, nunca alejada del valor periodístico y una gran capacidad sociológica para plasmar en menos de dos cuartillas una visión crítica e irónica de la urbe.
AMÍLCAR SALAZAR ha sido reportero urbano durante 30 años. Actualmente escribe en Diario 24 Horas (www.24-horas.mx), entre otros medios.
2 Comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
29 de Enero de 2015 por amilcarsalazar
Mi agradecimiento a la comunidad de lectores BUBOK ¡¡Llevamos 46 libros descargados hasta el día de hoy!!
19 de Noviembre de 2012 por amilcarsalazar
"El autor olfatea los recovecos de la ciudad, noche y día, y se interna en sus tripas, obsesionado por el detalle, incluso en pozos que parecen no tener fondo. Camina, eso sí, camina mucho,y nunca olvida su pluma o un lapicero y una pequeña libreta en la que anota hasta el tufo que exhalan coladeras. Y anda con una especie de lupa, que son sus ojos, a la luz de un farol o la sombra, y escudriña la omisión de la autoridad, ostensible o con tapadera,o al personaje que está ahí, a flor de asfalto, en la penumbra de un antro o sobre una barra donde desfilan café, licor, meseras y buen humor. Es un mirón profesional. Solitario, aunque también con una estela solidaria, emprende sus viajes, enloquecido, en el buen sentido, por la vocación periodística y el placer de escribir": Humberto Ríos Navarrete (Milenio Diario, México).