bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

II- OLEO DE UNA MADRUGADA MÁGICA: PENSAR SIN MUSA.

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Tony Cantero Suárez
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 154
  • Tamaño: 170x235
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • ISBN eBook en PDF: 979-10-90584-97-6
  • Vendidos: 1
Ver ficha técnica completa

II- OLEO DE UNA MADRUGADA MÁGICA: PENSAR SIN MUSA. Con prologo de Olga Shunk. Segundo volumen de la colección "Los Susurros de Cantero: Oleos Poéticos" Poesía y prosa poética con alto sentido modernista y lirico. 


* Volumen publicado a cuenta de editor por la Editorial francesa Les éditions Sokrys

1 comentario sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
15 de Diciembre de 2012 por Cubanito-75
Prologo:

Quizá por obra y gracia de esas cosas inescrutables que circundan los hechos de nuestras vidas; quizá por ese carácter casi ilusionis-ta que envuelve a cada uno de los acontecimientos que van con-formando nuestro impredecible e inimaginable transcurrir coti-diano.

Quizá porque vamos andando nuestro camino haciendo caso omi-so a la dirección que nos va marcando ese gran timón que he da-do en llamar: “causalidad”; o quizá simplemente por designios caprichosos y por qué no, hasta divertidos de este talentoso autor TONY CANTERO SUAREZ, es que me encuentro aquí, en Bue-nos Aires, Argentina, escribiendo este prologo con la misma in-tensidad con que me sentí irremediablemente enamorada de su obra desde el primer verso que leí. Pienso y digo que el encantador oficio de escribir con el que uno nace, no se hace, es ejercido aunque no siempre con libertad, por una cantidad de personalidades imposibles de mencionar, en cada uno de los rincones de este vasto mundo. Con el transcurrir del tiempo y del creciente interés por la lectura, ya que me autodefino como una lectora voraz y curiosa privilegiada por el trabajo coti-dianamente desarrollado, he conocido muchísimos autores. De todos ellos he atesorado enseñanzas, como sensaciones infinitas. No obstante hubo un día inconmensurable; un instante pictórico; un momento mágico en el que me topé con la prosa de este ge-nialísimo escritor cubano que con su obra, toda, ha dejado huellas indelebles en mi alma de mujer.

TONY CANTERO SUAREZ, cuenta con un estilo único y per-sonal; esto lo perfuma tanto de una identidad literaria atípica, como de una impronta genuina inapelable, donde salta a la vista una aptitud y una urgencia carente de medias tintas.

Destaco su constante sensualidad en el decir, como a cada una de sus letras, donde, toque el tema que prefiera, lleva el sello de esa libertad incondicional que caracteriza sus textos y lo hacen aparecer ante nuestros ávidos ojos, como a un poeta casi épico en el transcurso de un romanticismo con diferentes matices, que, aún “sin musas” se da el lujo de hacernos llegar a la gloria con cada interpretación narrativa. En lo personal amo la poesía erótica y es un género para nada simple desde la elaboración de una obra, sobre todo, por aquello de no caer en lo burdo o inelegante al describir esas situaciones que deseamos dejar en la imaginación de cada lector. Tony logra desbordar en emociones a quien lo “deguste” ya que ése es el término apropiado. Escribe con sentimientos, con olores, con sabores; juega artesanalmente a ser un prestidigitador de las palabras; se contorsiona verborrágicamente con esa característica que lo define como a un creador de instancias casi cinematográficas, con las cuales miles de nosotros, lectores, no podemos dejar de sentirnos identificados.

Confieso que el que me ocupa no es un prologo técnico donde se cuentan detalles específicos de la obra en sí; el mío es un home-naje a un poeta que admiro más allá de toda duda razonable por-que conozco en profundidad su talento, que no es otra cosa que esa sensibilidad gigante que lo abarca todo; que lo posee; que lo nutre de toda esa belleza que luego viene a volcar, desnudo de todo prejuicio. Y va calando hondo en la existencia de todo aquél que cuente con el privilegio de su lectura. Es imposible no reconocer en él características de mis queridos “Poetas Malditos”. Es innegable detectar una creciente adicción por sus narraciones; es impensado no escuchar sus vídeo poemas como por ejemplo “Mujer de fuego a ella la llaman” y no percibir en el cuerpo todo un abanico de sensaciones que sólo “un Elegido” es capaz de generar.

Sinceramente podría yo estar mucho más tiempo del que demora-ran uds. en leer este egregio volumen, contándoles respecto a las estelares condiciones que veo en TONY CANTERO SUAREZ; elijo mil veces, desde el lugar del espejo donde lo miro detener-me, aquí en este sentimiento que mi corazón imprime a mis pala-bras e invitarlos gratamente y con el honor que me ha conferido, gesto que no me alcanzará la vida para agradecer, a comenzar ya con esta verdadera aventura para los sentidos, todos, que es ini-ciar la lectura de su primer capítulo titulado “A los Duendes”. Con mi mayor respeto y mi sempiterno cariño.

OLGA SCHUNK (Directora Editorial) Buenos Aires-Argentina Febrero de 2012

http://tonycanterosuarez.com/