bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

MODELOS ACTUALES DE POLÍTICA CRIMINAL

Pulsa para comprarlo en:
Impuestos no incluidos
  • Autor: MIREILLE DELMAS-MARTY
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 190
  • Ebooks vendidos: 8
Ver ficha técnica completa

Parecía definitivamente superada desde hacía años la concepción de la política criminal como el conjunto de los instrumentos represivos por medio de los cuales el Estado lucha contra la delincuencia. El peso de la reacción había de recaer sobre la prevención. A la represión incumbía un papel importante sí, pero secundario.

La Humanidad se enfrenta, empero, últimamente a la agravación cualitativa y cuantitativa del fenómeno criminal. Y en no pocos Estados se observa una clara inclinación a reinstaurar una política criminal represiva, tanto en el plano de aumentar la severidad de las sanciones, como en el ámbito del procedimiento, sea en la instancia policial, sea en la judicial y penitenciaria. Nuvolone estudiaba el hecho,con agudeza, en su brillante intervención en Milán, en 1983, con ocasión de los actos conmemorativos del 35 aniversario de la fundación del Centro Nacional de Prevención y Defensa Social, calificándolo de «reflux vers une politique pénale represive».

A esta poderosa corriente confluyen, incluso, antiguos modelos liberales, que se infiltran de autoritarismo, y hasta de totalitarismo. El Estado tentacular moderno tiene no sólo la tentación, sino las facilidades de convertirse en el temible Leviatán.

Dispone de medios que pueden conducir a la anulación de la persona. Se ha advertido, por ello, del peligro de que el dirigismo y la socialización creciente del Derecho puedan desembocar en un totalitarismo larvado. Nada de extraño que cada día se clame más por el control of control con el fin de evitar el daño que el no controlar al Estado puede ocasionar a la credibilidad del sistema y a la obligada protección de los ciudadanos y de la sociedad. Pocas dudas caben, pues, de que los modelos en vigor están en crisis.

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro