bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Educación REALMENTE Superior 2

Pulsa para comprarlo en:
  • Autor: Roberto Celaya Figueroa, Sc.D.
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 159
  • Descargas: 57
Ver ficha técnica completa

Una universidad no puede ser definida por la magnitud de los bienes que posee, el tamaño de los recursos que administra o las características de los programas que oferta sino que necesariamente deberá hacer referencia al carácter de la gente que la compone, al  compromiso con los valores que profesa y a la congruencia constante de las acciones que emprenda. 

 

El valor de los diferentes modelos institucionales de las universidades sustentados en el trabajo, el servicio y la calidad tiene su referente en los valores de honestidad, solidaridad  y justicia. Ya que solo un trabajo honesto es productivo,  solo un servicio solidario es fructífero, y solo una calidad que exceda lo esperado es justa.

 

Quienes trabajamos en educación superior sabemos que no solo formamos profesionistas o generamos soluciones o divulgamos la ciencia y la cultura, sino que vamos más allá dándole, a quienes en nosotros buscan una respuesta, los conocimientos, las habilidades, las actitudes y los valores para remontar sus destinos, para lograr sus sueños, y para forjar por si mismos su propio futuro. En otras palabras sembramos semillas de esperanza, aliento y determinación que germinarán mucho después y cuyos frutos permanecerán incluso una vez que nos hayamos ido.

 

Por lo anterior lo más lógico, congruente e incluso moralmente aceptable para pretender liderar a la sociedad para crear así un mejor futuro, es ser capaces de pensar, de decir, pero sobre todo de vivir congruente y constantemente estos valores; después de todo si bien nuestros pensamientos nos guían y nuestros dichos nos comprometen, son nuestras acciones las que nos definen.

 

De la misma forma, en cuanto a la sociedad, ésta requiere y exige de toda universidad que de manera activa fomente y permita el debate y el libre intercambio de las ideas, que respete y promueva la justicia y la legalidad, que reconozca el buen desempeño y se exija más de lo que se espera de ella. Dicho de otra forma, que toda universidad sea un ejemplo de transparencia, consenso, inclusión, compromiso, rendición de cuentas y cordialidad.

 

Motivado por todo lo anterior, he plasmado en el este segundo libro de Educación REALMENTE Superior las reflexiones que considero pueden llevarnos en ese sentido.  Si se logra aunque sea mínimamente  este objetivo la finalidad de esta obra se habrá cumplido con creces.

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro