bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

UN NUEVO RETO DIDÁCTICO

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: juan carlos rico
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 26
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Grapado
  • Acabado portada: Brillo
Ver ficha técnica completa

Entiendo que nunca se la ha dado la suficiente importancia a nivel social a la cultura,  no digamos en la última década que se entiende como un mero lujo o divertimento. Grave error. Como hacer entender a los poderes fácticos de la sociedad actual, especialmente a los económicos, que sin ella, la sociedad se desmembraría totalmente. Cultura es la base, cultura es todo.

Pero al mismo tiempo he pensado que la cultura, para poder desarrollarse con plena garantía y con la amplitud que se merece, debería ser, en lo posible, autónoma: siempre que pongamos la mano, estaremos condicionados. Como europeo, se que es deficitaria y que necesita ayuda para sobrevivir, pero deberíamos prepararnos para recibir lo menos posible e ir tomando nosotros mismos las riendas de sus necesidades.

Lo cierto, bajo mi punto de vista, es que no hemos hecho lo suficiente: preocupados e inmersos en su profundo atractivo, no nos hemos dotado de conocimientos y de profesionales adecuados, dejando a otros que tomen las decisiones por nosotros. ¿Por qué  no tenemos economistas especializados en nuestras instituciones?; ¿por qué no se programan las nociones básicas de dicha materia en las enseñanzas y master especializados?; ¿por qué al negociar cualquier financiación con las distintas empresas, estamos en inferioridad de condiciones?

Cuando en el año 2012 los responsables del Master de Economía Creativa, se pusieron en contacto conmigo, para poder establecer un módulo (que luego fue taller) sobre museos, me sentí muy interesado, tan solo por el nombre que tenía en donde se unían (¡por fin!) la palabra Economía y la palabra Creación.

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro