bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Dieta tras resección de una porción del intestino delgado.

Pulsa para comprarlo en:
Impuestos no incluidos
  • Autor: Salinas Ruiz, Gema María
  • Autor: Izquierdo Cerezuela, Ana Belén
  • Autor: García Cegarra, Víctor Ignacio
  • Autor: Raquel Gordillo Martín
  • Autor: Miriam Fernández Campos
  • Autor: Mercedes González Gea
  • Autor: Marina Celdrán Fernández
  • Autor: Laila Jiménez Martín
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 31
  • ISBN eBook en PDF: 978-84-686-7277-9
Ver ficha técnica completa

El intestino delgado es el segmento del tubo digestivo donde se absorben la mayor parte de los nutrientes ingeridos a través de la dieta, de tal manera que desde este tramo intestinal dichos nutrientes se incorporan desde la luz intestinal hasta la sangre.

La resección intestinal consiste en la extirpación mediante cirugía  de una parte del intestino  afectada  por diferentes causas, eliminando así los síntomas que provoca.

La resección de una porción del intestino delgado  puede tener efectos sobre la asimilación de nutrientes, los cuales están directamente relacionados con la longitud  del segmento resecado, del sitio de la resección y de la capacidad funcional del intestino delgado remanente. En general, se  ha considerado que una resección del 25% del intestino delgado tiene efectos menores en la absorción de nutrientes, la resección  del 50% puede acarrear una malabsorción moderada y del 75% o mayor provoca malabsorción grave con importantes problemas nutricionales. Sin embargo, pequeñas resecciones de determinados sitios del intestino delgado pueden ocasionar deficiencias específicas.

Estudios  acerca de la capacidad de adaptación del intestino residual tras la resección intestinal parcial han demostrado que la presencia de nutrientes en la luz del tubo digestivo  es un factor clave en el mantenimiento del trofismo de la mucosa intestinal  por lo que la nutrición enteral es el principal factor estimulador de la adaptación del intestino remanente. No obstante, su aplicación presenta dificultades en las fases agudas, por lo que los pacientes deben ser tratados frecuentemente con nutrición parenteral. La realización de este estudio en pacientes intervenidos de resección intestinal que precisen nutrición artificial ayudará a comprender esas dificultades y permitirá profundizar en el tema.

De esta manera, el objetivo del presente estudio es determinar el momento óptimo de inicio de la nutrición enteral en el postoperatorio del la resección intestinal, analizar las consecuencias y beneficios de un inicio precoz de la nutrición enteral.
...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro