bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Manejo de la agitación en pacientes con Alzheimer

Pulsa para comprarlo en:
Impuestos no incluidos
  • Autor: Cristian Cava Romero
  • Co-Autor: Gloria Ortega Sánchez
  • Co-Autor: Ana Campos Cotanda
  • Co-Autor: Lucía García Albaladejo
  • Co-Autor: Alfonso Valle Peña
  • Co-Autor: Illán Abellán, Maria Fuensanta
  • Corrector: Patricia Guardiola Fernández
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 48
  • ISBN eBook en PDF: 978-84-686-2254-5
Ver ficha técnica completa

El Alzheimer es una demencia caracterizada por una pérdida de volumen cerebral y una acumulación de proteínas insolubles en la neurona que acaba produciendo alteraciones a distintos niveles: cognitivo, síntomas conductuales y psicológicos, y otros síntomas (síntomas extrapiramidales y síndrome de motoneurona, por ejemplo).

El síntoma conductual más frecuente es la agitación-agresión (56’2%), es un comportamiento que provoca angustia, manifestándose como una actividad excesiva y/o agresión verbal o física no atribuible a otra enfermedad.

Los factores que pueden desembocar en una agitación se clasifican en: Causas orgánicas (infecciones y deshidratación, entre otros), causas ambientales (como la sobreestimulación, la confusión y la discusión, entre otros), causas biológicas (variaciones de ciertos genes), causas psicológicas (por ejemplo, la depresión y el aburrimiento).

Muchos autores han recomendado que se empiecen con tratamientos no farmacológicos, ya que identifican el origen del trastorno, y evitan los efectos secundarios de los farmacológicos, aunque existen pocos estudios sobre este tema y pueden ser muy prometedores.

Cuando son necesarios, los antipsicóticos son los que mejor evidencia tienen de su uso, especialmente la risperidona, aunque debido a sus efectos adversos han aparecido otros tipos de tratamientos, como los antidepresivos y los analgésicos, que han mostrado ser eficaces, algunos incluso tanto como la risperidona. Otros tratamientos como los cannabinoides y la memantina podrían ser eficaces, aunque la evidencia actual es contradictoria, y se requerirían de más estudios en un futuro para valorarlo mejor. Los potenciadores del AMPA y la melatonina no han mostrado eficacia en su uso, aunque el ensayo no estaba bien controlado y tenía una duración muy corta, respectivamente. Otros estudios han evaluado la eficacia en el tratamiento de la agitación de la terapia electroconvulsiva, mostrando buenos resultados, al igual que con la hierba medicinal japonesa yokukansa, los antiandróginos y el dextrometorfano-quinidina, un fármaco con potenciales efectos en varios receptores neuronales.

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro