bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Al ritmo de un monótono TIC-TAC (Ed. Revisada-Nueva portada)

Pulsa para comprarlo en:
Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: Xavier Mitjana
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 122
  • Tamaño: 150x210
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • Vendidos: 4
Ver ficha técnica completa

La vida mecánica de un joven estudiante universitario. La vida de alguien que no ha aprendido a vivir. La vida de alguien que sólo ve mediocridad en todo cuanto le rodea. Una vida escogida por él hecha a la medida de las expectativas creadas por otros. ¿Qué sucede cuando estas expectativas no se cumplen? ¿Qué sucede cuando te das cuenta que formas parte de la mediocridad que creías que sólo te rodeaba? Una historia sobre el camino a la madurez por la vía del desengaño. Un camino que a veces se recorre de golpe y a base de mazazos. El relato de un viaje, un viaje interior, un viaje a ninguna parte. Un retrato sobre la frustración. La viva imagen del fracaso de quien creía tenerlo todo para triunfar.

Una obra que pretendía ser ficción, pero que cada vez sentía más real. Una novela que quería que resultase ligera y entretenida, pero que poco a poco fue convirtiéndose en un retrato cada vez más oscuro y asfixiante. Un libro que me resulta incómodo, tan incómodo como cuando uno se mira al espejo y se da cuenta que no es quien creía ser. La incomodidad que uno siente cuando no se reconoce en su propio reflejo. El del libro no soy yo, al menos, deseo no serlo, pero sin duda alguna es una parte de mí. La parte que no me gusta y la única que creo comprender.

3 Comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
28 de Octubre de 2009 por DanielTurambar
El que esté libre de pecado que escriba la primera crítica. Yo, de momento, lo coloco entre los mejores libros que he leído este año.
28 de Octubre de 2009 por DanielTurambar
Lo priemro que le dije a Vixa tras apenas haber leído un par de capítulos es que habría sido un libro de culto en el colegio mayor donde comencé mis estudios. Y es que refleja muy bien muchas de los pensaimientos y sensaciones de los que por allí pasaron. Lo último que le comenté al autor es que me recordó a "El Guardián entre el Centeno" y es que, aunque Vixa no sea Sallinger tampoco lo vamos a flipar ahora, la sensación de desidia casi abulia que rodea al protagonista, sus cínicas y crudas reflexiones sobre quienes le rodean, son el alma de esta historia.
El lenguaje directo y desnudo llama a las cosas por su nombre y no se vende a la estólida corrección política. Si el protagonista siente asco por la chica a la que está a punto de someter y vejar lo dice y además explica sus motivos. Esta crudeza no es mera provocación, tiene sentido en el contexto de alguien que cree concer los engranajes del mundo, de alguien que se cree relojero y descubre, muy a su pesar, que apenas llega a muelle.
Un machistas misójino que dirán algun@s, un misántropo cínico otros, un parásito cabrón como se autodefine el protagonista...
17 de Agosto de 2009 por alterego
AL RITMO DE UN MONÓTONO TIC-TAC

Se hace complicado hacer una crítica convencional de este libro. No es una novela con una historia contínua, sino más bien un conjunto de flashes sobre diferentes aspectos que al narrador le llaman la atención.

La tónica dominante es la de una persona desengañada, sin esperanza, cosa que tal vez sorprende dada la juventud del autor y los hechos que relata.

No sé decir si es un texto que agrada o no, creo que su finalidad está lejos de allí, con una redacción completamente falta de edulcorantes, que muestra un esfuerzo por mostrar la crudeza con la que el protagonista ve y analiza el mundo que le rodea.

Sin duda una lectura interesante, con la que en algunos momentos el lector se identificará con el protagonista, tal vez en otros no, pero siempre hace comprensible el razonamiento que expone.

Como conclusión vale la pena el libro, por el texto en sí, y por lo
que promete para obras venideras, desde aquí animo al autor a seguir adelante y presentarnos algo mas.