bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

ESTUDIOS SOBRE LA ÉTICA DE ARISTÓTELES

Impuestos y envío no incluidos
Compra online y recoge tu pedido gratis en nuestra tienda
Pídelo ahora y págalo contra reembolso
  • Autor: ANTONIO G. NINET
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 173
  • Tamaño: 170x235
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Pegado
  • Acabado portada: Brillo
  • Descargas: 1
Ver ficha técnica completa
Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4

A pesar de que algunos de sus planteamientos filosóficos han sido superados, Aristóteles ha sido uno de los grandes genios de la historia del pensamiento humano. Sus análisis psicológicos y sus reflexiones acerca del comportamiento humano desde una perspectiva moral siguen estando sorprendentemente vigentes en muchos de sus aspectos.

Así, respecto al fundamento de la moral, aunque en sus primeros momentos defendió planteamientos intuicionistas ligados al de Platón, su extraordinario maestro, progresivamente fue descubriendo el valor de los fundamentos de carácter social y los de carácter individual-eudemonista, en cuanto comprendió que el ser humano es una realidad social y por ello su bien está necesariamente ligado al de la propia sociedad en que vive.

Sus análisis acerca de la moral vienen ligados necesariamente a su estudio sobre la acción humana. Como extraordinario psicólogo que fue, supo desmenuzar los diversos matices de los actos humanos. Su análisis de la proáiresis (acto voluntario), de la akrasía (carencia de autodominio) y de las diversas virtudes o excelencias del comportamiento humano, como la de la amistad, fueron y siguen siendo asombrosos.

Por lo que se refiere a la problemática entre determinismo y libertad la solución aristotélica fue “ingenuamente” correcta y acertada: En su tiempo todavía no se había planteado el pseudo-problema del “libre albedrío”, y, sin embargo, él supo ver que las acciones humanas era libres, en cuanto eran voluntarias, pero determinadas, en cuanto, de acuerdo en lo esencial con el intelectualismo socrático siempre “se elige lo que se ha decidido como resultado de la deliberación”.

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro