Esta web, cuyo responsable es Bubok Publishing, s.l., utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.
AceptarRechazarConfiguración y más información
Gastos de envío gratuitos a partir de 10 euros en Península
Buscar en Bubok

Mihaela89

Introducción: Los trastornos del sueño representan una comorbilidad prevalente en personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Debido a la relación existente entre los trastornos del sueño y los hábitos de vida en la población general, resulta imprescindible el análisis de determinados hábitos de vida saludables como la realización de actividad física y el seguimiento de una dieta adecuada.

Metodología: El presente trabajo es un estudio de sección transversal, de tipo analítico observacional realizado con 24 personas con TEA que asistían a una Consulta de Psiquiatría (Valencia). Se recogieron datos sociodemográficos y clínicos relativos al TEA. La calidad del sueño se midió según la edad con el Cuestionario de Sueño Pediátrico o con el Índice de Calidad de Sueño de Pittsburgh. La actividad física se evaluó según la edad con el cuestionario PACE o con el IPAQ. Se midió la adherencia a la dieta mediterránea con el cuestionario de KIDMED, el índice de masa corporal y el hábito defecatorio (escala Bristol).

Resultados: Nuestro estudio ha demostrado que el 41,7% de los/as participantes tiene una baja calidad de sueño. El análisis de la actividad física ha revelado que el 16,7% de los participantes no realizan ningún tipo de actividad física y además presentan alteraciones del sueño. Con respecto a la adherencia a la dieta mediterránea los datos indican que el 20,8% de los/as participantes presentan poca adherencia y además presentan alteraciones del sueño. Asimismo el sobrepeso y la obesidad se asociaba a una baja calidad del sueño en el 22,7% de la muestra y el 4,2% presenta estreñimiento y una baja calidad del sueño.

Conclusiones: Dentro del TEA existe una alta prevalecía de personas con una baja calidad del sueño. No se han encontrado asociaciones significativa entre la calidad del sueño y los hábitos de vida saludables analizados probablemente por el tamaño muestral limitado. Los datos obtenidos y estudios futuros podrían contribuir a incrementar los conocimientos en el ámbito de la enfermería acerca de la presencia de factores modificables para mejorar la calidad del sueño en la población con TEA.



¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Bubok Publishing, s.l.. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de privacidad

Debes validar que no eres un robot

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar