Esta web, cuyo responsable es Bubok Publishing, s.l., utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.
AceptarRechazarConfiguración y más información
Buscar en Bubok

Souhilab

Sencilla, una persona de pocas palabras.yhjjn hjkkkk gjkbcdet fgukjfx gyukkjjgfe qué me duele tanto oír tu voz?

Porque en ningún momento dice mi nombre.

¿Por qué me duele tanto verte sonreír?

Porque no soy la dueña de esa curva.

¿Por qué me duele tanto seguir respirando?

Porque tu ya no eres ese oxigeno que inunda los pulmones.

Arde mi alma y arden nuestros corazones.

Porque tu y yo compartimos almo más que un motivo para sonreír.

Compartimos sueños, amor, gritos, desamor, incluso compartimos la llama que creaste en mi pecho y ahora también quema tu cuerpo.

¿Por qué ahora tu pecho se siente tan frío?

Corazón sin alma.

¿Qué significa tener un alma vacía?

Sangre sin tu calor.

Sentir sin corazón.

Llorar sin lágrimas.

Gritar sin voz.

Las mariposas escapan de las grietas de mi muñeca.

Todo lo que construía una vez se derrumbó cuando tu simplemente dejaste de hablarme.

Cuando de repente deje de estar en tu mundo.

Cuando de repente yo ya no estaba en ningún lado.

Sigue haciéndome daño, pero por favor no te vayas.

Dicen que para un corazón dolido lo mejor es una mente distante.

Pero que hago si tu no sales de mi cabeza.

Te odio por hacerme sentir tan humana.

Quiero recuperar todas esas mariposas que huyeron de mi muñeca cuando tu me dejaste.

Haz que vuelvan, haz que deje de doler, haz que todo vuelva a ser como antes.

No vales las heridas de mis manos, no vales cada una de mis lagrimas.

Las llamas que creaste en mi hacen estragos en mi corazón y riegan las cenizas en mi piel.

¿Por qué tus besos saben a sal?

Porque mi boca está empapada de mis lagrimas.

Arde cada una de las veces que te dije que te quería.

Arde tu y tu legado.

Arden cada una de las palabras bonitas que me dijiste sin sentirlas.

Arde el recuerdo de mi risa y la tuya a cada lado del teléfono.

Recuérdame y recuerda que siempre fui el regreso de los buenos tiempos.

No hay peor desgracia que extrañar lo que nunca pasó.

Odio ver tus ojos tan apagados.

Y odio no poder hacer que brillen porque tu no me lo permites.

Te quiero odiar pero no puedo.

Te odio por hacerme querer protegerte a toda costa.

¿Si yo te protejo, quien protegerá mi corazón de volver a romperse?

No puedo acabar este rompecabezas porque tu eres una de las piezas restantes.

Arde cada recóndito de mi mente que aún te recuerda después de todo.

Te odio pero no.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

rh hhykjvddryu ggujvzset gukjvzse5ty  fukbfsr6h cghjh frykkkoi7trwed fggguiyukj fghukkkkllkb ggukkkkkk vghhggggc uuiiioooppo qqasswwss zxxxxxx fyujvgg 



¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Bubok Publishing, s.l.. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de privacidad

Debes validar que no eres un robot

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar