Esta web, cuyo responsable es Bubok Publishing, s.l., utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.
AceptarRechazarConfiguración y más información
Gastos de envío gratuitos a partir de 10 euros en Península
Buscar en Bubok

Yeligonma

Existe cierto consenso con respecto a que la debilidad del Estado está asociada con su capacidad y disposición para cumplir funciones esenciales como el suministro de bienes y servicios públicos. No obstante, determinar si un Estado es débil o si está en proceso de debilitamiento solo sobre la base del grado de cumplimiento en la entrega de esos bienes y servicios resulta insuficiente puesto que habría que considerar las razones por las cuales se producen tales incumplimientos, esto es, si se debe a una falta de capacidad y/o falta de voluntad propia de los Gobiernos, o si obedece a una falta de capacidad y disposición ciudadana o tal vez a la conjugación de ambos elementos, o incluso si se debe a una sobrecarga de funciones del Estado. ¿Exigimos al Estado más bienes y servicios de los que necesitamos o de los que somos capaces de producir y financiar, o ¿es que acaso los recursos que los ciudadanos estamos entregando a los Estados producto de nuestro ingenio, esfuerzo y trabajo están siendo secuestrados para fines distintos a los acordados, ¿es el Estado el incapaz, o acaso lo son los Gobiernos, o los ciudadanos, o ambos La tendencia a pensar que el Estado, más que crear las condiciones para lograr el bienestar común, tiene la obligación de cubrir y gestionar todos los bienes y servicios básicos para vivir (mínimos de justicia) así como también todos los necesarios para vivir mejor y que tienen su origen en el apetito, la fantasía y el sentir de cada quien (más allá de los mínimos de justicia); es lo que está determinando la debilidad del Estado y el  surgimiento y propagación del Estado Secuestrador, no solo en el Sur sino también en el Norte Global.  


¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

La finalidad de la recogida de sus datos es para poder atender su solicitud de información, sin cederlos a terceros, siendo responsable del tratamiento Bubok Publishing, s.l.. La legitimación se basa en su propio consentimiento, teniendo usted derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de privacidad

Debes validar que no eres un robot

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar