Calendario 17 / marzo / 2020 Cantidad de comentario Sin Comentarios

Hoy en nuestra sección de entrevisas presentamos a Noemí Primo y a Marta Gabaldà, dos profesionales independientes que se unieron para crear un proyecto: escribieron juntas el libro La armonía del orden: Mente y Espacio.

Conócelas y descubre los entresijos de su libro en esta interesante entrevista.

 

Marta Gabaldà y Noemí Primo: «La armonía del orden»
¿Quiénes son Noemí Primo y Marta Gabaldà?

Marta Gabaldà es diseñadora de Interiores, psicóloga y escritora, especialista en la Salud del hábitat, Feng Shui y Crecimiento Interior. Actualmente se dedica a difundir la relación entre las Personas y el Espacio para hacer un cambio Interior, a través de sesiones, cursos y talleres.

Noemi Primo es psicóloga,  músico,  musicoterapeuta y especialista en  reducir el estrés y la ansiedad. En la actualidad, su trabajo se encuentra centrado en compartir, enseñar y difundir habilidades y recursos para conseguir la armonía en tu mente y el Bienestar integral mediante un método propio de desarrollo personal, sesiones online/ presenciales, workshop, ponencias, etc.

¿Cómo os encontrásteis para este proyecto?

Nos conocimos en una formación de Bioneuroemoción en Barcelona. No tuvimos mucho tiempo para charlar durante la formación, así que quedamos para conocernos mejor e intercambiar conocimientos. De estas conversaciones surgió la idea de desarrollar este proyecto y juntar dos disciplinas como son la Psicología y el diseño de Interiores

¿Cómo surgió la idea de este libro?

Cuando nos conocimos, las dos tuvimos la intuición de que íbamos a trabajar en un proyecto juntas. Nos admirábamos mutuamente como profesionales y al profundizar más en nuestros campos de trabajo se produjo la magia y la idea fue tomando forma. Nos dimos cuenta de que teníamos una habilidad especial, no sólo para organizar nuestro trabajo sino cualquier área de nuestra vida y decidimos unir las dos vertientes “mente y espacio”. Además las dos habíamos trabajado en proyectos que nos inspiraron a escribir un libro.

¿Qué supone el «orden» para vosotras, como profesionales?

Llevar una vida más coherente con lo que pensamos,  hacemos, decimos y sentimos, lo cual nos conduce directamente a la paz y la armonía mental.

El orden es una pieza fundamental en nuestro día a día. Hemos experimentado gracias a su efecto las ventajas que aporta a nuestras vidas y el crecimiento Interior que esto supone.

¿Por qué LA ARMONÍA? ¿Podéis explicarnos este concepto?

La palabra armonía representa el equilibrio de las proporciones entre las distintas partes de un todo . Lo armónico siempre está considerado como algo bello o agradable.  Además puede extrapolarse a varios campos, por ejemplo, dentro del ámbito musical, podríamos decir que la armonía se refiere a la relación que se establece entre los distintos acordes, más concretamente, a la organización de los mismos que de hecho es la que permite, junto a otros elementos, que una melodía nos resulte bella y agradable. Esta misma idea nos inspiró a unir la mente y el espacio, y como resultado crear una filosofía  que mejore la vida de las personas que deseen un cambio.

Si os fijáis en las primeras cuatro letras de la palabra armonía descubres la palabra Amor. Para nosotras es muy importante llevar la vida que amamos, ser lo que amamos, estar con quien amamos y rodearnos de lo que amamos.

En este libro habéis unificado dos aspectos del orden como son LA MENTE Y EL ESPACIO. ¿Podríais explicarnos estas dos vertientes del orden?

Es muy difícil por no decir incoherente, mantener una mente limpia y clara sin organización a nuestro alrededor.

Cuando psicológicamente se vive en un espacio que es un caos,  lo que ocurre sin ninguna duda es que existe un desorden interno.

Por lo que podemos deducir que ambos conceptos están conectados y actúan en equipo, uno inspira al otro. El ordenar nuestra mente nos conduce a ordenar nuestro entorno también, de esta forma podemos visualizar en el exterior lo que se ha producido en nuestro interior y como resultado integrarlo mejor.

¿Y lo de que “mi desorden es orden”? No es real, son excusas que nos da el ego para posponer la toma de acción en nuestra vida.

Estas preguntas son para Noemí:
¿Qué es el orden mental?

El orden en sentido global, es materia de estudio desde el principio de los tiempos. Los griegos teorizaron sobre él, contraponiendo caos y orden, y la ciencia intenta dar un orden, una lógica a todo lo que escribe y estudia.

He creado a raíz de escribir el libro y de esta idea, un concepto que se llama “la armonía de la mente” porque para mi el orden crea armonía allí donde lo quieras llevar. Se trata primordialmente en aprender el arte de examinar y observar tu mente para saber de qué calidad son tus pensamientos.

El control excesivo merma la libertad y nos hace ser esclavos de nuestras circunstancias. Sin embargo, aprender a observar nuestra preocupación o diálogo interno sin que nos afecte, nos libera y nos hace ser más conscientes de la vida que estamos viviendo y  sobre todo de la que queremos vivir.

En uno de tus capítulos hablas de los cajones de la mente, ¿podrías explicarnos en qué consiste?

Es un ejercicio muy revelador a nivel inconsciente, mediante el cual, no sólo podemos conocer el momento en el que nos encontramos, sino que también puede ayudarnos en el proceso de descubrirnos y autoconocernos. Lo utilizaba en consulta y lo adapte para poder incluirlo en el libro, ya que resultaba de mucha ayuda para mis pacientes.

¿Crees que el orden mental está directamente relacionado con la gestión del tiempo?

Sí, porque si nos organizamos eficazmente en nuestras actividades,  seremos capaces de generar más tiempo para disfrutar de alguna actividad que nos produzca placer,  y esto sin duda se traduce en más satisfacción a nivel personal y menos estrés.

Hablas también de generar listas. Muchos de nosotros lo ponemos en práctica muy a menudo pero no siempre de forma eficaz. ¿Cómo deberíamos llevarlo a cabo y qué importancia tiene en nuestro equilibro a diario?

Las listas son muy útiles sobre todo como recurso en la organización. Permiten visualizar rápidamente lo que tenemos que hacer y ayudan a que nuestro cerebro se ejercite en sus procesos de memoria.

Lo ideal es hacerlas por apartados, es decir: lista personal, lista para la compra o lista para una semana en concreto.

Su función principalmente es que tengan sentido y estén orientadas al momento presente. Para actividades futuras, a mi me gusta crear un apartado en la agenda que se llama: “Planes e ideas futuras”, así es más fácil que te centres en el momento presente.

Algo que me ha parecido muy interesante es la diferencia que estableces entre urgente e importante. ¿Podrías explicarnos un poco más al respecto?

Una tarea importante está directamente relacionada con las consecuencias que trae consigo. Cuanto más importante es algo, la finalización de esa tarea te acerca mucho más a tu meta. Básicamente, si el resultado de no hacer una acción es grave, estamos ante una tarea importante.

Sin embargo, algo urgente está relacionado con una fecha límite, en algunos casos con las prisas de los demás o con una emergencia. Al finalizar el libro acabamos con una frase que es: “Lo urgente es ser feliz” y esto sin duda sí que es una auténtica emergencia.

 Y éstas para Marta:
¿Qué es el orden espacial?

Es el reflejo del orden interior, es la radiografía de nuestro estado psicológico actual.

El ejemplo del armario ropero es muy ilustrativo. Si lo tengo desordenado me puede estar indicando que hay desorden en alguna área de mi vida. Sin embargo, si lo tengo ordenado viceversa, pero… ¿me gustan las prendas que tengo en el armario?

Si la respuesta es que si, evidentemente me gusto, si las prendas que hay en mi armario no me gustan, y sólo me pongo un 20% de lo que hay en él, señal que mi auto concepto se puede mejorar un 80%.

Compramos por impulsividad, para gustar a los otros, por impaciencia, por precio, pero ¿nos paramos a preguntarnos si amamos lo que adquirimos? Y aquí es dónde el orden espacial nos está dando señales de que algo no funciona correctamente en nosotros.

¿Qué importancia tiene el orden en el espacio en el que nos movemos a diario?

El orden del espacio en el que trabajamos es vital. La mesa de trabajo tendría que estar cada día limpia antes de ponernos a trabajar. Después, pongamos encima de la mesa las tareas para terminar en el día, de más a menos urgente.

A partir de aquí, cada tarea que vamos acabando, la podemos ir archivando o simplemente la ponemos en la pila de ordenar al finalizar el día. Muy importante, no olvidarnos de guardar siempre unos minutos para poner orden.

Pocas distracciones en la zona de trabajo, solo objetos, imágenes o frases que me motiven a trabajar. En este caso “más es menos”, abogamos por el minimalismo.

¿Qué aspectos tenemos que tener en cuenta que sean comunes a todos nuestros espacios?

Primero, tener espacios en los que estén las cosas que amamos, no objetos inútiles, inservibles, gastados, sucios, rallados, abollados, que no nos gustan o que tenemos repetidos.

Segundo, tener los espacios ordenados y minimalistas, sólo compro lo que me hace falta y no acumulo.

Tercero, decidir qué es lo que quiero en mi vida, diseñar mi plan de vida y actuar acorde con él.

Cuatro, disfrutar de los diferentes espacios y dar gracias por el privilegio de tener un sitio tan bello en el que vivir.  Focalizándonos sobre ello se convertirá en el reflejo de nuestra belleza Interior.

Dedicas uno de tus puntos a hablar de la limpieza energética, ¿en qué consiste?

Así como nos duchamos cada día, tener una higiene energética ambiental es primordial. Lo primero es ventilar cada día, y cuando veamos que el aire está cargado (por una discusión en la pareja, con los hijos, por la intensidad de nuestros pensamientos negativos que se quedan impregnados en el espacio, por las emociones que nos corroen, etc.), mejor hacemos una buena limpieza energética, como explicamos en el libro.

¿Cuáles son los errores más comunes que cometemos a la hora de configurar o diseñar nuestros espacios? ¿O qué no tenemos en cuenta?

Desde mi experiencia como diseñadora de Interiores, el error más común es no saber lo que queremos. Y esto es general en nuestra vida, damos palos de ciego y nos dejamos llevar por la marea sin coger el timón.

Mejor contactar con nuestro interior y saber qué es lo que queremos en el momento actual de nuestra vida, según nuestras necesidades, hobbies y rutinas.

Todos somos diferentes pero las casas muchas veces son similares, sin personalidad. ¡Creemos espacios diferentes y creativos!!!

Otro error, es el de no contactar con un profesional que nos ayude en el proceso del diseño ya que si lo hiciéramos, nos ahorraríamos muchos quebraderos de cabeza. Cuando tenemos una dolencia física vamos al especialista y cuando queremos hacer un cambio, porque no nos gusta la vida que llevamos, lo ideal sería ir a un psicólogo. Es lo mismo.

Ahora para las dos:
¿Qué tiene que ver el minimalismo con simplificar nuestras vidas? ¿Son lo mismo?

El minimalismo es un estilo de vida que permite enfocarte en aquello que es importante y esencial para ti, y apartar todo lo demás que hace ruido, molesta u obstaculiza que vayas ligero por la vida.

La filosofía oriental –adaptada a occidente desde hace décadas en forma de minimalismo– mantiene que todo lo que ocurre fuera, en lo material, es un reflejo de lo que pasa dentro, en nuestra mente y en nuestras emociones.

El realizar este primer paso nos conduce a llevar una vida más fácil, por lo que “simplificar” nos invita a deshacernos de todo aquello que produce el efecto contrario que es “complicar”, sean objetos, personas o situaciones.

Así que concretando,  hablamos de causa y efecto, una es un estilo de vida y la otra su resultado.

¿Qué pretendéis transmitir a vuestros lectores? ¿Cuál es vuestro objetivo?

Para nosotras como concluye el libro en su frase final, lo verdaderamente urgente es “Ser Feliz”.

Así que el libro ha sido creado como recurso para hacer posible este cambio. Tenemos la responsabilidad ineludible de compartirlo, ya que esta filosofía ha marcado un antes y un después en nuestras vidas personales y profesionales,  como hemos mencionado anteriormente.

¿Cómo os visualizáis en unos años? ¿Creéis que una sociedad de futuro es una sociedad en armonía mental y espacial? ¿Tenemos futuro sin encontrar esta armonía?

Rotundamente sí, y pensamos que esto es el futuro,  ya que son claves para conseguir vivir en paz con nosotros mismos y con nuestro entorno.  Actualmente vivimos en una cultura acumuladora, tanto en lo que respecta a las posesiones como a los pensamientos negativos. Así que nos visualizamos en una sociedad coherente que no sólo permita que entre aire fresco y espacio para las nuevas ideas,  sino que adopte el cambio como la apuesta más segura para avanzar y seguir creciendo personal y profesionalmente.

Y como deseamos ser partícipes de ese cambio,  nos vemos dando a conocer esta conexión entre la mente y el espacio, con el fin de guiar y acompañar a quién quiera conseguir un crecimiento Interior y ordenar su vida, simplificándola a todos los niveles.

 

Si quieres hacerte con este interesante libro y comenzar a poner en orden tu mente y tu espacio, aquí podrás encontrarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad