Calendario 20 / julio / 2018 Cantidad de comentario Sin Comentarios

Ileana Morfa disfruta contando historias, pero tiene especial debilidad por aquellas basadas en hechos reales. Por eso se decidió a publicar Arimao, un libro en el que recoge los testimonios de familiares y víctimas de violencia en la región de nombre homónimo.

En esta entrevista queremos conocer mejor la labor de Ileana y comprender cuál es el trasfondo de esta publicación cuyo objetivo, nos confirma la autora, es dar voz a los oprimidos.

Os dejamos con la entrevista completa.

Entrevista a Ileana Morfa. Testimonios contra la violencia

¿Cómo surge la idea de este libro?

Me encanta escribir y esto es algo que siempre había soñado hacer. Tengo cosas que decir y las quiero decir todas. Si empezara hablar sobre todo lo que quiero, estaría tres días de parar de hablar. Pero prefiero contar las historias que he vivido, definitivamente.

En esta historia el papel de las víctimas y testigos tiene un papel importantísimo. ¿Cómo ha resultado para ti el proceso de documentación?

Cada caso fue especial para mí. El tener testigos tan directos y que me contaran cosas tan particulare… algunas las he tenido que omitir para no tocar sensibilidades de otros. Es como un mar de información donde he navegado alucinando paso a paso. Lo que más me ha implicado en la obra es conocer, salvo a la niña y a la estudiante de medicina, al resto de las victimas. Por eso estaba convencida que tenía argumentos suficientes para darles voz en mi obra.

¿Qué tiene de particular la región de Arimao para haberse visto sacudida por tantos crímenes?

Marianao es un lugar como otro cualquiera pero con mayor cantidad de barrios marginales. Se trata de un lugar pobre con muchos solares  y la pobreza siempre engendra violencia que se manifiesta en robos, saqueos violentos en casas, atracos, asaltos a turistas, tráfico de drogas y cómo no una solapada mafia que existe a un nivel medio y que es literalmente incorregible porque resulta indetectable.

Lo puedes comprar todo: puedes alquilar o comprar armas, puedes pagar a una banda para que golpeen a alguien… Cuando todo el mundo tiene necesidad y se vive en los límites, no hay final para la violencia.

¿Qué sientes al ver las voces de las víctimas publicadas?

Siento que a mi modo estoy haciendo un poco de justicia. Ya no podemos ayudarlos ni hacer nada para cambiar el pasado pero sí para que no todo se quede en el olvido. Porque ya nadie habla de ellos. Fueron cosas que pasaron y no se pueden borrar de la historia de Marianao.

Para ti, ¿cuál es la historia más estremecedora o que más te ha impactado de las que relatas?

La historia más estremecedora es, sin lugar a dudas,la de la niña de 12 años. En primer lugar, por la crueldad del hecho en sí mismo pero especialmente porque lo desgarrador de la historia me tocó el corazón al ser narrada por un familiar suyo, contando cómo vivieron esos días. Fue una familia entera devastada por tan terrible acto.  Por recordar todos los rumores que envolvía aquellos inolvidables días. Todos los casos son terribles pero este caló más hondo.

¿Cómo han sobrellevado las mujeres de Arimao estas oleadas de violencia?

Todo el mundo teme a la violencia, eso es cierto, pero cuando convives día a día con ella cada vez la aceptas más. Cuba es una sociedad machista por si misma; por idiosincrasia, decimos que el hombre que nos quiere es normal que nos cele. Incluso en el mundo más desarrollado se perpetúa la violencia de género. No somos culpables de haber crecido en una sociedad en la que todos estudiamos y en la escuela nos enseñan la igualdad de genero mientras la profesora que te lo enseña le teme al marido  o es maltratada de algún modo en su entorno; donde los homosexuales son marginados por la mayoría de la población.

¿Cuál es la situación hoy en día?

Bueno han sucedido cosas terribles y seguirán pasando. No estoy segura de como enfocar este comportamiento social, algunos matan por rabia, otros por celos enfermizos y posesión, otros por miseria. Es complejo no hay un sólo denominador común.

Después de reeditar este proyecto, ¿tienes más historias pendientes de lanzar?

Bueno, me encanta contar historias y para ser verdaderamente fiel a mis deseos  me gustan más las historias reales, son las que están vivas y respiran. Son las que se pueden tocar y existen y necesitan ser contadas a gritos. Que todos entiendan con palabras sencillas que estas cosas han pasado y no pueden ser olvidadas.

Os recordamos que Arimao ya está disponible para su compra en librerías y plataformas digitales. Si queréis contribuir a dar voz a estas víctimas, os animamos a escuchar el mensaje de Ileana y a propagarlo.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad