Calendario 27 / septiembre / 2018 Cantidad de comentario Sin Comentarios

Juan Carlos Martín Yuste, autor de «Estado Universal», defiende la creación de la primera asamblea constituyente de la HumadidadHoy, 27 de septiembre, Juan Carlos Martín Yuste nos presenta su proyecto revolucionario con el pretende transforma el mapa político y socila. Va más allá de los localimos y del sentido de estado. Nos da una visión global, universal, para la humanidad.

«Estado Universal», un proyecto Estado Universal es mucho más que un libro. ¿Cómo nace el proyecto y cuál es su alcance?

El libro surge de un pensamiento sencillo que se asentó en mi mente de forma autónoma, como nos sucede a todos habitualmente. Lo consideré importante y comencé a desarrollarlo. En el fondo es un razonamiento muy simple. Si consideramos que los derechos humanos son el marco mínimo de convivencia y estabilidad y que su carácter transversal llega a toda la especie, esto implica la necesidad de un gobierno consecuente con este hecho, es decir, universal, cuya misión sería definirlos, regularlos, promoverlos, dotarlos, garantizarlos y protegerlos. Hoy este gobierno no existe, pero siendo en esencia bueno, puede y debe convertirse en realidad para tratar de dar respuesta también a los desafíos globales a los que nos enfrentamos e instaurar la paz definitiva en el mundo.

El libro contiene un plan concreto en el que se desarrollan los pasos a seguir para crear la primera asamblea constituyente de la humanidad. Una asamblea inclusiva formada por personas al servicio de la humanidad y del planeta. Todo el plan está relacionado y enlazado con la página web: www.estadouniversal.org . Se convierte así en un proyecto. Esta página, que también es el origen de una red social de ciudadanos del mundo, tendrá un alcance mundial en el plazo de dos años según las previsiones de expansión. Se ha creado además una plataforma para impulsar el proyecto y soportar la parte financiera y administrativa.

Descríbenos la tesis principal del libro.

Nuestro actual orden social y político mundial está basado en el riesgo de guerra. Si este riesgo desaparece, este orden se viene abajo. Esta estructura mantiene en la cúspide a lo que se ha llamado en el libro clases gobernantes o élites, pero todos y cada uno de nosotros, en función de nuestro estatus, nos comportamos como la élite de aquellos que creemos tener por debajo. Es decir, depende de la perspectiva o escala que utilicemos: ciudad, país o mundo, la clase gobernante contendrá: ciudadanos concretos, colectivos o países enteros, respectivamente. Si visionamos ese orden como piramidal, las personas, en función de su posición, demandan derechos hacia arriba y someten hacia abajo. En este razonamiento lanzo la pregunta: ¿pueden las élites mantener, de forma interesada e indefinida, el riesgo de guerra para conservar su posición? ¿Es el riesgo de guerra proporcional a los kilómetros de frontera? ¿No nos sentiríamos más seguros alojando en nuestros hogares a los hijos del prójimo que haciendo acopio de misiles balísticos intercontinentales?

Por otro lado, la mayoría de las personas han sido seres prácticamente irrelevantes en la historia. Es hora de que esta tendencia cambie. Por eso, se propone un plan que convierte a las personas en protagonistas, responsables y dueñas del destino de la humanidad mediante un sencillo procedimiento inspirado en la Grecia clásica llamado estococracia, que trata de configurar una asamblea y un gobierno autorrenovables huyendo de la figura del político profesional. La democracia de partidos políticos es una partida de cartas marcadas. Un sistema democrático pobre, caduco y sectario que ha degenerado y se ha corrompido con el tiempo y no da más de sí. Los políticos tienen secuestrada la democracia, es el momento de recuperarla, se dedican a dividir a la sociedad para hacerse un hueco vitalicio.

Además, el individuo, mínimo ser constituyente de la sociedad, tiene como deseo fundamental disfrutar de su experiencia vital, ser quien ha venido a ser conforme a su naturaleza. El estado debe ser la organización política que permite que cada persona cumpla con este objetivo y así enriquecer y sincronizar el desarrollo individual y colectivo. La situación espaciotemporal a veces se opone, limita o frena el progreso del individuo. En ocasiones, la espera incierta de la mejora de las condiciones de su entorno no es compatible con la fugacidad de la vida, siendo el derecho a la libertad de movimiento el único camino para optimizar sus posibilidades.

La humanidad se enfrenta a grandes retos pero, ¿quién es la humanidad? La humanidad no existe como entidad política, jurídica y administrativa. El mundo y la historia caminan sin liderazgo. Esto es resoluble ahora que la aviación e internet han convertido nuestro planeta en nuestro país. El país de todos, el país de la comunidad y la nación humana.

¿Cuáles son los retos principales a los que nos enfrentamos en nuestro tiempo?

En primer lugar, es importante hablar de nuestro tiempo, el que vivimos, el que nos ha tocado. Porque muchas veces vivimos mirando y estudiando el pasado de otras culturas, imperios y civilizaciones que vivieron su momento. Pero nuestro objetivo no es revivir el suyo sino vivir el nuestro con consciencia, conciencia y responsabilidad. Nuestro tiempo en nada tiene que ver con otros del pasado, un año del nuestro equivale a decenas o centenas de otros, debido a nuestra tecnología y el número de pobladores del planeta. La tecnología ha convertido el mundo en un acelerador de mentes y de ideas conectadas en tiempo real. En este contexto el crecimiento de los habitantes del planeta y el número de interacciones y posibilidades crecen exponencialmente. También, entonces, crecen los riesgos inherentes al factor humano que derivan de los defectos y vicios humanos.

Importantes son los retos y desafíos de la humanidad: el crecimiento exponencial de la población, la paz, la superación de las fronteras, la libertad de movimiento, los derechos humanos, la democracia, la preservación de la vida y los ecosistemas, paliar el hambre, la enfermedad, la muerte, fomentar la justicia social, la gestión de los recursos y de los avances científicos y tecnológicos, las condiciones laborales, la enseñanza y la educación, la economía sostenible y las infraestructuras.

¿Qué objetivos tiene tu proyecto en este contexto?

Solo la cooperación entre todos los habitantes del planeta puede hacer frente a los retos globales con garantías, el sistema actual es lento e incapaz. Los ciudadanos del mundo pueden y deben ejercer la soberanía planetaria, destinando los recursos económicos y humanos directamente hacia las causas globales. En el sistema tributario del Estado universal también estarían incluidas las multinacionales, que no encajan en un país en particular, como ya han manifestado algunos de sus CEO en entrevistas públicas. El alcance de sus propias políticas de responsabilidad social corporativa se está desperdiciando.

Los objetivos del proyecto, desde los más humildes, son: propagar la idea de lo que significa el Estado Universal, fomentar la conciencia de especie y de los retos globales, promover los derechos humanos como marco mínimo de convivencia y estabilidad, divulgar conocimiento, enseñar y educar, animar a la cooperación entre las personas en lugar de la competencia, impulsar el voluntariado, indicar el camino para lograr la optimización de la existencia y la autorrealización personal, unir a aquellos que se sienten ciudadanos del mundo, crear una comisión electoral, crear un censo de elegibles, elegir los miembros de la primera asamblea constituyente de la humanidad, buscar una ciudad dispuesta a alojarla y formarlos para la acción política.

Todo esto se hará a través de la página web indicada, paso a paso. Ni la plataforma impulsora ni yo mismo hacemos política, ni mucho menos tratamos de convertirnos en un partido político por las razones indicadas. El objetivo fundamental es llegar a constituir a la humanidad como entidad política, jurídica y administrativa según el plan señalado en el libro. A partir de ahí, la soberanía, Constitución y Gobierno, políticas, objetivos, las fuentes de financiación, gasto e inversión y las líneas de actuación residirán en el pueblo y nación humana.

Podríamos decir que 2018 ha sido un año marcado por la reivindicación del papel de las mujeres en la sociedad. ¿Cuál es tu perspectiva sobre este tema?

Existe una gran esperanza en el papel que la mujer tiene y que va a desempeñar en la coyuntura política global. Las mujeres deben ser conscientes de la capacidad de presión política que puede ejercer porque, en verdad, si se paran, se para el mundo. Como sencillo ejemplo recomiendo ver la película “La fuente de las mujeres.” La evolución científica y tecnológica nos ha puesto en un contexto histórico en el que nos ha convertido casi en dioses.

Como se ha dicho, el riesgo de guerra es el puntal que mantiene el orden social y político actual. Este orden, despiadado de arriba abajo, convierte al hombre en un perro amaestrado para la violencia y el asesinato y, para contar con su favor, se le otorga licencia para subyugar a la mujer. Por eso es tan importante hacerlo desaparecer.

¿Por qué has elegido Bubok para dar voz al Estado Universal?

Por varias razones, es una editorial independiente y transversal como este proyecto, representa un método de difusión de historias, pensamientos e ideas profundamente democrático, sin criterios comerciales, parciales o espurios, porque estoy convencido de la calidad del libro y del proyecto, y por urgencia, dado que al ser un autor novel debería emplear meses, sino años, llamando a las puertas de populares sellos editoriales para que este libro viera la luz. Además, Bubok cuenta con muy buenos profesionales.

Ya nos has anticipado que Estado Universal es mucho más que un libro. ¿Qué nos tienes preparado para los próximos meses? ¿Dónde podemos seguir la pista del proyecto?

Los próximos meses van a estar volcados en la promoción, entrevistas en medios, presentaciones, encuentros con lectores, debates y ferias del libro nacionales e internacionales. Cuento con el apoyo de la editorial y el de una empresa de servicios informáticos y digitales que ha desarrollado la página web y con la que iré coordinando la implementación de nuevas herramientas, campañas publicitarias, difusión en redes sociales y producción de material audiovisual.

El libro se está vendiendo muy bien y eso que aún, en papel, está presente tan solo en algunas librerías de Peñaranda de Bracamonte, Salamanca, la de Bubok en Madrid, y bajo pedido en todas las librerías asociadas a Bubok y Casa del Libro. Queda mucho trabajo por hacer en este sentido, no obstante, a través de la página web se pueden ver todos los medios de distribución, los canales online permiten adquirirlo en cualquier parte del mundo.

A partir de septiembre se va a ofrecer, también, la posibilidad de envío del libro dedicado y firmado a cualquier lugar. Estoy trabajando en la traducción del libro al inglés, está casi lista. Una editorial alemana ya se ha enterado e interesado por el libro. Estoy buscando agentes literarios para otros idiomas.

La página web es el lugar de referencia para seguir el proyecto. Se irán aportando avances del libro cada mes en el apartado Contenido Promocional, con traducción automática a más de cien idiomas, así como artículos relacionados, eventos, entrevistas y reseñas en el Blog. En la pestaña Comunidad ya se puede configurar el perfil personal y empezar a interaccionar. Se cuenta con un grupo de bienvenida y otro de lectura y un chat. Se creará un grupo de difusión y grupos de trabajo que allanen el camino a la primera Asamblea. Más adelante se creará la Comisión Electoral y el procedimiento de suscripción al Censo de Elegibles. Se hablará con universidades para el diseño de un programa de formación específico para políticos. Se contactará con las ciudades para ofrecerlas la posibilidad de convertirse en sede de la Asamblea, al estilo de las Olimpiadas.

En cualquier caso, para conocer todos los detalles del plan y del libro y estar sincronizados en las cuestiones mínimas, como punto de partida, es muy importante leerlo y a ser posible, difundirlo.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad