Calendario 11 / julio / 2022 Cantidad de comentario Sin Comentarios

Claveles Blancos llegó a manos del equipo editorial de Bubok durante los primeros días de febrero. Sabíamos que teníamos una novela especial entre manos. Después de conocernos y hablar largo y tendido con Miguel Alonso, su autor, nos envió el manuscrito. A ver qué os parece, nos dijo en aquel primer mail. Nosotros nos demoramos unos días en darle respuesta y, recuerdo, perfectamente lo que le dijimos: Enhorabuena, Miguel, por lo que has escrito. No te puedo asegurar cuántos cientos o miles de ejemplares vamos a vender, pero partimos de una muy buena base para que este título sea un best seller. Y nos pusimos manos a la obra.

Claveles blancos es una obra de ficción que trata un tema complicado y espinoso en España. Es una novela negra en la que la venganza, el terrorimos de ETA y el psique está entrelazados.

Cuatro meses despues de la publicación, Claveles Blancos lleva un gran ritmo de ventas, las críticas son buenas y estamos trabajando en la posibilidad de que Miguel Alonso haga un tour de firmas en las ferias del libro más importantes, después del éxito que ha tenido en la Feria del Libro de Madrid. En esta entrevista queremos presentaros al padre de esta obra, que le conozcais un poco mejor.

 

Se ha escrito poco sobre el terrorismo etarra que tanto dolor ha causado en nuestro país: Miguel Alonso, autor de «Claveles Blancos».

1.    ¿Quién es Miguel Alonso?

 

Soy un lector empedernido que ha pasado toda su vida en entornos profesionales muy exigentes, en diferentes lugares y que no tienen nada que ver con la literatura. Soy hijo, padre, marido y amigo de grandes personas, eso soy en realidad…

 

2.   ¿Qué has aprendido de todo este proceso de escritura, edición y publicación de la obra?

 

He aprendido en piel propia lo que ya barruntaba; que es un mundo apasionante, complejo, con sus propios códigos y con muy buena gente con un interés común, la promoción de la lectura, lo que reviste a esta experiencia de algo muy especial e inspirador.

En Bubok en particular debo decir que me he sentido muy respetado, escuchado y acompañado, con un asesoramiento profesional y cercano que me ha hecho muy sencillo este camino tan nuevo y diferente para mí.

 

3.   ¿Por qué una persona que tiene una profesión totalmente alejada de la literatura, decide comenzar a escribir y dar el salto? ¿Qué te motivó a hacerlo?

 

Soy economista de formación, directivo y consejero en algunas empresas, pero realmente ha sido un paso bastante natural.

Como he dicho, soy un lector casi enfermizo (tengo un libro siempre a mano, incluso en la cola de la panadería…) y me apetecía hacer una incursión en el mundo de contar historias, con mucho pudor y el máximo respeto por los escritores profesionales, pero quería probar; y he de decir que, aunque fue complicado hacer un hueco en mi agenda llena de compromisos y viajes, lo conseguí y resultó ser una actividad casi terapéutica que conseguía alejarme del día a día al menos una hora o dos al día.

 

4.   ¿Hay algún motivo en particular por el que decidiste elegir esta temática para tu primera novela?

 

Os cuento un pequeño secreto, tenía una historia en mi cabeza desde hacía años, me decidí a trabajar en la estructura, tramas y subtramas, personajes,… y cuando iba a comenzar, me asaltó otra idea que tenía también desde hacía mucho tiempo en algún sitio de mi mente, comencé a documentarme para acometer ese proyecto en un futuro, y la historia pidió su sitio y su protagonismo, ya no pude parar… así que tengo el borrador de la que quería escribir primero en un cajón esperando su momento.

En cuanto a la temática, una consideración: creo que se ha escrito poco sobre el terrorismo etarra que tanto dolor ha causado en nuestro país, así que, con toda humildad, decidí hacer algo al respecto, o contribuir de alguna forma a hablar de ello.

 

5.    ¿Qué se va a encontrar el lector cuando empiece a pasar páginas?

 

Casi voy a responder esta pregunta con lo que ya me han dicho muchos lectores que la han leído, así quito subjetividad a la respuesta.

Me dicen que es una historia que atrapa por diversos factores: trama muy interesante y original, que engancha desde el principio, con personajes que atrapan, que evolucionan y fácilmente reconocibles. Diálogos realistas, descripciones no muy recargadas pero que consiguen trasladar al lector a los lugares donde se desarrolla la acción, lenguaje sencillo que hace muy amena la lectura. Hay mucha emotividad, varias dosis de acción, y un desenlace que da sentido a toda la novela.

Por el momento ha gustado mucho a todo tipo de lectores y de diferentes rangos de edad.

6.   En Bubok somos conscientes de que el proceso de escritura fue largo, ¿cómo te preparaste para la escritura?

 

Realmente lo más importante fue encontrar una sistemática para encontrar un hueco en el día a día, probé varias posibilidades y finalmente comprobé que lo mejor era aprovechar las primeras horas de la mañana, básicamente de 6 de la mañana a 7.30 los días de trabajo, y algo más los fines de semana y festivos. Cuando comencé el ritmo fue muy bueno, en 5 meses tenía casi mil páginas, luego llegaron los meses de correcciones, cambios y reducción hasta las 500 páginas que finalmente tiene la novela.

 

7.    ¿Quienes son tus referentes literarios? ¿Te inspiraste en el estilo de alguno de ellos?

 

No he seguido el estilo de ningún autor en concreto, doy por hecho que me han influido muchos de ellos, naturalmente, pero no ha habido una reflexión concreta sobre qué fórmula o escritor sería el modelo.

En cuanto a los referentes literarios, la respuesta ocuparía demasiado espacio. Por la temática que he elegido sí quiero mencionar a Fernando Aramburu y Lorenzo Silva, y por nombrar a alguien más, los libros que he releído en varias ocasiones son Nada, de Carmen Laforet, La Forja de un rebelde, trilogía de Arturo Barea, Los gozos y las sombras, trilogía de Torrente ballester y Conversaciones en la catedral de Mario Vargas Llosa. Últimamente estoy leyendo las novelas de Pierre Lamaitre, que son muy recomendables.

 

8. ¿Cuál fue la parte más dura, la que más te costó escribir?

 

Como he comentado, la primera versión de la novela me salió muy larga, mi forma natural de escribir es muy lírica y detallista, con muchas descripciones y reflexiones. No me convencía el ritmo del primer borrador, así que la parte más dura del proceso creativo fue “desescribir” la novela y hacerla mucho más directa y ágil, aunque fuese en contra de mi manera natural de escribir. Tuve que revisar absolutamente todo, trama y subtramas, personajes, situaciones,… me llevó casi el mismo tiempo este proceso que el de creación propiamente dicho, y fue lo más exigente y complicado, sin duda.

 

Se ha escrito poco sobre el terrorismo etarra que tanto dolor ha causado en nuestro país: Miguel Alonso, autor de «Claveles Blancos».

9. ¿Te sentiste más ligero al poner el punto y final, o al contrario, sentiste una sensación de vacío al tener que despedirte de tus personajes.

 

Te respondo con un ejemplo que he vivido en otras facetas de mi vida, porque me sucedió exactamente lo mismo con la novela.

He corrido un par maratones y he hecho alguna prueba de gran fondo en ciclismo, para ello hay que prepararse mucho y de forma muy sistemática y exigente, pues bien, cuando acababa esas  pruebas me sentía orgulloso por el esfuerzo realizado y absolutamente feliz; luego, de forma inconsciente, pasaba varias semanas sin volver a correr o a coger la bici.

Algo muy similar me ha sucedido con esta aventura.

 

10. Durante estos cuatro meses de vida que tiene Claveles Blancos habrás recibido críticas buenas y malas. ¿Cuál ha sido la que más te ha emocionado y cuál la que más te ha dolido?

 

Los comentarios y críticas han sido muy positivos y generosos, estoy muy contento porque buscaba exactamente lo que me dicen mayoritariamente, que les ha enganchado la trama, los personajes, que sorprende y que te deja con ganas de no parar de leer.

Realmente no me ha dolido ningún comentario, considero que las críticas negativas son también muy edificantes y me ayudan a reflexionar y a mejorar. Algunas de las críticas recibidas eran reacciones a cosas que conscientemente había buscado, pero como digo, la mayor parte de los comentarios han sido muy generosos con mis claveles blancos.

 

11. ¿Cómo ves el panorama literario ahora mismo?

 

Trato de estar siempre al día de las novedades y las tendencias, pero mi disponibilidad de tiempo es muy escaso, leo críticas, recomendaciones, reseñas,… y lo más importante y recomendable: hablo con los libreros y con otros lectores.

Creo que hay muchas buenas opciones de autores consagrados en la actualidad, y de nuevos escritores que aportan frescura y originalidad. Por citar algún ejemplo de autores nuevos que me han encantado últimamente mencionaré a Amalia Marugán, con su Vivir como si ya hubieras muerto que ha publicado en Bubok y a María Reig con su novela  Papel y tinta, muy recomendables ambas.

 

12. Como lector empedernido que eres, ¿qué estás leyendo ahora mismo?

 

Estoy leyendo una novela preciosamente contada por un buen amigo, su título: La luna es verdad, de Juan Ignacio Ferrándiz Arellano, altamente recomendable…

 

13. ¿Alguna nueva historia en mente?

 

Quería ponerme con ese proyecto que he comentado que tenía listo para empezar a escribir cuando me asaltaron los Claveles Blancos, pero muchos lectores me han sugerido una segunda parte de esta novela, y la verdad es que lo estoy pensando seriamente, así que es posible que en breve me vuelva a sentar a escribir una nueva historia de Josu Urquiola, el protagonista de Claveles Blancos.

 

Muchas gracias, Miguel, por dedicarnos este tiempo. Gracias por confiar en nosotros. Es un honor contar contigo como autor. Y a los lectores, recordarles que pueden comprar Claveles Blancos en Bubok y también en cualquier librería física o digital. Una lectura muy recomendable para este época de descanso estival.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad