Calendario 20 / Agosto / 2015 Cantidad de comentario 1 Comentario

neil-hazard«Zoe no tiene frío. Zoe solo sabe que su padre está muerto y que debe ir a buscarlo. El invierno agoniza y las amapolas han vuelto a cantar en la llanura. La guerra ruge al otro lado de las montañas. Y el camino es ya lo único que importa».  Desde la sinopsis, Neil Hazard nos da una buena muestra de su literatura. El canto de las amapolas, su primera novela, trata temas como la soledad, la muerte y la guerra. Una obra alegórica de la que os invitamos a conocer un poco más a través de su autora, con quien nos hemos entrevistado.

Neil, ¿cómo nace El canto de las amapolas? ¿Cuánto tiempo te llevó escribirla?
Creo que El canto de las amapolas nació como resultado de una trama sencilla a la que solía dar vueltas cuando aún tenía catorce años, y que no contaba más que con una figura femenina (la hija abandonada) y un cadáver (el padre, en este caso), el cual la primera decide ir a buscar para dar sepultura. Es posible que esto mismo naciera de ciertos ecos de una Antígona contada a la mitad y la relación que tenía en ese momento con los mitos griegos. De esta relación surgió también el personaje de Proteo, que fue lo que finalmente me llevó a escribirla. Nos habían mandado leer las Metamorfosis de Ovidio en clase (una versión adaptada, corta y sencilla, pero con algún detalle interesante) y fue allí donde topé con la figura de Proteo. Supongo que si decidí acogerlo como parte de mis personajes fue porque me fascinó el desconocimiento que había tenido hasta entonces de su existencia. Es decir, no es uno de esos dioses cuyos símbolos se han reutilizado y repetido hasta la saciedad. Era…bueno, un dios (casi) olvidado. Así, de la combinación de la trama y el dios, nació lo que finalmente se titularía El canto de las amapolas. Escribirla me llevó más de lo que pensé inicialmente, y así quedó reflejado en el texto, que es casi un reflejo de mi propia evolución como escritora. Hice unos dos o tres borradores previos, que no pasaban del quinto capítulo, y que nunca me convencían del todo. El texto definitivo, el que llevé a Bubok la primera vez que pasé por la librería, tardó más o menos nueve meses en estar completo, y le puse fin a mediados del agosto pasado. Contando las pequeñas correcciones que hice posteriormente, he dedicado a este proyecto alrededor de dos años.

¿Desde cuándo escribes?
Podría decirse que escribo desde siempre, aunque hasta los ocho/nueve años no empecé a tomar conciencia de lo que estaba haciendo. En los primeros años, escribir fue casi una actividad forzada. Durante un verano mis padres me obligaron a llevar un diario, y he de confesar que lo aborrecía. Era casi como una tarea de la escuela, o eso pensaba entonces. Supongo que una vez empecé a leer por mí misma y a admirar aquello que leía me planteé que yo podía hacer lo mismo, o al menos algo parecido.

¿De dónde viene tu inspiración?
La inspiración es algo que no procede únicamente de una fuente, y que por mucho que uno trate de rodearse de espacios sugerentes no siempre llega. Una frase de una conversación a la que se da vueltas tiempo después sin que haya una razón específica para ello, una situación imprevista, o incluso la cotidianidad vista con cierta perspectiva pueden resultar inspiradoras o acabar reflejándose en el texto. Por ejemplo, recuerdo que mientras escribía la escena de la playa, en el capítulo nueve, un amigo mío me llamó (era de madrugada, y no estaba precisamente sobrio) para preguntarme por el sentido de la vida. Fue tan chocante que acabé incluyéndolo, de una forma más o menos distorsionada, en la narración.

neil-hazard-el-canto-de-las-amapolas

¿Cuál es el mejor consejo de escritura que te han dado?
Supongo que lo mejor que me han dicho fue, precisamente, que dejara de reescribir y probara a seguir sin pensar apenas en lo que estaba haciendo. Que todas las historias merecen la pena, por insignificantes que puedan parecer a veces. Sorprendentemente, a día de hoy eso sigue funcionándome bastante bien.

¿Cómo resultó el proceso de edición?
La edición, gestionada por Bubok, resultó cómoda, rápida y eficiente. Agradezco mucho la orientación del equipo durante el proceso y todas las facilidades que me han prestado a la hora de hacer realidad este proyecto.

¿Lees libros en papel o digitales?
Papel, siempre que me sea posible. Encuentro mucho más fácil establecer esa intimidad tan especial que es la lectura con un libro físico que con uno digital.

¿Cuál es tu libro favorito? ¿y el autor?
Mi novela favorita es, probablemente, Las olas, de Virginia Woolf, aunque Cumbres Borrascosas podría disputarle el puesto con facilidad. En cuanto a autor, sería un crimen no dedicar al menos una mención al que ha sido seguramente el motor de toda mi evolución y que a día de hoy sigue fascinándome: Arthur Rimbaud, el eterno adolescente.

¿Qué puede esperar el lector de El canto de las amapolas?
Me resulta casi extraño que sea el propio escritor el que tenga que juzgar algo tan delicado como su propia obra, pues nunca podrá verla con los mismos ojos que el lector completamente ajeno a dicha obra. Sí, es cierto que un escritor puede desestimar y ser de hecho el crítico más feroz de sus creaciones, pero son, en definitiva, sus vástagos. En fin, si tuviera que contestar a esta pregunta diría que el lector debe esperar poesía. Y quizá un anhelo velado de que la crudeza del mundo sea tan sencilla, tan palpable, como la del país de Zoe, en guerra para siempre. Por suerte o por desgracia, ninguna de las dos cosas está hecha para contentar a nadie. Que el lector decida por sí mismo.

Si te apetece leer más sobre esta novela, recuerda que puedes encontrarla en nuestra librería (papel, epub y pdf) y a través de cientos de plataformas digitales.

Ana Dolz, que escribe bajo el nombre de Neil Hazard, nació el 18 de agosto de 1998 en Madrid, España. Actualmente estudia segundo de bachillerato en el IES Ramiro de Maeztu. Recibió el tercer premio a nivel nacional en la categoría de relato corto del XXXII Certamen Literario Roquetas de Mar. El canto de las amapolas (2015) es su primera novela publicada. 

Un Comentario para “Neil Hazard: «Todas las historias merecen la pena»”
  1. 8 de marzo, 8 mujeres, 8 libros - Literatura feminista en Bubok

    […] y desde la sinopsis nos da una buena muestra de su literatura. Os recomendamos la lectura de la entrevista que le realizamos con motivo del lanzamiento de su […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad