Calendario 20 / Junio / 2017 Cantidad de comentario Sin Comentarios

Una tertulia, una ciudad en la que nunca ocurre nada, una cruel guerra en ciernes. Así arranca la nueva novela de Andrés López de Ocariz y Ocariz, titulada La Atenas Levítica. Esta historia que nos sitúa en la Vitoria de comienzos de la Guerra Civil y rememora aquellos días tan duros. Hablamos con Andrés para que nos cuente más sobre la obra.

Vitoria, la “Atenas Levítica” antes de la guerra

¿De dónde parte la idea de La Atenas Levítica?
Vivencias, historias, quizás también seguramente mitificadas que oí en la infancia de boca de los mayores, de quienes sí fueron desgraciados protagonistas de la crueldad cainita que trae acompañada a una guerra civil interminable. Secuencias, retazos, flashes incompletos que he vertebrado en La Atenas Levítica, no de forma siquiera rigurosa con la Historia, pero sí articulada en forma de drama trágico. No es una novela ni para los vencidos ni para los vencedores, pues como historiador que lo soy y aprendiz de observador del alma humana tengo que certeza de que en la memoria intrahistórica española queda como derrota de todo un pueblo y una vergüenza colectiva. Sí es una novela que escupe directamente sobre los cobardes de retaguardia, asesinos repugnantes sin conciencia humana, lo fuesen bajo una bandera u otra.

¿Cómo es la Vitoria de tu novela? ¿Por qué utilizas el título para apodar a la ciudad?
Mi Vitoria en la novela es muy semejante a como lo fue en el tempo en el que discurre la historia, una pequeña ciudad en la que sus élites se empeñaban en congelar incluso el progreso industrial. Atenas del Norte en la que la presencia de clérigos y militares era asfixiante.

La historia arranca poco antes de la guerra civil. ¿Por qué esta época?
Vitoria será una ciudad alejada del frente durante toda la interminable contienda. Fue primer destino de la aviación alemana encuadrada en la Legión Condor y también de la Aviazione Legionaria fascista italiana. La Guerra marcó un punto de inflexión. Después de la ella se produjo el cambio que las élites durante siglos habían intentado eludir. Vitoria se convertiría en muy pocos años en uno de los centros industrial más importantes de España. Decenas de miles de emigrantes andaluces, extremeños, gallegos, castellano o riojanos modificaron para siempre, en todos los sentidos, a la Atenas Levítica de las élites.

¿Cuáles son los temas principales que se tratan?
El eje de toda la novela no es otro que el de la terrible capacidad que tiene la guerra para modificar, de manera radical y trágica, cualquier aspecto de la vida, en especial los rasgos más propiamente humanos.

¿Cuál ha sido para ti la parte más ardua del proceso de escritura?
Sin ninguna duda el empatizar con las mentes y corazones de quienes fueron protagonistas forzados de la mayor tragedia que ha sufrido España en su más que milenaria historia.

Háblanos de autores y obras que hayan influido en tu manera de escribir o que, simplemente, te apetezca recomendar a tus lectores.
Parafraseando a don Antonio Machado, mis recuerdos son de una biblioteca de colegio donde florecían los hombres del 98, en especial don Pio Baroja, que alimentaron mi ansia por leer que me llevó a admirar a mis americanos, García Márquez y Vargas Llosa y mi guía, don José Saramago, el genio ibérico.

Por último, ¿por qué deberíamos leer La Atenas Levítica?
Quizás simplemente para entender que la vida no se puede escribir en blanco o negro, tampoco en gris, infinitos son sus matices que jamás se pueden describir como de buenos o de malos.

Esperamos que os haya gustado la entrevista. La Atenas Levítica está disponible en Bubok, librerías asociadas y plataformas digitales. ¡Búscalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad