bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

La música del vinilo

de José Antonio Sarmiento García
  • Autor: José Antonio Sarmiento García
  • N° de páginas: 390
  • Tamaño: 220x220
  • Formato: Tapa dura
  • isbn: 9788492222476
  • Idioma: español
  • visitas: 1
A mi alrededor se apilaban los discos donde ese inscrib­an los fragmentos de esta materia prima descompuesta, encogida y agrandada, destripada, invertida, estallada y pulverizada. Me sent­a como un ni±o que ha abierto su oso de peluche y le ha vaciado el serrin, que le ha arrancado los ojos a la mu±eca y roto en mil pedazos el tren de cuerda. Ten­a que confesarme a mi mismo que acababa de inventar unas t©cnicas de destrucci³n extraordinarias, pero que todos los intentos de sintesis hab­an sido un rotundo fracaso. Por otro lado, a cada nuevo paso que daba surg­an unas contradicciones feroces. Los objetos sonoros proliferaban, pero su insensata mulitiplicaci³n no aportaba enriquecimiento alguno, al menos en el sentido en que lo entienden los mºsicos: la idea musical , o la sombra de la idea que permanec­a la fondo de estas contorsiones, no cambiaba en absoluto, !y para eso tantas formas retorcidas, tanta variaciones concretas! Las mismas variaciones eran contradictorias, demasiado musicales al tiempo que insuficientemente musicales. Demasiado, porque persist­a la banalidad de la escritura inicial; e insuficientemente, porque la mayor­a de aquellos objetos sonoros eran crueles, ofensivos para el o­do.¿Tendr­a que renunciar?. Aunque dos a±os m¡s tarde se hiciera evidente que el origen de una parte de aquellas contradicciones era perfectamente inteligible, ¿c³mo verlo entonces, cuando se est¡ pasando por la experiencia? La paradoja era que ya hac­a dos a±os que practicaba la mºsica concreta sin haberla descubierto todav­a. Hab­a encontrado modos de operar, era capaz de manipular, y, sin embargo, en el plano te³rico estaba muy lejos de alcanzar ese punto. Era prisionero de mis surcos cerrados. Hay una famosa canci³n de dith Piaf que ilustra el surco cerrado. Antes de ser un m©todo, apareci³ como un truco, un efecto sonoro. Pero de efecto puede pasar a causa y a medio de descubrimiento. ste ºltimo se resume en una diferencia simb³lica: la diferencia entre la espiral y el c­rculo. Sucede que la m¡quina de grabaci³n de sonido es una mec¡nica que dibuja su propio simbolo. La espiral de la grabadora no s³lo es la realizaci³n material, sino tambi©n la afirmaci³n del tiempo que pasa, que ha pasado, que no volver¡ nunca. Cuando la m¡quina cierra sobre s­ misma este c­rculo m¡gico, peuden suceder dos cosas: o bien es un accidente, y el despistado operador pensar¡ al darse cuenta que la m¡quina est¡ estropeada, pues ha rayado el disco hasta el alma (todos los discos tienen un alma met¡lica, a la que se llega en cuanto se atraviesa la fina capa de barniz); o bien lo habr¡ hecho adrede el propio operador, quien levantar¡ h¡bilmente la grabadora en cuanto el surco se haya mordido la cola, aislando as­ un fragmento sonoro sin principio ni fin, un estallido de sonido aislado de todo contexto temporal, un cristal de tiempo con las aristas vivas, de un tiempo que no pertenece ya a ningºn tiempo. En la lectura, el surco cerrado puede comenzar en A, B, C, o D. Pero enseguida se olvida este principio, y el objeto sonoro se presenta en su totalidad, sin principio ni fin.Cuando Rabelais, mostrando un rasgo extraordinario de genio inventivo, se imagina en Pantagruel las palabras congeladadas, hace algo m¡s que prefigurar la grabaci³n de sonido. Maldiciones y gritos, relinchos, el entrechocar de las armas, palabras soeces y alaridos de terror se aislan y se endurecen, separadas de la historia, para amontonarse, congeladas, en un caos de olvido. El calor de una mano las derrite; las lanza como si fueran piedras. No s³lo se trata de la restituci³n del tiempo pasado, sino tambi©n de su estallido. Segºn el humor de Pantagruel, los mil pedazos de sonido compondr¡n una sinfon­a diferente, no en el orden en el que se sucedieron, sino tal como los toma la mano, en el orden que se le impone.
...[Leer más]
ESTE LIBRO NO SE ENCUENTRA DISPONIBLE. PUEDES VER MÁS ABAJO OTROS LIBROS DE TEMÁTICA SIMILAR QUE PUEDEN INTERESARTE.
Los clientes que compraron este libro también compraron

La librería Bubok cuenta con más de 70.000 títulos publicados. ¿Todavía no encuentras el tuyo? Aquí te presentamos algunas lecturas recomendadas basándonos en las valoraciones de lectores que compraron este mismo libro.
¿No es lo que buscabas? Descubre toda nuestra selección en la librería: ebooks, publicaciones en papel, de descarga gratuita, de temáticas especializadas... ¡Feliz lectura!

Bubok es una editorial que brinda a cualquier autor las herramientas y servicios necesarios para editar sus obras, publicarlas y venderlas en más de siete países, tanto en formato digital como en papel, con tiradas a partir de un solo ejemplar. Los acuerdos de Bubok permiten vender este catálogo en cientos de plataformas digitales y librerías físicas.
Si quieres descubrir las posibilidades de edición y publicación para tu libro, ponte en contacto con nosotros a través de este formulario y comenzaremos a dar forma a tu proyecto.

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar