bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Las ensoñaciones del jurista solitario

de Ángel López y López
  • Autor: Ángel López y López
  • N° de páginas: 258
  • isbn: 9788484563983
  • Idioma: español
  • visitas: 0
Rese±a de Jos© Villalobos@@--@@@@--@@@@--@@Esta obra del Prof. L³pez y L³pez –Catedr¡tico de Derecho Civil de la Universidad de Sevilla- se compone de cinco libros, que son cada vez menos extensos, pero que, por el contrario, van ganando en intensidad y viveza hasta llegar al libro quinto, de s³lo p¡gina y media, en que alcanza su plenitud todo lo elaborado anteriormente. El t­tulo est¡ escogido con cierta iron­a, pues son “enso±aciones” muy racionales y en estado de vigilia y, por lo dem¡s, no es jurista “solitario”, sino muy bien acompa±ado en las disquisiciones que expone. Est¡ compuesto en una tonalidad confidencial y “estoica”, lo que hace que la cita de Cicer³n al comienzo del libro se nos revele, despu©s de su lectura, como el lema que ti±e todo el decurso dram¡tico del texto. @@--@@@@--@@Es un libro “dram¡tico”, porque deja presentar la vida que brilla por detr¡s del oficio de jurista de nuestro autor. Es, pues, a veces un relato ­ntimo, de confidencia, construido sobre la narrativa de una vida en que las conversaciones con los libros de los amigos muertos –y tambi©n amigos vivos con los que se puede dialogar en busca de respuestas existenciales- tienen su no desmazalada, sino su vigorosa presencia; venciendo as­ el pudor que toda escritura supone, al desvelar el alma y su intimaci³n.@@--@@@@--@@En todas sus p¡ginas hay una tensi³n contenida que se derrama lentamente y que, en sentido propio, aparece cuando nuestro autor confiesa que el libro es “un ºltimo intento de explicarme a mi mismo” (p¡g. 257), bien que haya dicho antes que en la vida de los hombres “es el intento lo ºnico que est¡ en su medida de posibilidades” (p¡g. 167).Leo con solicitud este libro que bien podr­a ser calificado de autobiograf­a intelectual, si eliminamos el matiz subjetivista que alguien podr­a interpretar en esta denominaci³n. Pero vayamos por partes en esto del g©nero literario de la autobiograf­a. Lo que quiero decir es que en las diversas cuestiones tratadas –la mayor­a de ellas pertenecientes al mundo conceptual jur­dico- deja columbrar la vida y sus mas ocultos significados. Por ello intentar©, en esta rese±a, dar noticia del libro, hablando a las claras y de coraz³n – situado en el polo de la subjetividad- , sin por ello obviar los temas en debate –el polo objetivo que debe conformarla-@@--@@@@--@@Quiero referirme a la palabra “ensue±o”, el ¡mbito elegido por el Prof. L³pez y L³pez para insertar las cuestiones. Debemos distinguir entre “sue±o” (acto de so±ar con la imaginaci³n ) y “sue±o (acto fisiol³gico de dormir), pues la lengua espa±ola no ha generado el ardid de la distinci³n terminol³gica entre ambos, como si la ha hecho la portuguesa “sonho-sono” o la italiana “sogno-sonno”. El autor escoge el t©rmino “enso±aci³n” –siguiendo a Rousseau, “rªverie”- cuya sem¡ntica se extiende desde el ensue±o mientras se duerme hasta el ensue±o cuando se est¡ en vela. La enso±aci³n est¡ compuesta de “sentimiento y raciocinio”(p¡g.14), por lo que tal vez acuda a ella como instrumento para traspasar fronteras, ir mas all¡, y lograr decir lo que no se podr­a en los l­mites del Derecho Civil.@@--@@@@--@@La­n Entralgo –en su obra “La generaci³n del noventa y ocho”- destacaba el ensue±o como lo propio de los escritores del 98, y escribia “el utopista o so±ador de mundos perfectos construye sus ensue±os con hombres de este mundo imperfecto, levemente mejorados por su personal capacidad de enso±aci³n”. Quiz¡s sea por esto por lo que nuestro autor pueda analizar los temas apasionadamente, con conocimiento y con esperanza. Es lo que percibe en el cap­tulo primero, de la primera parte, cuando retorna de su clase diaria en la Universidad y evoca la lectura de las “Instituciones” de Justiniano y su definici³n de justicia “en auroras y laboriosas horas, ya pasadas” (p¡g.24).@@--@@@@--@@Paso a destacar las siguientes ideas-fuerza que recorren los diversos cap­tulos del libro: en primer lugar, el papel del Estado Social y su relaci³n con la propiedad privada, y, en segundo lugar, la ciencia del Derecho y la consecuci³n de la verdad jur­dica en el proceso.@@--@@@@--@@La primera idea-fuerza es la que expresa que “no concibe el Derecho Privado sin el referente pol­tico organizado, llam©mosle Estado o equivalente, porque sin ese referente, no hay una m­nima racionalidad de la existencia jur­dica” (p¡g.14). Es la relaci³n entre el individuo y el Estado, entre el derecho del individuo (el Derecho Civil) y el derecho del Estado (el Derecho Pºblico), implicaciones tan necesarias y dial©cticas como conflictivas e inc³modas.@@--@@@@--@@El autor rechaza la sedicente apoliticidad de los civilistas, como si tuviesen un “status” cient­fico superior al de los publicistas. Siguiendo la estela de Bacon, Jellinek dijo que “sin Derecho Pºblico no es posible el Derecho Privado” (p¡g.29). Pero esta interpretaci³n de la frase baconiana por Jellinek le parece ambigua y por ello la rechaza. Las categor­as del Derecho Privado dice “son m¡s que conceptos e instituciones:son modos de pensar lo jur­dico, hasta ahora insuperados” (p¡g.32)…@@--@@@@--@@La soluci³n dada se basa en el desarrollo hist³rico del Estado, desde un Estado monoclasista –para el individuo propietario- o Estado Liberal –en que el Derecho Pºblico era para el Derecho Privado-, hasta el Estado Social. Reivindica, en consecuencia, la autonom­a de los fines del estado frente a los fines del sujeto privado, lo que conduce al Estado Social.@@--@@@@--@@ El siguiente paso es analizar la teor­a de la propiedad, que hace en compa±­a de Radbruch –uno de los padres del socialismo democr¡tico-. Radbruch parte de la idea de propiedad como un concepto existente a priori (p¡g.53), teniendo en cuenta los ºltimos fines del orden jur­dico. En un sugerente texto de Radbruch se afirma que la propiedad privada est¡ al servicio del individuo o al servicio de la comunidad, abandonando la teor­a individualista para adherirse a la teor­a social de la propiedad.@@--@@@@--@@ Sin embargo, para nuestro autor este texto es muy apor©tico y conduce a ciertas perplejidades, pues hoy la figura del nuevo orden econ³mico no es la propiedad sino la empresa y el mercado. Tiene en cuenta que el Estado Social –como para Heller, que defini³ por primera vez este concepto-, y dice que “no implica una abdicaci³n de los postulados del Estado de Derecho” (p¡g.88).@@--@@@@--@@Tambi©n sigue a Duguit, para quien carece de sentido hablar de conciliar los derechos del individuo y los de la colectividad, ya que “todo individuo tiene en la sociedad una cierta tarea que ejecutar” (p¡g.112), que no puede dejar de cumplir. He ah­ la condici³n apor©tica del concepto de funci³n social del derecho subjetivo.@@--@@@@--@@En mi opini³n, es muy relevante el cap­tulo nueve, tan ajustado y original, dedicado a Hegel y el Derecho Privado. Sirvi©ndose de la distinci³n hegeliana en el esp­ritu objetivo, el Estado es el “universal concreto” en que se fusiona el inter©s particular y el general. A un fil³sofo interesa el acercamiento clarificador de un jurista a las realizaciones del esp­ritu objetivo: Derecho, Moralidad y Eticidad (representada en grado m¡ximo por el estado).@@--@@@@--@@La segunda idea-fuerza se refiere a la peculiaridad del Derecho como ciencia y a la verdad jur­dica; es una cuesti³n filos³fica, pues versa sobre los principios en que se basa el Derecho, sus verdades primarias. Los enjundiosos cap­tulos once y trece de la primera parte la abordan en conversaci³n con los juristas Luigi Caiani y Salvatore Satta.@@--@@@@--@@Relata nuestro autor –siendo “joven aprendiz de Derecho”- como una tarde gris en Bolonia lee el art­culo “Analog­a”, escrito por Caiani, de la”Enciclopedia del Diritto”. Esa lectura le acompa±a, confiesa, toda su vida llegando a ser “su particular breviario del drama del jurista[…], de su ansia por la objetividad, la seguridad y la certeza” (p¡g. 121), al tiempo que le plantea el problema de la ubicaci³n del razonamiento jur­dico en el terreno de la axiolog­a, y por tanto en los juicios de valor, y no en el terreno de la l³gica aplicada mec¡nica o emp­ricamente.@@--@@@@--@@La analog­a es un procedimiento de elaboraci³n de normas para la teor­a de las fuentes del Derecho. Pero hay algo m¡s: usamos la analog­a cuando hay que interpretar una norma del ordenamiento jur­dico, que nos lleva necesariamente a la tormentosa relaci³n entre el legislador, como creador del Derecho, y el juez como int©prete al aplicarlo. Una soluci³n podr­a ser la del primer disc­pulo de Husserl, Adolf Reinach, que lo sitºa en “fundamentos aprior­sticos”; pero la rechaza por creerla solamente la forma “liberal” del Derecho (p¡g.127). El Prof. L³pez y L³pez halla la soluci³n en el lado de la “razonabilidad”, en cuanto argumentaci³n que lleva a un resultado razonable y a un juez razonable. @@--@@@@--@@Toda esta investigaci³n nos aboca al estudio del juicio y del proceso en el acto de juzgar, que pregunta por las “verdades primarias” (p¡g.133), ayud¡ndose de la obra de Satta “Il mistero del processo”-obra que he descubierto en la lectura de este libro, hecho afortunado que tanto agradezco-. Ci±©ndose a la pregunta por la verdad escribe que “ el aspecto mas dram¡tico de la cuesti³n de la verdad no es definirla […]. La vertiente realmente dificultosa es encontrar el camino” (p¡g.157). Y el camino –esto es, el m©todo en la tradici³n filos³fica- hacia la verdad jur­dica es el juicio y el proceso correspondiente.@@--@@@@--@@La verdad del Derecho es la justicia, la verdad equivale en Derecho a la justicia; as­ que hay que preguntarse que es un juicio justo, al que Satta califica de “tremendo misterio”. Como es sabido, en filosof­a el misterio es mucho m¡s que un problema. En realidad, para ser justo tendr­amos que contemplar lo que se juzga desde el comienzo de la vida, y eso es imposible para el hombre: “el juicio pertenece a los dioses, pertenece a Dios, que es el ºnico Ser que est¡ fuera del tiempo, y puede contemplar el infinito r­o de la vida desde la fuente a la desembocadura final”(p¡g.165) En efecto, la ucron­a –lo fuera del tiempo- no es propiamente humana, s³lo nos queda el intento. Por esta raz³n, la pregunta por la verdad del Derecho se ha convertido en la pregunta por la justicia, y ha quedado limitada finalmente a qu© sea el proceso. Es la respuesta jur­dica, ¿hay otras bºsquedas?, ¿quiz¡s la filos³fica?@@--@@@@--@@Hasta aqu­ las ideas-fuerzas seleccionadas entre otras de gran inter©s. A modo de ejemplo, no puedo dejar de se±alar el “Di¡logo ante mortem” –que ocupa la parte cuarta de la obra-, literariamente escrito y tan socr¡tico en el fondo. Es un sentido y melanc³lico di¡logo con un amigo, en el que –en mi opini³n- no se puede percibir la desasosegante muerte ni con los sentidos, ni con la raz³n, sino con la inteligencia. As­ cuando el interlocutor de nuestro autor expresa “siento nostalgia del mundo” (p¡g. 253), parece insinuar al lector que ha perdido el tiempo en asuntos y pensamientos futiles.@@--@@@@--@@Es un libro para ser leido y disfrutado con detenci³n, pues no s³lo se aprende de un profesor universitario que conoce lenguas (¡ ese lat­n jur­dico tan bello!), sino que sabe conversar con juristas y fil³sofos…y con sus amigos. Adem¡s deja entrever enriquecedores retazos de una vida dedicada a la Academia, al Foro y al gora; vida de la que con este libro “he comenzado un adi³s tal vez demasiado largo, porque me esperan aºn demasiadas urgencias”(p¡g.257). Y no s³lo eso, sino que ese “tal vez” se viste de “poqu­simas ilusiones, pero las mismas convicciones y la misma implacable curiosidad” (p¡g.120). Concilia sensibilidad y sabidur­a, expresiones de la verdad y de la vida de un humanista. Un libro importante. Hay que leerlo.
...[Leer más]
ESTE LIBRO NO SE ENCUENTRA DISPONIBLE. PUEDES VER MÁS ABAJO OTROS LIBROS DE TEMÁTICA SIMILAR QUE PUEDEN INTERESARTE.
Los clientes que compraron este libro también compraron

La librería Bubok cuenta con más de 70.000 títulos publicados. ¿Todavía no encuentras el tuyo? Aquí te presentamos algunas lecturas recomendadas basándonos en las valoraciones de lectores que compraron este mismo libro.
¿No es lo que buscabas? Descubre toda nuestra selección en la librería: ebooks, publicaciones en papel, de descarga gratuita, de temáticas especializadas... ¡Feliz lectura!

Bubok es una editorial que brinda a cualquier autor las herramientas y servicios necesarios para editar sus obras, publicarlas y venderlas en más de siete países, tanto en formato digital como en papel, con tiradas a partir de un solo ejemplar. Los acuerdos de Bubok permiten vender este catálogo en cientos de plataformas digitales y librerías físicas.
Si quieres descubrir las posibilidades de edición y publicación para tu libro, ponte en contacto con nosotros a través de este formulario y comenzaremos a dar forma a tu proyecto.

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar