bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Al otro lado del espejo

de Varios autores
  • Autor: Varios autores
  • Tamaño: 210x150
  • Formato: Paperback / softback
  • isbn: 9788493836337
  • Idioma: español
  • visitas: 4
TE CUENTO: AL OTRO LADO DEL ESPEJO PARA CONTARTE, me tendr© que situar al principio de un invierno, al comienzo de un mes, noviembre para m¡s se±as. Donde el a±o moribundo intuye ya su final. 2008 sucumbi³, como otros. No sin antes, tambi©n como todos los ag³nicos, suplicaba su deseo, reclamaba su sue±o. No s³lo los pendientes de morir, aunque sean periodos, tienen su particular desasosiego. Tambi©n los vivos, los tangibles, lo tienen. Y de ©stos ºltimos quiz¡, por su propuesta el m¡s loco de todos ellos, vino a m­. A otro sin sentido. La inquietud de un insensato solicitaba el amparo de un imprudente. Ahora que lo pienso, es para asustarse.O no, qui©n sab­a.¿Por qu© ©l, el insensato? Intu­ al suntuoso cuentista, narrador, en un e-mail. En ©l me presentaba su desaz³n en forma de manifiesto (por el cuento: nov, 2008) firmado: Esteban Guti©rrez G³mez, el lado cuentista, el m¡s solemne de ©l, totalmente desconocido para m­, ya porque su lado canalla: Bac¸vicious, poeta, era el m¡s familiar ante mis ojos, el m¡s cercano y pariente, el hermano m­o.¿Por qu© yo, el imprudente? Por decirle: Bro, vamos a ir un poco m¡s all¡. Que no se quede en nada este resquemor tuyo; creo que hay posibilidades, y se puede concretar un proyecto m¡s o menos s³lido.El imprudente, un miembro m¡s de la Asociaci³n Cultural sin ¡nimo de lucro LA VIDA RIMA, le pareci³ que la desaz³n del insensato encajar­a perfectamente en la idiosincrasia del colectivo vidarrimense , tambi©n “de atar”; no obstante, no hay cuerdos sin sogas, ni locos sin embudo por sombrero, o si los hay, no hay muchos que se constituyan en asociaci³n y tengan como objetivo ecu¡nime, para sus asociados y simpatizantes, la consecuci³n de la felicidad a trav©s del arte en todas sus vertientes, como lo puedan ser la mºsica, pintura, por supuesto la literatura… etc©tera. Fomentar la lectura tambi©n es motivo de alegr­a. Dije antes, m¡s arriba, que aquel a±o se estaba muriendo y hab­a gente so±ando.Hecha la propuesta al colectivo, y aceptadas las consecuencias, “la cosa” qued³ englobada dentro de las actividades que propone la asociaci³n con asiduidad, como por ejemplo: Es hora de embriagarse (con poes­a), revista de poeSa, madre del cordero. Bas¡ndonos en esta experiencia, establecimos los mimbres necesarios con los que hacer este nuevo cesto literario dedicado a la narraci³n breve; tambi©n de Es hora de… adquirimos su filosof­a, que nos sirvi³ de infinita ayuda para lo que vendr­a a ser “la cosa”, por entonces, sin nombre. Como aquel t­o de la capa, nosotros, de la endogamia hicimos un sayo. Con miembros de esta asociaci³n y otros tantos, ajenos a la misma, constituimos un equipo; m¡s imprudentes, m¡s insensatos. Rosa Naveiras, Reyes Monje y Mª Jesºs Silva se ocuparon del trabajo sucio, de decidir, de sopesar, lo que s­, lo que no. De prestar m¡s atenci³n que los dem¡s. Luis Morales, Daniel Orviz y Jos© Naveiras, se ocuparon de la parte gr¡fica, dejar bonita la revista. Abocetaron nuestro sue±o hasta hacerlo palpable. Miguel ngel Mart­n y Esteban Guti©rrez, se empe±aron en ponerle calidad al asunto; y yo, espectador privilegiado, me encargu© de ir desatando los pocos nudos que encontr©. Y todos le­mos; y entonces todos… le­mos: ¿Por qu© no jugamos a que entramos en la Casa del Espejo? Juguemos a que el cristal no era m¡s que una gasa transparente de manera que nosotros pod­amos pasar de un lado a otro con toda facilidad…Alicia a trav©s del espejo, Lewis Carroll (1832-1898)Y eso hicimos, jugar; jugar sin miedo, atravesar el cristal sin temor. Ir al otro lado del espejo. Excluyendo a la peque±a Alice, nadie lo hizo hasta entonces. O quiz¡ s­, pero no porque s­, y tampoco en un tiempo r©cord.He aqu­ el origen de esta revista literaria, el chispazo que motiv³ que un grupo de personas dispusi©semos en pasar de lo dicho a lo hecho la misma tarde de aquel e-mail, de la publicaci³n en la bit¡cora de Esteban Guti©rrez G³mez del Manifiesto por el cuento, en el principio de un invierno, un d­a, a primeros de noviembre de 2008. Ese mismo d­a abrimos la puerta a un proyecto ilusionante, donde siempre anduvimos buscando, y encontramos, la participaci³n de los amantes del cuento, del relato y del microrrelato; con la pretensi³n, ºnica, de dar a conocer a autores noveles que no hab­an logrado, m¡s all¡ de sus blogs, publicar en peri³dicos o revistas, ni por asomo su propio libro, y que a nuestro juicio ten­an (la siguen teniendo) calidad m¡s que suficiente para ello. Y quisimos contar, adem¡s, con cuentistas y narradores de contrastada trayectoria, reconocidos unos, obviados otros, pero que ambos fuesen los m¡s significativos del momento, para que arroparan con sus textos a la savia in©dita. Fuimos conscientes que siempre hubo una ra­z, y no nos olvidamos de los grandes Maestros del g©nero; tuvimos tambi©n en cuenta a blogs y p¡ginas web literarias que dedicaban (y siguen dedicando) exclusivamente sus p¡ginas a este g©nero narrativo. Y rozando lo inveros­mil, quisimos apostar por una imagen din¡mica, innovadora y, en la medida de lo posible, atractiva hacia el lector, donde ilustradores, fot³grafos y otros funambulistas de la imagen tuvieron su cabida, y contribuyeron al no va m¡s; dimos paso al experimento y mostrar as­ novedosas ideas narrativas. Acababa de nacer la revista al otro lado del espejo. Vuelvo a hacer menci³n, esta vez recalcando, de que quien pone los cuartos cada cuatro meses para que tanto bueno quede impreso en el papel, eso es, alrededor de 400 ejemplares por edici³n, es una asociaci³n cultural sin ¡nimo de lucro, es decir: la ecuaci³n es la siguiente, dos puntos… no money, m¡s all¡ de lo que aporten sus socios o simpatizantes, sumado a Madrid no subsidy, igual a… beneficio cero. La revista intenta subsistir por el m©todo “cadena”; de modo que la venta de una edici³n supondr¡ editar la siguiente, y as­ hasta el infinito… o hasta que la cadena se parta. En cada edici³n, adem¡s, La Vida Rima como editora de la revista y por sus santos xxx y rizando el rizo de la ganancia tiene la deferencia de editar una versi³n digital totalmente gratuita para uso y disfrute del mundo internauta. Claro que tanto desprendimiento, a veces, trae la consecuencia del derrumbe, o como dec­a antes, que la cadena se quiebre; evidentemente, hoy, la cosita est¡ mu chunga que dir­a mi primo y la econom­a particular de cada cual no est¡ como para andar tirando cohetes. Entonces, bajo el sol abrasador del interrogante, y como un soplo… bueno, dos soplos de aire fresco en la nuca y conocedores de nuestras dificultades, Tal­a Luis Casado y Daniel Ortiz de Ediciones Escalera, fueron quienes nos propusieron, para la supervivencia de este proyecto, recoger en un libro, a modo de antolog­a, estos retazos de existencia, esta actitud ante la vida. En esta selecci³n hemos intentado englobar los textos que hemos entendido m¡s significativos de los autores, conocidos y desconocidos, que nos han ido acompa±ado a lo largo de este recorrido, y que adem¡s de su talento, han desparramado aqu­ y ahora, una vez m¡s, su generosidad por cada una de las p¡ginas que tus dedos palpar¡n. Mastica el placer de las im¡genes que contienen estas narraciones, la saliva que hace y deshace nudos en la garganta, y sirvan, literalmente, de alimento. La colaboraci³n de todos estos autores, los unos y los otros, en este libro, como tambi©n lo fue en su d­a en la revista, ha sido meramente altruista, es decir, sin esperar nada a cambio, m¡s all¡ de sentirse identificado con el proyecto al otro lado del espejo; motivo por el cual el equipo de la revista y mi persona, tambi©n Ediciones Escalera les estaremos, siempre, inmensamente agradecidos. No me quiero olvidar, porque soy consciente –como coordinador de este sarao de la hijaputada que es dejar a otros autores fuera de esta selecci³n, de estas p¡ginas, cuando tambi©n de alguna manera u otra, durante estos a±os participaron y comulgaron con al otro lado del espejo, y que entiendo tan v¡lidos como ©stos que a continuaci³n leer¡s. Me cabe la esperanza de que habr¡ otra ocasi³n igual a ©sta y que nos ocupa ahora. “Incluir / excluir” forman parte del deseo y siempre hay algo de justicia o injusticia en ©ste; como cuando se nos muere un a±o bueno o malo, o se nos va alguien a quien queremos u odiamos……y hasta aqu­ hoy, lectores, amigos m­os la historia, el cuento, la aventura sin m¡s. Nos vemos, por supuesto que en al otro lado del espejo, all­ donde la ficci³n es una realidad, o viceversa.….continuar¡Gsºs Bonillacoordinador de la revista Al Otro Lado del Espejo, y de esta antolog­aal principio de un invierno, casi tres a±os despu©s, en un rinc³n de Malasa±a.
...[Leer más]
ESTE LIBRO NO SE ENCUENTRA DISPONIBLE. PUEDES VER MÁS ABAJO OTROS LIBROS DE TEMÁTICA SIMILAR QUE PUEDEN INTERESARTE.
Otros libros de este autor
Los clientes que compraron este libro también compraron

La librería Bubok cuenta con más de 70.000 títulos publicados. ¿Todavía no encuentras el tuyo? Aquí te presentamos algunas lecturas recomendadas basándonos en las valoraciones de lectores que compraron este mismo libro.
¿No es lo que buscabas? Descubre toda nuestra selección en la librería: ebooks, publicaciones en papel, de descarga gratuita, de temáticas especializadas... ¡Feliz lectura!

Bubok es una editorial que brinda a cualquier autor las herramientas y servicios necesarios para editar sus obras, publicarlas y venderlas en más de siete países, tanto en formato digital como en papel, con tiradas a partir de un solo ejemplar. Los acuerdos de Bubok permiten vender este catálogo en cientos de plataformas digitales y librerías físicas.
Si quieres descubrir las posibilidades de edición y publicación para tu libro, ponte en contacto con nosotros a través de este formulario y comenzaremos a dar forma a tu proyecto.

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar