bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Pequeñas resistencias

de Andrés Neuman
  • Autor: Andrés Neuman
  • N° de páginas: 512
  • Tamaño: 165x240
  • Formato: Paperback / softback
  • isbn: 9788495642165
  • Idioma: español
  • visitas: 2
Los textos compilados proceden en su gran mayor­a de libros ya publicados. El objetivo no era otro que evitar los cl¡sicos encargos apresurados, los textos de deshecho o las versiones demasiado provisionales. Al preferir en este aspecto la calidad a la novedad, el nºcleo de la antolog­a est¡ compuesto por los que, a mi juicio, son los mejores cuentos breves que han publicado sus respectivos autores. Aun as­, en varios casos -y cuando la extensi³n de los textos lo permit­a- se ha incluido tambi©n un in©dito que complementa la muestra. Como medida de equilibrio, he procurado que la aportaci³n de cada uno de los autores se acercase a las quince p¡ginas, ya fuese por medio de uno o de m¡s textos. Siempre que se pueda, conviene ahorrarle al lector el desconcierto de encontrarse con algunos relatos de extensi³n desmesurada, junto con microcuentos que, aislados, poco dicen de sus autores. Tambi©n he procurado no repetir textos ya antologados en las principales recopilaciones de la ºltima cuent­stica espa±ola. Hemos intentado que este libro viniera a cubrir un espacio espec­fico en lo referente al g©nero y sus antolog­as. He aqu­, desglosadas, las diferencias fundamentales de este volumen con respecto a otros: a) Teniendo en cuenta las actuales reglas de juego del mercado, toda antolog­a de cuentos es un acto militante a favor del g©nero; en ©sta, sin embargo, hemos querido darle un car¡cter m¡s expl­cito a esa militancia a trav©s del manifiesto inicial que la encabeza (y cuya firma era, por supuesto, voluntaria para los participantes). La intenci³n era plasmar por escrito, y lo m¡s al un­sono posible, una serie de argumentos y perplejidades que suelen estar en boca de los cuentistas, de modo m¡s o menos disperso. Por otra parte, como alguna vez se ha hecho, se incluye el complemento de una po©tica personal en la que cada autor reflexiona acerca de sus gustos, m©todos, tradiciones y man­as. Ante el indudable valor que esta clase de textos tiene para el lector curioso, suele objetarse razonablemente que un escritor nunca sabe a priori c³mo escribe, ni por qu©. Pero no es menos cierto que las po©ticas -que, no nos enga±emos, tanta pereza da escribir- son en realidad un producto posterior a la escritura: un recuento de gustos y problemas, un inventario de experiencias pr¡cticas. No pretend­amos que los autores nos contaran qu© pasa por su mente antes de escribir un relato, sino que nos revelasen qu© han aprendido de su oficio tras haber escrito los suyos... En las antolog­as de poetas es norma incluir un texto en el que cada autor tantea una identidad est©tica: ¿juzgamos en cambio espont¡nea la escritura en prosa? Por ºltimo, en el ap©ndice sobre los autores se recoge una peque±a bibliograf­a personal del cuento, un repertorio te³rico no acad©mico, sino vivo y contempor¡neo, a cargo de los propios cuentistas. Algo similar aunque no circunscrito a los autores seleccionados- suced­a en Son cuentos, cuya extensa bibliograf­a sigue siendo de gran inter©s. b) El criterio cronol³gico es doble: por un lado, me he ce±ido a los autores nacidos durante las d©cadas del 60 y del 70; por otro lado, s³lo he tenido en cuenta los libros aparecidos durante el ºltimo decenio. El objeto de ello era asegurar la juventud de los autores y el car¡cter radicalmente contempor¡neo de los textos. De esta manera, la media de edad de los autores resulta considerablemente m¡s baja que en el resto de antolog­as, a excepci³n quiz¡ de P¡ginas amarillas (que recog­a a autores nacidos entre 1960 y 1971). c) A diferencia de esta ºltima, sin embargo, solamente se han tenido en cuenta a los autores que -novelistas o no- se dediquen al cuento con cierta asiduidad: el requisito m­nimo es un libro de cuentos publicado, como suced­a en Los cuentos que cuentan o en ltimos narradores. Quedan por tanto excluidos aquellos narradores que hayan cultivado el g©nero breve s³lo de manera incidental. Considero que el criterio contrario ha venido resultando sumamente nocivo para el nivel literario de las antolog­as, y para la propia difusi³n del g©nero. d) A diferencia de los dos ºltimos trabajos mencionados y de la gran mayor­a de antolog­as de cuentos, en la n³mina de autores se da una convivencia entre nombres de sobra conocidos junto con otros de muy escasa difusi³n. No creo exagerar si arriesgo que, de los 30 autores aqu­ recogidos, el comºn de los lectores descubrir¡ al menos a una docena de nuevos cuentistas de sorprendente nivel. Como qued³ apuntado al principio, lo ºnico que une a todos estos relatos es, a mi modo de ver, la calidad de su escritura. e) Me ha parecido ideol³gicamente m¡s justo, y sobre todo literariamente m¡s sensato, ampliar el concepto tradicional de nacionalidad que suele imperar en las recopilaciones (y que mi propia biograf­a me ha revelado como m¡s que discutible). Por eso, al iniciar la bºsqueda, decid­ ampliar mi campo de lectura a aquellos autores que, nacidos en Latinoam©rica, hubieran publicado al menos un libro de cuentos en Espa±a y llevasen a±os residiendo en el pa­s, participando de su vida cultural y enriqueci©ndola. De forma an¡loga, tuve tambi©n en cuenta a los autores que vienen escribiendo en otras lenguas del Estado y cuyos cuentos, por fortuna, han sido traducidos al castellano. (Al respecto cabe rese±ar que, fiel a su costumbre, el narrador catal¡n Sergi P mies declin³ amablemente participar en esta antolog­a.) f) Por ºltimo, he preferido imponer una cierta condici³n de brevedad (y equitatividad) como sesgo uniformador de la muestra. Lo que aqu­ ofrecemos es una antolog­a de cuentos que, por no morir de inconsecuencia, est¡ compuesta de piezas cortas. Reiterar que toda antolog­a es una injusticia -y probablemente as­ sea- constituye a estas alturas un ocioso lugar comºn; sin embargo, conviene no olvidar que cualquier buena antolog­a de cuentos es tambi©n un acto de justicia con el g©nero. No es una novedad que, en Espa±a, el cuento no se valora como debiera. Y no son pocos los cr­ticos que aducen como principales razones la falta de calidad de sus art­fices, o el bajo ­ndice de dedicaci³n al g©nero. Al respecto, me gustar­a replicar que, tras un a±o de trabajo, la conclusi³n no puede ser m¡s opuesta a ambas conjeturas: el g©nero del cuento se encuentra en un momento de gran vitalidad en cuanto al nivel de nuestros j³venes autores se refiere, y ciertamente de eclosi³n si se atiende al nºmero de cuentistas m¡s o menos recientes que he tenido ocasi³n de leer (m¡s de un centenar). Imagino que, de todos modos, siempre habr¡ quienes insistan en la debilidad del cuento espa±ol: este prejuicio, como cualquier otro, se ha transformado en un confortable h¡bito cr­tico. Por ello, me gustar­a remitir a los m¡s obstinados no s³lo a los relatos de la presente antolog­a, sino tambi©n a los libros de aquellos autores que no me ha sido posible incluir por falta de espacio: entre ellos, Luis G. Mart­n (Los oscuros), Nicol¡s Casariego (La noche de las dos mil estrellas), Vicente Gallego (Cuentos de un autor sin ©xito), Luis Garc­a Jambrina (Oposiciones a la morgue y otros cuentos), Ignacio Garc­a Vali±o (La caja de mºsica y otros cuentos), Bego±a Huertas (A tragos), Carlos Mart­nez Montesinos (Una bandada de mujeres muertas), Tino Pertierra (Los seres heridos), Anelio Rodr­guez Concepci³n (Relaci³n de seres imprescindibles), Pedro Ugarte (La isla de Komodo) o Juan Manuel Villalba (Un mundo secreto). Como se ve, haber cuentistas, haylos. 5- Y por ºltimo. No faltar¡, tal vez, quien cuestione mi doble condici³n de ant³logo y antologado, esa discutible costumbre que inmortaliz³ Gerardo Diego. Para ser franco, entre seleccionar o ser seleccionado, personalmente habr­a preferido esto ºltimo. Sin embargo, dese¡bamos que fuera un escritor de cuentos -m¡s que un cr­tico o un profesor- quien llevase a cabo la selecci³n. Y pronto comprendimos que s³lo un autor comprometido desde dentro con el proyecto -alguien a quien le fuera algo en ello- podr­a acometer con entusiasmo tan extenso encargo. Llegados a este punto, quedaban dos opciones: o bien presentar una antolog­a fantasma, en la que uno o varios de los autores antologados se hicieran m¡s o menos cargo de la selecci³n desde la sombra, amparados por el editor; o bien ofrecer un responsable de los criterios de la antolog­a, alguien que asumiera las inclusiones, las omisiones y el gusto personal de la misma. Conf­o en no haberme equivocado demasiado al escoger esta ºltima alternativa. Y ojal¡ que los lectores, ahora, gocen leyendo tanto como yo. Al cuento, entonces.Andr©s Neuman, 2002
...[Leer más]
ESTE LIBRO NO SE ENCUENTRA DISPONIBLE. PUEDES VER MÁS ABAJO OTROS LIBROS DE TEMÁTICA SIMILAR QUE PUEDEN INTERESARTE.
Los clientes que compraron este libro también compraron

La librería Bubok cuenta con más de 70.000 títulos publicados. ¿Todavía no encuentras el tuyo? Aquí te presentamos algunas lecturas recomendadas basándonos en las valoraciones de lectores que compraron este mismo libro.
¿No es lo que buscabas? Descubre toda nuestra selección en la librería: ebooks, publicaciones en papel, de descarga gratuita, de temáticas especializadas... ¡Feliz lectura!

Bubok es una editorial que brinda a cualquier autor las herramientas y servicios necesarios para editar sus obras, publicarlas y venderlas en más de siete países, tanto en formato digital como en papel, con tiradas a partir de un solo ejemplar. Los acuerdos de Bubok permiten vender este catálogo en cientos de plataformas digitales y librerías físicas.
Si quieres descubrir las posibilidades de edición y publicación para tu libro, ponte en contacto con nosotros a través de este formulario y comenzaremos a dar forma a tu proyecto.

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar