bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
lmsantos
lmsantos
Mensajes: 18
Fecha de ingreso: 20 de Enero de 2009

"Melodrama", un capítulo de mi novela "VERSÁTIL"

2 de Abril de 2009 a las 10:52

MELODRAMA
[Capítulo extraido de la novela "Versátil", de L.M.Santos. Todos los derechos reservados]

Esa mujer va a explotar de tanto dolor. Y no es para tanto. El chico es guapo, pero no hay hombre que justifique semejante sufrimiento. Su padre le suelta un guantazo brutal y ella se tambalea conteniendo las lágrimas, rodeada de azulejos y plantas de interior. Amanda suspira, pobrecilla, todo el mundo la traiciona, nadie entiende su amor por el galán adinerado. Ha instalado la tele con ruedas en el dormitorio, y ella y Charly están viendo un culebrón. Les encanta, son de gustos populares. El padre vuelve a cruzarle la cara de una hostia y ella cae rodando por las escaleras que nunca se acaban. Queda inmóvil sobre el suelo del enorme hall, frente a la mirada atónita del servicio doméstico. El padre, asustado, corre a buscar al doctor, son tan ricos que tienen su propio doctor. Entonces el galán y su caballo irrumpen en la finca, el galán entra por la puerta de la mansión y se encuentra a la chica tirada como una mierda. La recoge tiernamente en sus brazos y la saca de allí, no está muerta sino simplemente conmocionada. El servicio doméstico murmura. La pareja galopa sobre el corcel, y el galán suelta promesas de venganza contra el cacique. En otro lugar, la mala, muy enseñoreada, urde planes de conquista y desfalco familiar...

La puerta del apartamento se abre y entra Juan. Amanda sale a recibirle y le pregunta qué tal el trabajo. Juan está cansado, el montaje del escenario lleva retraso y tendrán que apretar si quieren acabar a tiempo. Se quita la camisa y se queda en vaqueros y camiseta blanca de tirantes. Amanda le calienta un plato de lentejas mientras él prepara la mesa en el salón. Charly se ha levantado para ir al servicio y pasa a saludar. Todavía no ha superado la sensación de que está de más en esa casa, aunque Juan le haya dejado claro que Amanda, como compañera de piso suya que es, tiene tanto derecho a alojar a alguien como él mismo, que no piensa dejarle en la calle, y que no supone ninguna molestia. Lo que Juan se calla es el fastidio de no poder llevar a chicos a casa para follar, no poder dormir en su cama, no poder disponer libremente de la tele, ver a Amanda sufrir ante el progresivo deterioro físico de Charly. Pero entiende que, como ser humano, no está en su derecho de llamar "molestia" a cosas tan triviales. Amanda sirve las lentejas, que acompañan al pan colón, al vino de mesa, el queso y las aceitunas de Campo Real. Ella picotea unas migas viendo comer al hombre.

- Me han dicho que cuentan conmigo para el rodaje.
- ¿De la porno? - replica él intentando que no se le salgan las lentejas de la boca.
- Si. No pagan mal. Ya era hora de que pudiera echarte una ayudita con todo.
- No te preocupes, mujer. ¿Y cuántos días serán?
- Dos. Tengo seis escenas, tres por día. Vamos a ir a grabar a un chalet y todo.
- Ah, qué bien... Están cojonudas, las lentejas.
- Pues ala, que aprovechen...
- ¿Has comido?
- Algo. Oye, me voy al dormitorio que está la novela.
- Vale. No te preocupes, que ya friego yo.
- Como tú veas, corazón...

Después de fregar los cacharros, Juan se tumba en el sofá a dormir un ratito la siesta. En la novela, la pérfida contrata a un asesino a sueldo. Charly se avienta con un abanico recuerdo de Granada. Amanda va a la cocina a por un par de vasos de limonada fresquita. Juan ronca un poco, ella observa el vello de su pecho, que sube y baja con parsimonia. Moja con agua fría su nuca, y abre la nevera para coger unos hielos. No quiere pensar en él, así que se sumerge de nuevo en la piscina del marujeo con el enfermo. Hace años que rompió con el deseo.

A eso de las siete Juan sale de casa, duchado y cambiado, camino de la sauna que hay unas calles más allá. Le ha sentado bien la siesta. Se cruza con una pareja de gays jovencitos cogidos de la mano y una señora mayor maquillada como si fuera Paris Hilton con un perrito atado con un collar de perlas falsas. La sauna es lo de siempre. No hay mucha carne nueva, se aburre y se la menea sin ganas apoyado en una pared mientras canturrea para sí un éxito de radio radio-fórmula que pegó bastante fuerte unos meses atrás. Un vistazo, algo le llama la atención por el rabillo del ojo. Escurrido, cuarentón, con gafitas. Le recuerda, es el del cuarto oscuro de hace un par de semanas. Se acercan, sonriendo, pero sin perder ese aire de seriedad y cierto dramatismo de aquellos recintos explícitamente dedicados al intercambio de fluidos sexuales.

Un saludo. Las manos en la cintura. Bajan a la entrepierna. Se huelen como perros en celo, pero acostumbrados. Entran en una cabina, follan de manera ortodoxa, al principio con cierta ternura y luego un poco a lo bestia. El condón usado tiene una textura especial, y huele fuerte. Juan se lanza:

- ¿Te vienes fuera?
- Sí, venga.

Acaban en una terraza al aire libre, tomándose unas claras. Confiesan sus nombres, por dónde viven, algunos rasgos superficiales de a qué se dedican, o qué tipo de vida llevan. Juan está relajado; Lucas parece que no ha acabado de desprenderse del sexo. Se levanta una ligera brisa y Lucas habla mientras peina su pelo alborotado.

- Estoy divorciado. Vivo con mi hijo. Mi mujer era una bruja y pasó completamente del niño. Ahora ya es mayorcito, acaba de terminar la carrera. Supongo que cuando se independice podré empezar una... nueva vida. Algo nuevo.
- Eso está muy bien. Pero disfrútale. Luego casi no vas a verle el pelo.
- Sí, tienes razón.

Ambos ríen, pero no mucho. Se miran, se nota que se gustan. Juan tiene ganas de hablar, y Lucas cada vez menos ganas de volver a follar. Se acaban la clara, y piden un par de rondas más. Lucas dice que tiene que irse. Antes, entra al bar a echar una meada. Juan paga (insiste) y le acompaña adentro. Bajan las escaleras hacia los servicios, en el local suena una vieja canción de Manolo Caracol ("En las manos, en la boca no quería. Que la besara en las manos, y llorando me decía: Mira que te pones malo, que estoy enferma perdía. ¡Doctores! ¿Por qué no me curáis este mal tan grande, ustedes, los sabios doctores? No sé qué me pasará, que yo me estoy consumiendo, ay, y a mí no me duele nada"). Los retretes están sucios y desiertos. No se deciden a moverse. Es Juan quien le agarra por los hombros y le empuja contra la pared junto a los urinarios para comerle la boca, devorarse mutuamente con prisas, con ganas, Juan le agarra por debajo de la barbilla, Lucas se aferra a su nuca y deja la lengua flotar. Se despegan, Juan sonríe, Lucas se pone a mear, Juan lo intenta pero la tiene dura y no puede, así que se la guarda en el slip y mira a Lucas sacudirse las últimas gotas. Lucas dice que tiene prisa y que debe irse ya.

Suben y salen del bar. Intercambian sus móviles y los guardan en sus respectivas agendas. Se dan un toque para comprobar que no hay ningún error, ningún engaño. Luego los dos se alejan en direcciones opuestas, Juan vuelve la vista a atrás, pero Lucas sigue su camino sin voltearse. Lo hará unos segundos después, cuando Juan ya esté de espaldas, resignado a quedarse sin una última mirada.


----------------------------------------------------

"VERSÁTIL", una novela de L.M.Santos

A la venta en:

bubok.com" onmousedown='return wait_for_load(this, event, function() { UntrustedLink.bootstrap($(this), "1e3d3ca65e5289f9e14d8f63f0997d05", event) });' target="_blank" rel="nofollow">http://lmsantos.bubok.com


:)
antonioheras
Mensajes: 42
Fecha de ingreso: 30 de Enero de 2009
  • CITAR
  • 6 de Abril de 2009 a las 20:39
ay qué rico el menú de amanda... lentejas, migas, aceitunas de ciudad real, gran tierra...

yo ya tengo mi libro, eh? somos fanes respectivos. espero tu siguiente trabajo. ;)
DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 8 de Abril de 2009 a las 12:39
Deberías pasarte por el foro del concurso (el de abajo del todo) siempre va bien tener competidores fuertes ;)
lmsantos
lmsantos
Mensajes: 18
Fecha de ingreso: 20 de Enero de 2009
  • CITAR
  • 15 de Abril de 2009 a las 12:51
No te creas que no lo he pensado jejejejeje
Me encantaria, aunque con tan poco tiempo como tengo para escribir, meterme ahora en otro berenjenal..... aunque puede ser divertido!!

A ver si saco tiempo jejeje

Un abrazo Daniel!

LM

:)

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del Primer [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
MISSIÓ FEDERAL. Cap a una solució compartida a Catalunya
MISSIÓ FEDERAL. Cap a una solució compartida a Catalunya
Missió Federal presenta una reflexió sobre la resposta federalista que s'ha donat al procés independentista [...] Ver libro
1 libro comprado
desde BARCELONA