bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
Nac1974
Mensajes: 16
Fecha de ingreso: 27 de Abril de 2012

LA PUERTA DE LOS SUEÑOS, VOLUMEN 1

22 de Julio de 2016 a las 18:46

Os recomiendo el libro titulado LA PUERTA DE LOS SUEÑOS, VOLUMEN 1. Es una recopilación de 4 historias de ciencia ficción y terror que encontrarás aquí, en bubok.net. Está publicado en Argentina, Brasil, Colombia, México, España, Portugal y Reino Unido. Podrás descargártelo digitalmente o si lo prefieres, lo tendrás a papel. A continuación, os pondré un extracto de cada una de las historias:


1- EL BARCO DE LAS ALMAS: 

Todo era perfecto excepto en una cosa. Todo le parecía demasiado bonito para ser verdad. Además, en el ambiente se respiraba una sensación de rareza, incluso en John Hampak, el hombre que le había enseñado el barco aquella por la tarde, y con el que tuvo el honor de cenar en el restaurante del hotel en el que le habían alojado. Todo le parecía demasiado normal. La gente, que como él disfrutaba de sus vacaciones, actuaba de manera mecánica, como si todo estuviera calculado para girar en torno a la comodidad y el bienestar de Parker. En cuanto a la ruta del viaje, la primera de las escalas de las muchas en las que se dividía, era Miami, a la que llegarían en unas doce horas, aproximadamente. Parker se puso a mirar el horizonte del mar que rodeaba el barco, apoyado desde la parte trasera donde se encontraban varias terrazas con mesas y hamacas, y una enorme piscina. Había entrado ya la mañana, con un tiempo soleado y hasta caluroso, ya que estábamos precisamente entrando en el famoso triángulo de las Bermudas desde el norte, justo a la altura de las islas con ese nombre.

Entretanto, se giró para observar al resto de los pasajeros que se encontraban allí en ese momento. Era como si actuasen de manera coordinada. De pronto, Parker decidió reanudar su paseo, girándose sobre sí mismo, cuando sin apreciar su presencia, se topó con un hombre de unos 45 años de manera un tanto brusca, propiciando lo que se llamaría un tropiezo involuntario. La involuntariedad del choque no impidió que en un principio el hombre rompiera el extraño protocolo que se palpaba en el ambiente, y se revolviera contra Parker de una manera que incitaba violencia, pero a los pocos segundos, y tras las disculpas de Parker, el semblante del hombre volvió a ser el de la extraña amabilidad que caracterizaba a la gente de este cada vez más, misterioso barco. Una amabilidad que estuvo acompañada de palabras cordiales, excusándose de igual manera a la de Parker, transmitiendo un incómodo agradecimiento.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      2- EL GÚIA


Pasaron las horas, y poco a poco se iba acercando el momento de irse a casa. El día siguiente iba a ser bastante movidito, ya que se tendría que celebrar el funeral. Samuel y Ava se fueron temporalmente al nuevo lugar donde iban a estar para siempre. Ava debía ayudar a aclimatarse a Samuel, ya que era novato en esto y lo notaba muy confundido. Además, parecía como si se sintiera culpable por tener que dejar a su hija. Bien era cierto que Ariadna tenía su propia familia, dos hijos maravillosos y un marido con el que llevaba bastantes años, aunque últimamente, el matrimonio no pasaba por los mejores momentos. Ariadna tendría que asimilar la muerte de su padre tarde o temprano, ya que la vida es así, y que de todas maneras, aunque había perdido a su madre siendo ella muy pequeña, por lo menos había tenido a su padre hasta los 75 años. Tampoco le faltó todo lo que necesitaba para tener una vida normal, pese a la falta de su madre. Samuel supo muy bien compaginar el papel que le tocaba realizar en las facetas de padre y de madre, y también se encargó de que Ariadna nunca olvidase a su madre. Ava se mostró muy agradecida por ello.

  • Sam, quisiera decirte algo.

  • Dime.

  • Quiero que sepas que has sido muy valiente. Estoy muy orgullosa de ti.

  • ¿De veras?, yo no he hecho nada extraordinario.

  • Yo creo que sí… Has sabido reponerte de mi muerte, mirando que a nuestra hija no le faltase de nada y has luchado en el día a día, codo con codo con las adversidades que te has ido encontrando en la vida.

  • Tenía que hacerlo.

  • Lo sé, pero no es fácil desempeñar el doble papel del que te has tenido que responsabilizar. Sabías que tenías una niña de corta edad, que era ajena a los acontecimientos trágicos que tuvieron lugar, y que tenía que tener una vida lo más normal posible. Eso no es fácil, Sam.

  • ¿Y ahora?

  • Ahora tu momento ha llegado. Se acabó. Tu hija es quien es gracias a ti. Has hecho un esfuerzo titánico para convertirla en la mujer que es.

  • Sí, es verdad… Gracias.

  • No… Gracias a ti. Gracias por haber luchado contra los elementos. Gracias por haber tenido el tacto tan especial que has tenido con mis padres. Ellos sabrán agradecértelo.

  • ¿Están bien?

  • Sí, Sam. Están con nosotros. Ya los verás más adelante. Entretanto, debemos ir paso a paso para que te aclimates a la nueva situación.

Sam se empezó a tranquilizar. Sabía que había cumplido con creces la difícil misión de sacar adelante a su hija desde muy temprana edad, asumiendo el doble rol que le tocaba, el de padre y el de madre. No fue fácil, pero con el paso de los años, lo consiguió. Un buen día vio que su hija tenía su propia familia y que encima era feliz.


3- SOY UNA BRUJA


Sara era una chica como cualquier otra. Estudiaba en el instituto de Springfield, Illinois. Tenía 16 años. Vivía una vida feliz junto a sus padres y sus hermanas. Su padre era mecánico, y trabajaba 10 horas diarias. Su madre, Anna, era ama de casa y se pasaba todo el día limpiando, detrás de sus hijas y su marido. A Sara siempre le habían fascinado las películas de brujas y los libros de magia. No se perdía ningún espectáculo que se celebrara en la capital. Cada año había una feria esotérica, y Sara contaba los días que faltaba para que llegara dicho evento.


Finalmente llegó el mes de marzo, mes en el que tenía lugar la feria. Sara se levantó aquella mañana de sábado, y junto a Rebeca, su hermana mayor, salieron de casa para no perderse ningún detalle.

  • ¡Qué ganas tenía de que llegase este momento, Rebeca!, cuando lleguemos, quiero visitar a esta médium que tan buena fama tiene a nivel internacional.

  • ¿Es cierto que tiene el poder de predecir el futuro?

  • Más que eso, -contestó Sara-, dicen que tiene el poder de detectar a la gente que tiene talento.

  • ¿Talento, qué clase de talento?

  • No sé cómo explicarte… Me refiero a que si tú tuvieras algún Don, ella te lo haría saber incluso antes de que te dieses cuenta.

  • Me imagino que si tuviera algún Don, me daría cuenta yo, ¿no?

  • No siempre. Hay gente que nunca se ha dado cuenta de que poseen ciertas habilidades. Recuerdo que Patricia, mi compañera de clase, me contó que un amigo suyo tenía un primo que tenía la habilidad de mover objetos con el pensamiento. De hecho, alguna vez lo lograba, pero pensaba que era por casualidad.

  • ¿Y qué pasó?

  • Supongo que los malditos caprichos del destino… Un día, mi amiga fue a


ver a esta médium y ésta le dijo lo de su primo. Cuando Patricia le dijo que iría a decírselo, le contestó que no hacía falta, ya que acababa de morir de un accidente de tráfico. Patricia se enfadó mucho y le dijo que no le toleraba que dijese esas cosas, así que se fue precipitadamente de aquella visita, que por suerte, al ser en la feria, era gratuita. Al cabo de media hora, le llamaron al móvil. Mi amiga se puso blanca al recibir la fatal noticia.


4- EL ANILLO MALDITO


Montana, en 1970. Billy Anderson tenía 15 años, y tenía un hermano de 14, Johnny. Ambos tenían un hobby: les gustaba la aventura. Tanto Billy como Johnny salían cada día con el grupo de amigos que tenían en común a investigar por los paisajes del pueblo. Había mucho por explorar: montañas, cuevas… hasta una cabaña que había a pocos kilómetros del pueblo en dirección al bosque. Ese día, Billy salió de la casa, y con decisión, se dirigió al bosque. Johnny, decidió seguirle, ya que tenía mucho interés por averiguar si lo que se decía del hombre que vivía en la cabaña era cierto. Había una historia que decía que ese hombre tenía un extraño poder, ya que poseía un anillo misterioso que según parecía, estaba maldito. Lo malo era que no sabían por qué.

Los dos hermanos, siguieron por las calles del pequeño pueblo, en dirección al otro extremo, donde comenzaba el citado bosque. La cabaña estaba bastante apartada, así que tuvieron que armarse de paciencia para llegar. Una vez llegaron al río, tuvieron que ingeniárselas para intentar cruzarlo.

  • Bueno, hermanito, y ahora, ¿Qué hacemos? –preguntó Johnny.

  • ¿Ves esas piedras que están alineadas? Pasaremos con mucho cuidado hasta llegar al otro lado.

  • ¿No será peligroso?

  • Sí que estás quejica, hermano, -respondió Billy irónico.- ¿Dónde está tu espíritu de aventura?

  • Es que aquí hay algo que me huele a chamusquina, Billy. No sé si deberíamos seguir…

  • Venga, hombre. ¿Qué es lo que te asusta? La cabaña parece que está abandonada. No hay ni rastro del viejo.

  • Bueno, pero tampoco está garantizado que vayamos a encontrar nada interesante…

Tras cruzar el río, ambos hermanos se acercaron a la cabaña. Parecía que no hubiera entrado nadie allí en años, así que, pese a todo, extremaron las precauciones.

  • ¿Estás seguro de que quieres entrar? –Preguntó Johnny inquieto.- Esto me da escalofríos.

  • No parece que viva nadie aquí… Entremos.

Billy empujó la puerta de madera hacia sí mismo. Las bisagras estaban oxidadas, lo que hacían que se produjese un chirrido que helaba la sangre nada más oírlo. El día era soleado, aunque el viento movía las ramas altas de los árboles produciendo un sonido característico. Por lo demás, el ambiente estaba muy silencioso. Tan sólo el movimiento de la puerta al abrirse y los pasos de los dos hermanos interrumpían de alguna manera el silencio casi absoluto. Una vez dentro, se ofrecía ante ellos un panorama desolador. La cabaña estaba abandonada, pero de alguna manera parecía como si de vez en cuanto viniese alguien e hiciera uso de ella. Todo estaba desordenado y lleno de polvo. La cabaña era muy pequeña, pero tenía dos pisos. En el piso de la entrada, estaba el salón y una cocina, y en el salón había un mueble de madera bastante viejo. En él, había todo tipo de libros, y algunas figuras relacionadas con la caza. En las paredes, varias cabezas de animales disecadas estaban colgadas a modo de trofeo. Como el día era bastante claro, sólo tenían que abrir las ventanas para tener luz. Billy subió las escaleras rumbo al segundo piso, pero lo que vio no era nada anormal. Dos habitaciones y un cuarto de baño. Los muebles estaban en idéntico estado a los del salón. Johnny, a su vez, encontró una puerta que estaba oculta tras un viejo mueble. Estaba cerrada.





La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
Geometria Analítica Vectores y ecuaciones de la recta
Geometria Analítica Vectores y ecuaciones de la recta
En este libro vídeo recopilo todos los enlaces a los vídeos , todas las explicaciones teóricas y todos los enunciados de los  [...] Ver libro
1 libro comprado
desde BADAJOZ