bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
jaumemoreso
Mensajes: 947
Fecha de ingreso: 9 de Abril de 2009

ELDARAN, PRINCIPE DE LEYVA

16 de Abril de 2009 a las 1:33
Me ha sorprendido una obra de la autora ITIA TUÑAS PERNAS que por ahora tansolo son dos primeros capítulos que se leen en 20 escasos minutos pero que te llenan de impresiones y de ideas.

Su autora colgó estos dos capítulos para poder sospesar las opiniones de todos nosotros y, de este modo, saber si continuar y como continuar su relato.

Es solo un texto inicial, algo introductorio que tiene mucho camino por delante, pero de una calidad innegable.

Ahí va pues mi valoración de estos dels primeros capítulos de "Eldaran, príncipe de Leyva".

He de decir que no puedo valorar estos dos primeros capítulos del libro solo con mis simples y meras palabras. Pues ellas, todas y cada una de mis palabras, parecerían simples balbuceos al lado del ingenio y la gracia de Iria Tuña Pernas, autora de esta obra iniciática “Eldaran, príncipe de Leyva”.

Esta es una obra tan sorprendente y grande, que siento la necesidad imperante de citar sus más notable atributos para, a la vez, poder valorarlos y exponerlos a todos vosotros.

En forma de esquema general, podría decir que “Eldara, príncipe de Leyva” no es la típica historia inmadura que se deja caer en los tópicos de lo inexplicable, no. Esta obra no se cierne en absoluto a ninguna norma convencional o en tópicos más que desgastados.
La historia se relata con rigurosidad, aparentemente simple, pero solo en aparencia. El contexto y el relato en sí, cargado de descripciones y de pensamientos y expresiones propias del personaje, le dan vida a la narración. No es un simple relato donde cuentan los acontecimientos y los hechos fantásticos acaecidos, sinó que es un relato lleno, latente de expresiones, figuras retóricas, descripciones casi poéticas que nos brindan cierta lírica a la narración; juegos de palabras y apólogos que presentan a un ser o a un personaje relatando su aparición del mismo modo que ya lo describe dibujandonos en nuestra mente su imagen con una gracia y una imaginación dignas de un Poe o un Doré.

“… casi me doy de bruces con una criatura diminuta, de alas incansables y vocecilla estridente…”

“…Estaba poblada por los colores del otoño, con su pelo rojo y su piel aceitunada. Su voz era como el sonido del viento si estaba triste, como el canto de los pájaros si estaba alegre, como el trueno si se enojaba. Y su andar recordaba a las hojas arrastrándose por el bosque, casi amorosamente…”

“…Una lágrima corre por su mejilla, casi sin tocar la piel, como si con su
contacto temiera ofender al dueño del rostro que recorre…”

“…Una brisa burlona se escapa del macizo de viento el ajado papel que sostiene con sus elegantes manos de largos dedos…”

La narración disfruta de fragmentos envidiosos, como quimeras lanzadas al aire que nadie podría cazar jamás. Inevitablemente recuerda a los grandes maestros del género, y esto es imposible de eludir. Pero no se puede negar en absoluto su estilo propio que tan bién nos presenta los acontecimientos en este inicio de una novela que estoy seguro se convertirá en una gran obra.

“…El sol caía por el borde del mundo…”

“…con una pluma de águila, desprendida de su propietario muchos años ha…”

Los diálogos están llenos de detalles y de contenido, pero no son densos y no se dejan caer en la monotonía. Disfrutan de ritmo y están perfectamente acompasados.

“-Elderan- pareció saborear mi nombre, con placer casi palpable- No
sabes, muchacho, cuanto me alegro de verte- hizo una pequeña pausa y
puso su repulsiva mano sobre mi hombro-Tengo que hacer un anuncio al
pueblo y es mi deseo que me acompañes, en este momento crucial…”

“… Una brisa alborota mis rizos de obsidiana. Observo con reproche al viento, cargado de sensaciones ajenas, que me distrae de aquello que traigo entre manos y éste, tal como respuesta a mi mirada, ulula divertido, con énfasis natural…”

“…Temo que, ante acciones más directas, el usurpador decida tomar
represalias contra mí y el trabajo de mi madre quede inconcluso…”

Esta oración es un claro ejemplo de cómo utiliza los pensamientos íntimos del protagonista para explicarnos los acontecimientos. No se deja caer en la simpleza de la narración breve, sino que coloca con gracia e inteligencia descripciones con narraciones y expresiones íntimas como si estubiera jugando en un tablero de ajedrez y el orden y la estrategia de cada pieza fueran de vital importancia.

Hay alguna expresión que me recuerda a Lovecraft:

“… Decía, pues, que me presenté ante Glurg e hice una pequeña reverencia frente a él…”

Esto es de notoria calidad narrativa. Utiliza el predicado de la oración como si fuera una conjunción para seguir el transcurso de la narración.

Se nota su cultura y sus conocimientos. Está relatando una historia que involucra familias reales y como sería propio de un autor ordinario, no utiliza lenguaje general, sino que domina a la perfección el “argot” que debería tener la clase real.

“…Era una costumbre cruel, sólo necesaria eones atrás, cuando había cientos de pretendientes al trono, debido a la poligamia que se practicaba en las familias reales. Pero hacía tiempo que la monogamia se había impuesto, al menos de forma general, por propia votación popular, y el trono lo heredaba el hijo mayor…”

En definitiva, estos dos primeros capítulos albergan un futuro prometedor para la obra a la cual formarán parte. Son tansolo dos capítulos de escaso tamaño, concebidos para captar las opiniones ajenas, y cazar, si eso es posible, las ideas que se despierten de esta pequeña presentación, la presentación del inicio de una obra que tiene aún mucho camino por recorrer. Un camino anchuroso y apolíneo que no dejará a nadie indeferente
Recomiendo vigorosamente la lectura de esta obra. Yo, sin ninguna duda, seguiré sus pasos con gran interés.

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
¿Conoces nuestro
catálogo de libros
en letra grande?
Echar un vistazo