bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2 3 9 10 11
Reithor
Mensajes: 348
Fecha de ingreso: 25 de Abril de 2008

COMENTARIOS A LOS RELATOS SÉPTIMA EDICIÓN :"AMAGO DE LASCIVIA"

11 de Mayo de 2009 a las 1:17
Bizarro no está, no sabemos quien ganó, pero podemos opinar. Ale, se abre la veda, cuchillo entre los dientes.
Reithor
Mensajes: 348
Fecha de ingreso: 25 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 1:20

Como bien es sabido por quienes me conocen desde el principio en este blog, me encanta conversar conmigo mismo (cosas del exilio). He aquí mis comentarios.


El placer de tres*

 

Este relato es superficial, vacío, no transmite ninguna emoción, simplemente narra un menage a trois que además es bastante soso. No hay ningún trasfondo, los personajes no son identificables y carecen completamente de forma. El autor debería desarrollar más esas partes, si no el relato se queda en una mera narración de una escena sexual sin ninguna implicación ni significado ni nada de especial. Vamos, nada que merezca la pena ser contado.

 

No va a pasar*** 

Una buena narración y descripción de un momento específico, un minuto (o dos). Poca lascivia hay, ya que no hay exceso sino contención, pero bueno tampoco me supone un problema. La parte masculina del diálogo es muy propia, con esa pregunta cualquier encanto que hubiera se rompe, que es lo que suele suceder en una situación así. Debería incorporarse al principio alguna referencia a que la chiquilla tiene novio/marido/bicho/ lo que tenga, si no la referencia a esa “minucia” en medio de la descripción queda un poco mal, no pega ahí.

 

Solo una vez** 

Se dice “pillaste” (tercera línea). El relato tiene una narración correcta, pero también peca de poca lascivia. Solo una vez no es un exceso precisamente. Tampoco es que pase nada que cautive a un lector, es bastante insulso, lo único ver si se trata de un affaire homo ó heterosexual, que es bastante poco interés.

 

Como en los musicales*** 

La idea del relato está bien, aunque la primera parte no concuerda con la segunda. La descripción de los sueños de Inés y el altruismo utópico que le parece tan idóneo es propia de una niña de catorce años aventajada en clase de las que entra en la definición de repollo, cursi, etc. En cambio, después del incidente es bastante más borde de lo que sus sueños reflejan, con una actitud correspondiente a una edad y un comportamiento diferentes. La diferencia entre los sueños y deseos internos y la realidad es lo que más vale del relato, pero la primera parte debería ir más acorde a la segunda.

 

Lascivia veraniega** 

Historia poco relacionada con la lascivia, ya que carece de exceso sexual alguno. Simplemente narra un episodio cualquiera. Al menos consigue transmitir someramente las precauciones de los chavales, aunque lo más emocionante que les pasa es que en el autobús hay más personas. No hace mucho hincapié en la complicidad de los jóvenes, debería entrar más en el “Mal trago” de comprar las gomas (esta definición de preservativo, profiláctico, condón… no es la más apropiada al estilo del texto), ya que el texto se centra en la odisea de hacerse con los anticonceptivos y luego en el momento de enfrentarse a una farmacéutica heptagenaria y reprobadora que juega al tute con su abuela llega paga y se va. El lector se queda mirando esa frase como cuando recuerda el nombre de un plato en un restaurante de diseño y trata de relacionarlo con la tapa que tiene delante. También le vendría bien un poco de caracterización de los personajes.

 

¿Quieres un caramelo?**** 

Este relato está bien narrado y entra en el tema de la lascivia bastante más que el promedio. Lo único que el final se precipita demasiado rápido, tras la descripción psicológica del protagonista que ocupa tres cuartos del relato cae a plomo. Un poco de suspense  (que piensa el personaje mientras sucede la llamada, lo que piensa cuando va a aparcar el coche en donde quiera que fuera a hacer la atrocidad que se adivina) le harían ganar enteros al relato.

 

Eros y Thanatos*** 

Un relato que se lee fluido y bien llevado, aunque tiene demasiados flecos sueltos y factores que aparecen de la nada (alergias, caducidad, profesiones adecuadas al escapar del convento…). El salto de “convento de monjas” a “mis treinta años felizmente casada” es demasiado brusco, una frasecilla contando que estuvo allí hasta los taitantos no está de más. Incluso explicar cómo una mujer con ese CV se casa con un tipo de esas características y es lo que mas ama en el mundo, no cuadra.

 

Calor*** 

Estupendo documental centrado en esas tempranas mañanas de panadero. La única lascivia que encuentro es quién tiene ganas a las cuatro de la mañana, currando, de pensar cosas calenturientas. En realidad es un buen texto sobre insinuación y provocación, esa parte está bien conseguida. Espero que se lavara las manos el tipo al volver del baño, no sea que hiciera roscones de reyes en verano.

 

Entre rocas 

El pelo se eriza, no los pezones. ¿O es que son pezones peludos? Los pezones adoptan su forma eréctil con frío, así que el calor este indica, en la primera frase del relato, que nos encontramos en un universo paralelo (cuando menos). La segunda frase está incompleta, carece de coherencia. La cuarta frase debería ser tres (y mejor estructuradas). Tras signo de puntuación (punto, coma) se deja un espacio. Sensualmente va junto. Empezar a masturbarse tantas veces… igual debería continuar alguna vez, o incluso terminar. Podría seguir, pero vamos, la idea es que este relato sólo se puede criticar desde el punto de vista gramatical y sintáctico, porque de contenido está vacío. Tremendo, vamos.

 

 Feas y gordas* 

Vale, la historia está ahí, pero no tiene nada que ver con el tema del concurso. El recurso de recurrir a lo ocurrido en este foro empieza a verse mucho, aunque claro, quién soy yo para criticar este aspecto; simplemente lo anoto a modo de curiosidad. Le falta claridad a la hora de discernir entre lo que se cuentan los dos protagonistas, lo que les sucede en la realidad, y resaltar el polémico relato de Vixa sobre el ego. El cuerpo del relato es un poco caótico, y la moraleja es más propia de literatura infantil que de un relato que pretende ser lascivo.

 

Así se escribe la historia*** 

La narración está bien, aunque yo pondría las comas de otra manera (así cortan el ritmo, sobre todo en la primera mitad). La escatología final es inverosímil, y podría resultar hasta graciosa si no fuera un tema tan manido y si no se conocieran los problemas gástricos del pobre Darío desde el principio del relato. Muchas alusiones inversas al (ya considerado) famoso texto de Vixa sobre el ego: el es el gordo y no ella, en lugar de vomitar se caga, etc. Lascivia poca, casi más en las fabes que en la escena escatoerótica, en la que poca desmesura se ve (en cuanto al placer carnal, el resto es desmesurado).

 

Mi cámara y ellas*** 

Deberías buscar sinónimos para “culito”. Este paparazzi da poco que hablar la verdad, la narración está bien y detalla mucho como va instante a instante persiguiendo a las señoritas. De todos modos el gorila que le para no tuvo que esforzarse mucho, no tendría tanto deseo.

 

Barro en los tacones****

Buen relato, me ha gustado. Además de lascivo mentiroso… vaya gorila.

 

Las mejillas lascivas***** 

Un relato trabajado y bien llevado de principio a fin. Enhorabuena.

 

Máquinas pachinko**** 

Otro buen relato, con castigo al pervertido y todo esto.

 

Tia Gloria*** 

Este precoz Voyeur tiene muy buena memoria y capacidad para evocar su tierna infancia, me ha gustado. Lamentablemente, no puede haber puntos para todos.

 

Hieródula**** 

Un relato bien conducido y armónico. El único pero es que durante la primera mitad no transmite nada y le cuesta llegar. La segunda bastante mejor que la primera, aunque la capacidad de contenerse de la protagonista dicen que al fin y al cabo no fueron para tanto esas sensaciones que el transmite Meren. Si no rompe con todo y se va tras él, no es amor;  así que no es más que un arrebato y ahí sigue en su palacio… aunque nada fuera igual a partir de entonces.

 

Castidad*** 

El relato como tal está bien, tiene ritmo y se lee fácil, nada que criticar. Lo único es que, personalmente, no me transmite nada. Y toca la lascivia de refilón, casi menos que aquel espantoso relato de Reunión sobre la muerte.

 

Oposición*** 

Un relato que roza lo gracioso con un final absurdo, como se pretende, casi llegándose a la conclusión de que o bien la perspectiva del opositor está distorsionada (que siendo opositor puede ser) o bien le caen todas las desgracias juntas. De nuevo, un relato que no parece entrar en el tema propuesto, gira alrededor de las relaciones del vecino pero en ningún momento llega a la lascivia.

 

Placeres mentales** 

Completamente fuera de lugar. Muy profundo en la expresión para las vanalidades que cuenta, aunque mira, bienvenido sea. Pero vamos esto tiene de lascivia lo que tiene de música el toque de Diana militar.

 

Pecados carnales**** 

Bien, narración cuidada e intrigante. Lo único que confunde la frase entre los párrafos entrecomillados al estar en tercera persona cuando empieza en primera, aunque es correcta la redacción en ese punto. 

supermarioep
supermarioep
Mensajes: 814
Fecha de ingreso: 13 de Abril de 2009
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 1:24

Muchas gracias por el comentario de ENTRE ROCAS,estoy totalmente de acuerdo con todo.

Espero ir mejorando con el tiempo,aunque lo mio son los libros de auto ayuda.

Reithor
Mensajes: 348
Fecha de ingreso: 25 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 1:29

Nada chico, deja tus comentarios.


Hay una editorial llamada Rubio que es de autoayuda, miratelo
Idelosan
Mensajes: 1.315
Fecha de ingreso: 6 de Noviembre de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 1:37
Ahi van mis comentarios, con su respectiva nota del 0 al 10 que les puse con tal de clasificarlos en las votaciones.

-El placer de tres  4

Texto con abundantes metáforas, algunas interesantes, pero bastante plano y vacío en contenido. No me dijo nada. Además, sentí extraña la forma en que el texto pasa de describir en tercera persona a de repente pasar a segunda persona de forma caótica, para luego volver rápidamente a la tercera.


-No va a pasar  4

Me dejó muy frío. Historia cortísima y sin trascendencia, por lo menos no se alarga sin sentido.


-Sólo una vez  5,5

Buen detalle eso de reservar el último párrafo a los pensamientos del "personaje secundario" del relato. Por lo demás, no me ha dicho nada... lo siento, este tipo de relatos me pueden.


-Como en los musicales  7

Muy bueno y cómico, brutales las contradicciones de la protagonista. Un relato muy imaginativo y que en cierto modo sorprende, empieza como una especie de ensayo (interesante, eso sí), y luego acaba en forma de relato.


-Lascivia veraniega  4

¡Argh! Con lo largo que es el relato, y no cuenta nada que no se sepa ya desde el primer párrafo. Ha estado ameno de leer, la verdad, pero ha causado en mi el mayor de los vacíos al terminarlo. Tiene el aliciente de la relativa originalidad.


-Quieres un caramelo  8

Breve, breve y brillante, y además oscuro, malévolo, imprevisible. ¿Qué más se puede pedir? Al inicio, eso de darle un caramelo a una mujer me pareció, cuanto menos, estúpido. Luego, cuando se insinuó el tema de la pedofilia del protagonista hacia el final, pensé "buah, ahora para darle sorpresa a esto recurrirá a ese truco, demasiado fácil". Cuál fue mi sorpresa al atar cabos al final, y descubrir que en realidad el autor nos había engañado anteriormente al más puro estilo DanielT con "Curvas". Me encantan esos detalles.


-Calor  5

Otro más al que no veo emoción alguna. Si acaso, la minisorpresa final de que la panadera en realidad era consciente de las reacciones que provocaba, y se excitaba con ellas.


-Entre Rocas  -2

Inconfundible relato supermariano, con faltas ortogramaticotipográficas a gogó, incoherencias, ambientación 0 y alarmante falta de estilo. Pero lo peor de todo es, que este de tan animal que es ya no hace ni gracia, como la hizo el anterior... da la sensación de haber sido escrito corriendo en dos minutos, sin pararse a pensar en lo que se plasma. A ver si el autor mejora al menos este pequeño aspecto...


-Feas y gordas  2

Para comentar los relatos, está el topic de comentarios. Este no aporta casi nada, y no tiene nada que ver con lascivia.


-Así se escribe la historia  6,5

El relato empieza como insustancial, sin emoción, y además rozando la poca credibilidad en algunos aspectos. Sin embargo, el grotesco y apoteóstico final es de los que dejan una buena (y tragicómica) impresión en la memoria.


-Mi cámara y ellas  6

Muy bien escrito y expresado, pero carente de toda emoción, sorpresa, o detalle original o llamativo.


-Barro en los tacones  7,5

Es bueno, emocionante, relativamente sorprendente, y tiene el punto extra de la originalidad. Un ritmo adecuado, ni rápido ni lento.


-La de lascivas mejillas  8,5

Grande, muy grande. Repugnante, pero no explícito. Ingenioso, bastante ingenioso, original, y oscuro. Un giro argumental considerable que divide en dos los hechos de forma más que ineresante. Implica mucho al lector con lo leído: uno al final no sabe quién de los dos protagonistas le da más pena.


-Mamen  6,8

Muy interesante eso de que no podamos adivinar en qué trabaja exactamente el protagonista hasta el final. Buen relato, que conduce bastante bien al lector, aunque peca algo de poco realista (vamos, que es de extrañar que no hubiera ninguna niña que se negara a sus propósitos y le delatara). Algunas faltas importantes como "LA hizo daño", o "escitación" (sobretodo esta última) me hacen bajarle un poco de nota.


-Máquinas Pachinko  7,4

Otro con un punto extra por originalidad, aunque tal vez deberían ser más. Es un relato curioso, que engancha desde el principio ya que uno no tiene ni idea de lo que va a venir después. La conclusión, impactante, le da un buen broche final al relato.


-Mi tía Gloria  7,8

Muy bueno. Me llamó la atención especialmente porque me recuerda a varios ensayos de Freud. Tras la máscara de un relato simple y sin mucha substancia, se esconde una interesante reflexión acerca de la sexualidad infantil y la transición a una sensación más consciente y cognitiva de la misma.


-Hieródula  8,6


Me ha encantado. Relato histórico acerca de un tema que ni conocía (gracias, wikipedia), con una chispa especial que pocas veces veo en este tipo de textos. La conclusión es de lo mejor que he leído en lo que llevamos de concurso, una contradicción total de esas que hacen pensar al lector, te hacen empatizar de manera especial con la protagonista. Un relato con "substancia".


-Castidad  8,4

Joder, ¡cómo mejora el concurso en la tercera página! Otro relato que me ha gustado mucho, con una conclusión impecable. Es un tipo de historia que no había visto nunca antes, con un par de buenas reflexiones, y escrita llevando de la mano al lector.


-Oposición  7,8

La estela de buenos relatos sigue, con éste que, al menos a mi, me ha hecho soltar la risa floja en más de un par de ocasiones, poniéndome en la piel (con la suficiente lejanía) del pobre estudiante frustrado y confuso. La escritura está muy bien llevada y mantiene la atención de forma magistral, y el final es digno del resto del relato.


-Placeres Mentales  3

No veo que trate el tema del concurso por ningún lado... en este certamen, este relato es poco menos que spam. No está mal, pero tampoco me ha dicho nada, sólo es un cúmulo de reflexiones sin mucho interés.


-Pecados Carnales  8,2

Relato de los que a mi me gustan: empiezan con pinta de aburridos, siguen de una forma intrigante, y acaban siendo algo totalmente diferente a lo que te esperabas. Chapó por este relato y chapó por la página 3 de este certamen; solamente ella hace que, en mi opinión, este haya sido el mejor certamen bisemanal de relatos bubok hasta la fecha.


pd: Mi relato era Eros y Thanatos, y me partí de risa con las 5 o 6 atribuciones fallidos que se hicieron de mi autoría xD
 
mortfan
mortfan
Mensajes: 672
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 1:39

Las votaciones de esta quincena, y dado el tema y los textos que leí en principio, las he llevado mediante dos parámetros. El primero, la adecuación al tema. El segundo, la pulcritud en la narración.  Si no se da el primero el segundo parámetro me importa tres. La lascivia se puede narrar de muchas maneras y desde diferentes puntos de vista, pero no todo lo sexual es lascivia sin más. Para mí es cuando roza los límites, cuando es casi enfermizo, cuando es casi una adicción. Y los que sí se lo curraron no se merecen que otro texto que ni siquiera se adecua al tema esté por delante de ellos. Eso creo yo.

 

1- El placer de tres- es un texto sobre un trío en una noche loca. Esto no es lascivia. Si fuera algo que se repitiera sistemáticamente, a gusto o disgusto del que lo sufre, sería lascivia. No es más que un texto sexual y ni siquiera está pulcramente narrado. Mezcla presente con pasados, algunas pausas están mal colocadas(“las manos de una, enlazaban...”   ¿separar con comas el sujeto del predicado? No, no, no...) y, además, es demasiado tópico para mi gusto. Un hombre y dos mujeres. Vale. Sólo se ha hecho 800.000 veces.

2- No va a pasar- De nuevo, no veo la lascivia. Una tipa que se siente atraída sexualmente por alguien que no es su marido. Una vez en un sitio extraño eso sí. Y muy bien narrado, eso también. Pero no es lascivia. En todo caso, es una infidelidad con lo que eso conlleva. Si ese comportamiento de restregarse con desconocidos o semidesconocidos se repitiera de manera mecánica, si ella no pudiera evitarlo todas y cada una de las veces... entonces sí sería lascivia.

3- Sólo una vez- Infidelidad. Infidelidad gay, pero infidelidad al fin y al cabo. Si éste fuera el tema del certamen otro gallo nos cantaba. Infidelidad. La infidelidad puede ir provocada por tedio en las relaciones habituales, por desamor, desengaño, enfado contra la pareja... por muchas cosas... además de la lascivia.  En este caso, el tema no está suficientemente desarrollado en este texto, al menos en mi opinión. Es, sobre todo, la realización de un deseo reprimido, que no es exactamente lo mismo. Además, narrado en presente pero con orientación pasada(“Ahora voy a olvidarme de todo...” da la clave. Esto dice que todo lo anteriormente narrado es anterior en el tiempo. Sin embargo está todo en presente. No me acaba de gustar)

4- Como en los musicales- Aquí sí encontramos lascivia. Reprimida, vale, pero lascivia. El tono y la narración están bien, estaba en mi ranking de 6, pero los otros 5 me convencieron más. Quizá porque trataban el tema más directamente.

5- Lascivia veraniega- Un primer polvo en verano de dos adolescentes no es lascivia. Es selección natural.

6- ¿Quieres un caramelo?- Sí. Esto es lascivia. Algo incontrolable, enfermizo. Lascivia en extremo y en estado puro(tampoco toda la lascivia es igual, pero está muy logrado) Muy bien narrado, poco se puede decir malo de este texto. En su simplicidad encontramos el tema desarrollado de manera genial. Muy bueno.

7- Eros y Thanatos- Aquí el tema está perfecto. Hay alguna diferencia de estilo y es un poco escatológico de más para mi gusto, que fue lo que lo bajó en mi ranking. Pero vamos, el tema, perfecto.

8- Calor- El tema está más o menos. No es lascivo del todo, aunque sí es algo así como prohibido. Pero vamos, más que lascivia a mí me parece atracción sexual pura y dura. Antes de satisfacerla todo puede parecer lascivo pero a mí lo que me parece es, con perdón por la palabra, una calientapollas de tres pares de narices.

9- Entre rocas- Este es incluso desagradable para mi gusto. Se masturba, no se masturba, se masturba, no se masturba... joder, que se decida de una vez. Lo del tío, más que lascivia es voyeurismo y tampoco es algo tan raro(en serio, no veo raro que un tío vea a una tía buena masturbándose a una roca y le den ganas de masturbarse a él. Ya que lo haga a escondidas... bueno, eso no es normal, pero lo de la tipa tampoco, seamos sinceros). Tanto éste como el anterior me han dejado la impresión de que la lascivia está más en las mujeres que en los hombres(me refiero a las mujeres que protagonizan los textos no a las mujeres en general), pero aún así, me parecen más lo que dije antes. La hostia se la deberían dar a ella, en todo caso. Por calientapollas. Por cierto, hostia va con “h”, sino se refiere a las religiosas. Las obleas.

10- Feas y gordas- ¿lascivia? ¿Hola?¿Dónde estás? Lo siento, no la veo.

11- Así se escribe la historia- Escatológico, sí. Gracioso, vale, también. ¿Lascivia? Mmmm, vale, aceptamos lascivia como animal de compañía. Pero muy muy diluida y teniendo en cuenta sobre todo la segunda acepción del diccionario.

12- Mi cámara y ellas- Voyeurismo. Voyeurismo. Voyeurismo. Creo que el tema del próximo certamen debería ser ése. Y este texto ganaría seguro.

13- Barro en los tacones- De nuevo, no veo la lascivia. Deseo, no es lascivia. Querer echar un polvo con una tía buena(o con un tío bueno) no es lascivia.  Si es así, todos y cada uno de nosotros somos culpables. Y el que diga que no, miente.


Y próximamente más, pero no mejor. Saludos


supermarioep
supermarioep
Mensajes: 814
Fecha de ingreso: 13 de Abril de 2009
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 1:50

Estoy aprendiendo más aquí, con los comentarios a mis despropósitos ortográficos, que en mi epoca de colegio.

De verdad, gracias idelosan, gracias mortfan. 

Yo no opino,pues no os llego ni a los dedos de los pies,un saludo y buenas noches.

Reithor
Mensajes: 348
Fecha de ingreso: 25 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 1:59
cita de supermarioep

Yo no opino,pues no os llego ni a los dedos de los pies,un saludo y buenas noches.

pues deberías opinar, lo que pasa es que eres un vago y ni siquiera te has leido los relatos de los demás. Así que no seas egoista, leete los relatos y opina. Y si sí los has leído y me equivoco, demuéstralo.
supermarioep
supermarioep
Mensajes: 814
Fecha de ingreso: 13 de Abril de 2009
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 2:11

Si que los leí, pero sinceramente, tendría que volver a leerlos pues no me acuerdo como eran todos para valorarlos ahora mismo.

Pero tranquilo que en el prosimo concurso, pienso leerlos y apuntar la valoración en el momento.

Como comprenderas no los voy a leer ahora,aunque pienso umildemente que el nivel a sido bajo,bajo,bajo, sin contar el mío, que fué bajisimo.

DanielHR
Mensajes: 1.360
Fecha de ingreso: 19 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 2:21

Ok, me toca a mí. Vayamos con mis ganadores:

¿Quieres un caramelo? (5 puntos): A mi entender, es el relato que mejor trata el tema de esta quincena. Esta muy bien escrito y el final queda abierto, dejando al lector con la intriga de lo que sucederá. ¿Llegará finalmente ese padre de familia a seducir a la amiga de su hija? No lo sabemos, pero todo parece apuntar que sí. Mi favorito y mi particular ganador. El argumento me recordó mucho a un capítulo de Los Simpsons (no me digáis que la serie no es un buen referente), cuando Homer, trataba de hacerse con una gominola que se había adherido a las posaderas de una joven a la que llevaba a casa (¿Os acordáis de "Nunca podré olvidar su dulce cu...?). Y aquí terminan todos los paralelismos, pues si Homer fue erróneamente acusado de acoso sexual, el lascivo protagonista de esta historia es plenamente consciente de lo que hace. Mis felicitaciones a su autor/a.

No va a pasar (4 puntos): Desde mi punto de vista, uno de los más delicados y elegantes de todo el concurso. Y es que a veces no hace falta enseñar una teta para impresionar al lector. También tiene ese pequeño toque sentimental que terminó por animarme a darle mi segundo puesto. Lo único que tal vez pueda reprochársele al autor/a es el final, que quizá haya podido dejar con la miel en los labios a más de uno. Ya puestos a darle nota, le doy un notable alto, tirando a sobresaliente.

La de lascivas mejillas (3 puntos): Este es terrible. A mi, personalmente, me impactó bastante. La historia está muy bien llevada y hace que no te pierdas en ningún momento. Llega a resultar un poco desagradable en algunos puntos (en la parte de los efluvios, por ejemplo) pero esto no quita que el relato nos deje electrizados. Prosa endiabladamente correcta y muy agil (agilísima). Tal y como había sucedido con ¿Títere o titiritero? (el relato presentado por Vixa durante el anterior certamen) el lector llega hasta el final del relato sin que nadie le guie. Y eso es muy difícil de lograr. Marchando otro notable alto.

Así se escribe la historia (2 puntos): Es inevitable. Todavía me sigo riendo. No quiero meter la pata, pero me atrevería a decir que este relato, o bien pertenece a nuestra genial Teniente o bien está firmado por la venerable pluma de Incongruente (dado que me equivoqué estrepitosamente con Entre las rocas). No digo nada más, no sea que terminé de liarla. Ya digo, es un relato muy divertido al que le sucede exactamente lo mismo que a La de lascivas mejillas: el lector llega hasta el final por sí mismo y sin que nadie le ayude, siendo innecesario volver a repetir su lectura y demás zarandajas (en el buen sentido del término, claro). Genial.

Mamen (1 punto): Es imposible no pronunciar este nombre sin que me venga a la cabeza la esbelta figura de una de las más singulares heroínas de El jueves (después de Clara de noche, claro está). En su fuero interno, un profesor universitario trata de recordar mejores tiempos mientras la imagen de su mujer continua atormentándole. Lo malo es que sus alumnos serán los que paguen ese sufrimiento. Como ya comentó la Teniente, el personaje está muy bien perfilado, siendo uno de esos antihéroes de los que no se olvidan. Notable.

Entre las rocas (accésit): Vas mejorando Mario, y eso está pero que muy bien. No puedo decir que el relato sea extraordinario, pero creo que la trama está muy bien contada y resulta convincente. Muy bien.

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 9:13

Reithor, DanielHR: tiene mérito el destripe que haceis de los relatos.

Sin asomo de ironía.

gloriapaniagua
Mensajes: 882
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 9:48

Teniente, ENHORABUENA

 

 

Breves impresiones sobre:

 

RELATOS VOTADOS, basándome en el gusto personal por el argumento y el estilo, por ser correctos gramática y estructuralmente, a mi juicio.

 

 

5-LA DE LASCIVAS MEJILAS. Conforme lo leía iba diciendo: bonísimo. Además de estar bien escrito, refleja muy bien la lascivia, la depravación y la venganza desde un punto de vista adulto, con un toque de cinismo, de sarcasmo e inocencia que hace sonreír. Tras leerlo dos veces, tuve la sensación de que la historia me sonaba a algo visto o leído.

4-HIERÓDULA. Bonísimo en su totalidad. Lograda ambientación. Maduro. Narra con acierto la lascivia.

3-CASTIDAD. Bien escrito y concluido. Narra con intensidad y buena ambientación la, a veces, falsa castidad sacerdotal, la lascivia oculta.

2-BARRO EN LOS TALONES. Historia muy bien trabada y escrita, aunque con alguna errata. La lascivia está como escondida entre robos y moralejas.

1-SÓLO UNA VEZ. Está bien escrito, trata un tema actual (me recuerda a algo que he escrito) entre adultos, más intenso en el contenido que en la forma, con una lascivia delicada pero densa en el fondo.

 

 

RELATOS NO VOTADOS, basándome en el gusto personal, aunque sus argumentos, estructuras y gramática vayan desde buenos, regulares y medianos, en mi opinión (por orden de presentación).

 

 

-EL PLACER DE TRES. Tiene sensualidad, no está mal, pero hay erratas y queda hueco.

-NO VA A PASAR. Me gustó el inicio y el desarrollo, pero el final resulta algo soso, para mi gusto, pierde la intensidad del principio, a pesar de la frase repetitiva.

-COMO EN LOS MUSICALES. Está bien escrito y es original. Empieza bien pero termina plano.

-LASCIVIA VERANIEGA. Falta contenido, intensidad.

-¿QUIERES UN CARAMELO? Aunque no esté  mal escrito, me saturan las historias de abusos sexuales infantiles.

-UN ACTO DE LASCIVIA. La historia queda pobre en su conjunto.

-EROS Y THANATOS. Está bien escrito, pero el sadomasoquismo me supera.

-CALOR. No está nada mal, crea tensión sin culminar. Estuve a punto de darle algún voto.

-ENTRE ROCAS. Le falta trabajo, tiene errores.

-FEAS Y GORDAS. La intención del tema está bien planteada, pero, a mi juicio, flojea al final.

-ASÍ SE ESCRIBE LA HISTORIA. No está mal, crea interés, intensidad, pero lo escatológico…

-MI CÁMARA Y ELLAS. Es mío. La lascivia va implícita en la mirada más que en los hechos.

-MAMEN. Está bien escrito, pero le falta algo. Además, las historias de adultos con niños me cansan.

-MÁQUINAS PACHINKO. Muy bien escrito, pero el argumento me resulta conocido, turbio, lo mismo que el anterior: adulto y niña (hija, en este caso) no me capta tanto el interés.

-MI TÍA GLORIA. Escueto, bien escrito, muestra con ternura la lascivia infantil, pero tiene ese algo en común con los anteriores que me hace perder interés.

-OPOSICIÓN. No está mal, pero no termina de atrapar, se bambolea en su forma y contenido.

-PLACERES MORTALES. Aunque no está mal escrito, podría haber sacado mucho más partido de la historia.

 

Gloria

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 10:19

Hieródula:

Mi primera reacción al leerlo: cinco. ¿Qué le voté? Nada. ¿Qué ocurrió entre medias? Lo comenté con algunos, que me destriparon el texto, me paré a reflexionar, y en un movimiento pendular pase del todo a la nada.

Mi reflexión final es ésta: La idea es más que interesante, pero ... demasiada profundidad de sentimientos, de situación, de confrontación de normas, para ... un encuentro tan leve entre Meren y Sae. Estilo ... esmerado. Ese estilo es un arma de doble filo: si lo narrado no esta a la altura, o no le parece al lector, se desinfla como un globo, queda hueco, impostado. ¿Verdad, DanielTurambar? Es lo que me pasó: cuando dejé de ver "bien" el encuentro entre Meren y Sae, se me desinfló el estilo. Pero está bien escrito. No es mi forma de escribir, no soy partidario de tantos adjetivos, pero puedo leer a gusto cosas así escritas.

Coincido más o menos con la apreciación de Reithor sobre la situación narrada: ella "habría hecho más". Por ejemplo, habria aceptado el papel en el que el "caballero blanco" le ponía a ella, lo habría interpretado, se habría prestado a ser "rescatada" y salvada, y hubiera echado un polvo. El conflicto entre las expectativas y normas de él, y las normas de ella, hubiera surgido después, cuando él, quién sabe, le hubiera propuesto pagar su rescate a la diosa, huir juntos o algo así.

Es una historia que se puede contar, que se conoce, que ocurre cada día en cualquier prostíbulo.

Bueno, Oniria, lo siento. Solo decir que si mi voto lo hubiera emitido unas horas más tarde, me hubiera repensado lo de dejarte en blanco, ya que eras un claro competidor, y me hubiera entrado la duda de si votaba en justicia o interesadamente. Y con eso, vuelvo a lo dicho en otro momento: la votación en cascada durante tres dias influye, y las distancias entre los tres primeros y los siguientes no sería tanta de emitirse el voto sin conocer los resultados que van saliendo.

Lo siento, y ya veo que hay que contar contigo en nuestra carrera contra la Teniente, odiosa Tricampeona.

Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 10:39

Antes de que me leáis los comentarios, quiero aclarar que, para mí, la definición de lascivia no es tan ambigua como para que todo lo que se ha escrito lo sea. He leído en varias fuentes sobre lascivia y no estoy de acuerdo que los relatos votados traten el tema correctamente. Pedofilia, pubertad, sexo, antropofagia... no son lascivia. La lascivia es el exceso de cualquier tipo de apetito, hasta convertirse en obsesión por encima de cualquier otro objetivo.

EL PLACER DE TRES: Demasiadas faltas de ortografía me denuncian un autor despreocupado del lector. Del tema decir que cambia los tiempos del relato y de los verbos, provocando el desconcierto. No me convence

NO VA A PASAR: Entiendo que en este relato se habla de muchas cosas, pero en absoluto de lascivia y para mí mantener el tema es primordial para considerar un relato

SOLO UNA VEZ: Igual que en el anterior relato, si el tema hubiese sido la infidelidad, pudiera entender este relato, pero la lascivia no la encuentro por ningún lado. La bondad o maldad del texto, de la buena literatura que puedan encerrar estos dos relatos me son indiferentes si el tema no es el propuesto.

COMO EN LOS MUSICALES: El tema no era la lascivia? Y, para este autor, ¿Qué es la lascivia?

LASCIVIA VERANIEGA: No sé quien es el autor, pero la forma en que está escrito este relato no me ha convencido y si su escritura es intencionada, entonces me he perdido en el espacio. El tema brilla por su ausencia, sigo manteniedo que esto no es lascivia y no lo entiendo pues van tres seguidos que no hablan de la lascivia

¿QUIERES UN CARAMELO?: Captada la idea, desconocida la lascivia pero claramente visible la pedofilia; sigo sin entender qué me pasa. He vuelto a estudiar, tanto en el diccionario como en otras fuentes la lascivia y no es lo que estáis describiendo en los relatos. Me puedo estar equivocando, pero es que soy yo el que tiene que puntuar

UN ACTO DE LASCIVIA: El mismo autor se excluye del certamen al reconocer que su tema no es la lascivia, sino la antropofagia escondida en el papel celofán de una lascivia que fue antaño. Por lo menos este relato habla del tema, aunque sea de segundas

EROS Y THANATOS: No me gustó demasiado sádico y muy crudo.

CALOR: Un relato con algunas faltas de ortografía, bien escrito pero con un desenlace falto de contundencia, que lo desfonda. Sus votos dependerán de los demás relatos

ENTRE ROCAS: Repite tantas veces deseo, masturbación, observación, mirando que si quitamos esas palabras no queda nada del relato. No me ha gustado nada, lo siento

FEAS Y GORDAS: Unos se pasan con la lascivia, otros ni llegan. No he sabido captar la intencionalidad del relato. Como soy hombre de costumbres y busco en el relato la introducción, el núcleo y el desenlace, pero hay una introducción que en nada tiene que ver con el núcleo y el desenlace no me deja rastro de la lascivia. Supongo que el autor explicará su intención, yo no lo entendí

MI CAMARA Y ELLAS: Bueno, este relato es quizás algo más insinuante, más lascivo, sin caer en la chabacanería o la pornografía. El problema que le encuentro es que lleva tanto “adorno” que se pierde el núcleo; unas buenas tijeras podrían haberlo hecho mejorar bastante.

BARRO EN LOS TACONES: Es posiblemente de los mejores relatos de esta quincena; el problema que tiene es que para mi gusto le sobra mucho, no se usan las tijeras y un relato es lo que es, por mucho que os empeñéis en pensar de otra forma. “Se le cayó un zapato desde el helicóptero” ¿Para qué se le cayó? Y así varias frases más que nada añaden a la trama y que desvirtúan el relato.

ASI SE ESCRIBE LA HISTORIA: Este es el mío y os toca a vosotros demoler lo poco que yo he dejado en pie al escribirlo

MEJILLAS LASCIVAS: ¡Madre mía, esto no es lascivia, esto es sadismo en grado sumo! Hay que tener malas entrañas y al final dice que Pablo disfruta “porque lo ve en sus pañales cuando se los cambia”. Y un jamón con chorreras, lo que ve es el resto de mala leche que al pobre Pablo le sale por todos los poros del cuerpo y, lógicamente, por ahí también.

Está bastante bien escrito, aunque demasiado escabroso para mi gusto. Si no hubiese nada mejor la daría algún voto, pero, eso sí, metiendo las tijeras hasta lo mas hondo, que floritureáis los relatos como si fuesen capítulos de novelas y, mantengo que eso no es un relato.

MAMEN: Ni entiendo el título ni el relato. Que me perdone su autor, pero no me ha gustado nada

MAQUINAS PACHINKO: Un buen relato con todos los ingredientes. Yo le hubiese suavizado algunas frases porque lo excesivo me molesta, pero comprendo que hablando de lascivia es difícil saber donde están los límites. Se merece votos

MI TIA GLORIA: Aquí la lascivia se confunde con la pubertad y es una pena porque el despertar a la pubertad es algo maravilloso y la lascivia no.

HIERODULA: Interesante relato, bien escrito, aunque como a casi todos le falta tijeras, descripción elegante de la lujuria y hábil forma de decir mucho sin usar contundencia en la expresión; elegante diría yo.

OPOSICION: Otro relato al que las tijeras debería hacerle un buen favor. Es bueno, tiene gancho pero la lujuria y la lascivia parecen pero no son, con lo que pierde un cierto interés

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 10:42

Pecados carnales:

Me gustó mucho la trama, la forma de contar (caja dentro de caja dentro de caja). Me deslumbró. Al estar publicado tan cerca de las votaciones, estuvo en un tris de llevarse algo, o mucho. Pero ...

Se cae en el análisis de las situaciones.

1.- ¿Por qué una hija recien llegada a la edad de merecer y que no ha visto a su padre en 7 años, pasa una semana con él a solas en una cabaña en el bosque? ¿Es que la madre ha pactado el derecho de pernada con su ex? Si fuera así, me hubiera colado la hª. Y sería una hª interesante ("Me lo debes. Acuérdate. Me lo debes"). Al no darse indicio de algo tan importante, no cuela, la situación no cuela.

2.- Los polis toman declaración con Instructor y Secretario. No hay un poli con la detenida, hay dos, por lo menos. Y en los casos de delitos sexuales, el protocolo coloca a una mujer, por lo menos. Y las hay de sobra ahora en los cuerpos policiales. Si, además, la víctima/deliencuente es menor de edad, las cautelas son redoblabas.

 

Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 11:45
Incongruente, la pedofilia no es un tipo de lascivia??

Es decir, un apetito desmesurado de un cierto tipo de relación sexual que pese a estar prohibido y ser consciente de ello quien lo padece no puede controlar??

Vamos, para mí está claro que es lascivia, luego añadele todos los adjetivos que quieras detrás, pero lascivia es.

Y bueno, aunque ya lo he dicho en el otro hilo, ya que no me había fijado que ya estaba abierto este, pues lo repito aquí:

Yo soy el autor de ¿Quieres un caramelo?

Y basícamente lo escribí en respuesta al reto que lanzó Bizarro nada más plantear el tema. A ver quien podía ser más sutil en las formas y a la vez explícito en los hechos. Y como yo fui el culpable de que escogiese ese tema, que menos que intentar responder al reto e intentar demostrar que lo del otro relato no fue precisamente incapacidad para hacerlo de otro modo.

Dicho esto, pues decir que si no me explaye más es porque creía que no hacia falta, no veía ninguna necesidad ni interés en relatar la psicologia del deseo, ya que creo, que en líneas generales todo el mundo la ha experimentado, lo único que convierte un deseo en perverso o en aceptable no es el placer que produce sino el objeto del mismo. Vamos, que dudo que lo que experimente un pedofílo sea muy diferente de lo que experimenta un culé con el gol de Iniesta o un obeso lleno de gula ante un pastel de chocalate tras haber intentado una dieta imposible, precisamente por eso no me detuve en explicar las sensaciones, ya que por familiares las veía innecesarias. Con retratar las distintas fases del deseo creía que ya era suficiente (la larga espera, el autocontrol, la oportunidad y la concretación de deseo)

La idea de mi relato era, como ya he dicho, ser sutil en las formas, pero a la vez tan explícito (en cuanto a que no haya posibilidad a segundas lecturas) como en mi anterior relato, y a la vez presentar un personaje aún más despreciable.

De modo que para hacerlo me limité a seccionar todo artificio o fragmento prescindible, hacerlo todo lo más natural posible, permitiéndome sólo un recurso literario, una única metáfora, la climatologia. Desde la llegada de la niña con el cielo despejado, la amenaza en forma de llovizna, la oportunidad en forma de tormenta y la concretación en forma de tinieblas.

Bueno, gracias por los votos y ver que está vez sí (¡al fin!) he conseguido transmitir más o menos lo que quería con mi relato.
lolaalarcia
Mensajes: 326
Fecha de ingreso: 17 de Marzo de 2009
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 12:06
Enhorabuena a la Teniente por su victoria(si es que ha ganado, porque como últimamente meto la pata...), me gustó mucho su relato, aunque preferí votar por delante a otros dos textos. Habrá que ir viendo dónde viven los que están delante de mí en las votaciones e ir a hacerles una visitilla con un par de gorilas... a ver si así logro ganar...

Barro en los tacones

Bueno, éste es el mío. Gracias a los que lo han votado y los que no, espero poder lograr algún día que votéis. Creo que no he sabido exponer mi idea de lascivia en el texto. Yo veía la lascivia en el jefe de seguridad, no como simple acto de deseo, el deseo te puede cegar un poco, pero la lascivia te deja totalmente ciego y es por eso que el robo puede llevarse a cabo.

EL PLACER DE TRES

Me da la sensación de que a mitad del texto se pierde la coherencia de forma que me pierdo y no estoy segura de lo que estoy leyendo. En cierto momento, el narrador cambia de persona y eso no queda bien. Se utiliza demasiado la palabra lujuria, como intentando que quede claro que el texto es muy lascivo, pero esa palabra me provoca rechazo y me hace salirme del texto. Los protagonistas se mueven sin una linealidad y saltan de una escena a otra sin sentido.

No va a pasar

Creo que no es lascivia lo que hay en el texto, lo que hay es una relación entre dos personas que no llega a ser nada porque uno de los dos está casado y no se dejan llevar, precisamente, por la lascivia. Tiene algunas frases que sobran y algunas descripciones demasiado secas que chocan con el resto de la narración. Es corto, pero cuenta bastante bien lo que sucede y lo que no va a suceder entre los dos protagonistas.

Sólo una vez

No me parece que esté muy cuidada la redacción del texto y en varias ocasiones dice frases que no guardan demasiada armonía con el resto, lo que me impide centrarme en la historia en sí. Creo que es una historia demasiado sencilla para la forma de narrarla y sin un buen ritmo. Sobran algunas expresiones y el final, que seguramente pretende sorprender, no sorprende lo suficiente.

COMO EN LOS MUSICALES

Creo que le falta bastante contenido a éste texto. Pasan varias cosas, pero en realidad no llega a pasar nada que mueva el texto. Es como un fragmento al azar de cualquier libro, sin más.

LASCIVIA VERANIEGA

Es una historia bastante sencilla, pero bien contada, lo que pasa es que más que lascivia lo que veo es a una pareja con las hormonas revueltas. La historia tiene un ritmo algo lento y no llega a captar mi atención totalmente, aún así logra hacerme leerla hasta el final y sentir un interés que al final no logra llenar del todo.

¿Quieres un caramelo?

Es una historia bastante repugnante por lo que implica, pero está bien escrita y detalla a la perfección cómo se siente el protagonista y lo que es la lascivia.

UN ACTO DE LASCIVIA

Este es un relato que narra perfectamente el desorden que supone el que uno ya no logre dejar de hacer algo que en principio le reporta placer. El protagonista está enfermo y va pasando de una cosa a otra a medida se deja llevar por su trastorno, que empieza tras el abandono de una mujer. Creo que está bien escrito, describe bien la situación y deja claro dónde comienza la cosa y a dónde se dirige. Le di dos votos y siento que lo retiraran del concurso.

EROS Y THANATOS

Creo que el relato pierde mucha fuerza por la forma de narrar los acontecimientos. Además, la protagonista no parece actuar de forma natural, se ve todo un poco forzado.

CALOR

No creo que esté mal escrito, pero no le veo la gracia al relato. Describe bien lo que sucede, pero creo que le falta movimiento, todo son pensamientos y descripciones redundantes.

ENTRE ROCAS

Tiene un desenlace bastante brusco y sorprendente, pero su lenguaje es algo pobre y su ritmo un poco extraño. Si le di mis votos es porque después de tener que cambiarlos era el único del que me acordaba además de los que ya había votado.

Feas y gordas

No le veo la relación con la lascivia. La narración me resulta algo confusa y creo que el texto necesita más revisiones. No me queda claro lo que cuenta realmente y no me aporta nada sobre la lascivia.
Así se escribe la historia
No sabría decir muy bien lo que opino del texto. Más que un relato sobre la lascivia, me parece uno sobre la gula, tanto por la comida como por el apetito carnal, pero creo que no es lascivia lo que se esconde tras estas líneas. Es un texto un poco “guarro”, pero se ve que está cuidado y revisado. No es bonito, pero sí directo y explícito. Es bastante desagradable el final, pero no podía ser de otra forma, era lo que pedía la historia.

MI CÁMARA Y ELLAS

Me parece que es un texto un poco vacío. No cuenta nada y no logra crear interés en mí en ningún momento. No veo claro el nudo de la historia y creo que habría mejorado considerablemente si hubiera pasado algo más que unas miradas y unos pensamientos lascivos.

Mejillas lascivas

Es un texto bien escrito, bien estructurado y de fácil lectura. La narración es clara y ordenada y explica bien cómo comienza la historia y cómo termina (siendo una historia muy larga, porque habla de la vida de dos personas, me sorprende que se resuma en menos de 1400 palabras y no quede duda alguna de lo que hay detrás de muchos años de matrimonio). Lo que sí me parece es que tras la mujer no hay lascivia, más bien hay venganza y se ayuda de la lascivia que habitaba en su marido para encontrar lo que más podría dolerle al mismo.
R2-D2, sabía que era tuyo desde el principio, no porque haya visto tu estilo en él (no he leído lo suficiente de ninguno de vosotros como para saber que algo es vuestro) lo que sucede es que estaba navegando por los relatos cuando lo subiste y vi tu nombre con él. Luego llegué a pensar que no había visto lo que creía, pero ahora que ya sabemos de quién es cada cuál, pues, sí, había visto bien. Por cierto, yo cojo los relatos en cuanto veo que salen y si alguien los cambia después, pues no será el que yo lea y puntúe, todos sabíamos que podía pasar, y mira tú, que ha pasado…

Mamen

Creo que la narración falla en algunos puntos y la historia me resulta demasiado aburrida y pesada. A pesar de que no me ha gustado la historia, porque me parece demasiado obvia y fácil, me lo he leído entero. No sabría decir si veo más lujuria que lascivia en el personaje principal, al fin y al cabo es muy fina la línea que las separa a las dos. Y excitación es con x, no con s.

Máquinas Pachinko

Bueno, teniendo en cuenta que yo siempre que veo a un hombre (o un guarro, aunque creo que todos los hombres no son tan cerdos… no al menos del todo) mirando a una mujer muchos años más joven que él, pienso que esos mismos hombres tienen hijas o sobrinas… creo que el texto debería leerlo más de uno para aplicarse el cuento. Está bien escrito y es una historia bien contada. Está bien estructurado y no hace uso de descripciones demasiado largas, como algunos de los otros relatos.

MI TÍA GLORIA

No le encuentro la gracia al texto. Me parece que no está mal narrado y que cuenta de forma directa cómo un niño se queda prendado de una mujer adulta por cosas que no tienen por qué ser así en realidad, sólo la forma de verlo del protagonista. Si en el mismo texto dice que no hay lascivia en su comportamiento, no entiendo entonces cuál es la relación del texto con la lascivia. Es normal que los niños espíen así a los adultos, porque es una forma de satisfacer su curiosidad por las cosas que los adultos se empeñan en esconder, pero no hay lascivia ni deseo sexual en ese comportamiento.

HIERÓDULA

Me parece una historia interesantísima que además trata bastante bien el tema del concurso. Está bien escrita, bien narrada y con un buen ritmo a la hora de captar la atención del lector. Al contrario que la mayoría de los textos de esta edición, no se centra en el acto sexual al que se dirige todo acto lascivo, pero aún así trata el tema dándole un giro bien pensado al final del texto. Se ve que está bien cuidado y que se ha trabajado en él. Y además de todo eso, tiene un aire antiguo y de mitología que me encanta y por todo eso le doy mis

Enhorabuena Oniria, ya me había empezado a leer tus Sagas Oníricas y me estaban gustando, así que supongo que es normal que tu relato me gustase tanto, tanto, tanto que me dan ganas de buscarte, darte un buen palo para que se te olvide que lo escribiste tú y robártelo :):);P

CASTIDAD

No creo que esté mal escrito, pero el texto tiene algo que falla, no logro averiguar qué, pero tiene algo o le falta, que me provoca dudas acerca de la historia en sí. Tiene una historia que se desarrolla bien, está bien contada y tiene un desenlace también perfectamente narrado, pero creo que le faltan cosas para hacerlo un buen relato. Tiene casi 1400 palabras y creo que es una historia que, si bien puede ser contada en muchas menos, la forma de contarla que ha tenido el escritor pide más longitud.

Oposición

No es una historia que me haya sorprendido y además no me gusta el tono el que está escrita. Podría contarse lo mismo con muchas menos palabras. Me ha aburrido bastante y creo que por la longitud del texto se pierde la intención de sorprender al lector al final.

PLACERES MENTALES

Está escrito de una forma que no logra captar mi atención, además, me pierdo en la lectura, lo que me impide entender lo que estoy leyendo y me obliga a releer. Además, no entiendo la relación con la lascivia.

Pecados carnales

No me parece una mala historia, tiene un punto de crudeza que no me gusta, eso sí. El texto está bien desarrollado y la historia de fondo está bien relacionada con el tema del concurso. No me cuadran algunas cosas, sobre todo al principio del texto, pero su brevedad impide que esa sensación llegue a significar algo.
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 13:04

¿Barro en los tacones es tuyo? Sorpresa. Bastante. Por el peso de lo "narrativo" frente a lo lírico de la quincena anterior. 

Defectos, dos.

1) Para este concurso, que el peso de la trama, de la peripecia, se "come" la lascivia del jefe de seguridad. Poca lascivia (si, la suficiente para perder las llaves de las esposas) para ganarle el peso a tanta historia. El tema pide que el relato acabe en pleno énfasis de lascivia, y acaba con la fuga y puesta a seguro. ¿Qué haces para solucionar eso? Hacerle recordar a la prota el momento, mediante el recurso al periódico. No funciona, me parece. Truco narrativo flojo. El lector ya ha pasado por ahí. Si no le das un dato nuevo, no va a repensar el momento lascivo.

2) En cuando al estilo  ... te resultaría muy fácil ganar agilidad si repasaras buscando condensacion, eliminar frases e ideas redundantes. Truco del periodista: la noticia no cabe, quítale 200 palabras. Por ejemplo, el comienzo, sugiero así:

Llegaba un minuto tarde, pero dentro del plan. La lluvia era el único imprevisto: tenía barro en los tacones hasta hartar. Quitó el que pudo. Los guardias no le quitaban ojo: su vestido dejaba ver lo suficiente para imaginar el resto. Entró en el hall repiqueteando con sus tacones de aguja sobre el murmullo de fondo de la fiesta. Un instante para recomponer su vestido y echar los hombros hacia atrás. Ya sentía todas las miradas sobre ella: el deseo de los hombres, la envidia de las mujeres. "Perfecto", pensó. Le quedaban cincuenta y nueve minutos exactos para hacer suyo al jefe de seguridad.

La redacción original era ésta:

    Llegaba un minuto tarde, el plan era perfecto pero no habían contado con la lluvia. Se quitó los tacones al llegar al suelo de terrazo y trató inútilmente de quitar el barro acumulado. Los guardias de la puerta la miraban de reojo, su vestido dejaba ver lo suficiente para imaginar el resto. Los saludó cuando pasó a su lado y entró en el hall acompañada del repiqueteo de sus tacones de aguja. Desde allí podía escuchar el murmullo de la fiesta. Se detuvo un instante a recomponer su vestido y echó los hombros hacia atrás. Nada más cruzar la puerta sintió que todas las miradas se volvían hacia ella. Los hombres la observaban con deseo y las mujeres con envidia. Perfecto –pensó. Todo formaba parte del plan. A partir de ahora, tenía exactamente cincuenta y nueve minutos para neutralizar al jefe de seguridad.

 

oniria
oniria
Mensajes: 2.278
Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 13:07
Creo que fue Bizarro el que comentó en alguna ocasión que siempre es patético intentar justificar un texto propio. Estoy totalmente de acuerdo, por lo que no sé si hago más mal que bien con estas líneas. Pero es que tampoco quiero quedarme con ello dentro.

Y espero que no parezca una pataleta, ni de lejos. Evidentemente, ya te lo dije, R2, cada uno es muy dueño de sus votos, y hace con ellos lo que quiere. No siento ningún resquemor, ni nada, en serio. A vosotros os ha parecido eso, y a mí me parece perfecto que obrarais en consecuencia. Como hay gente que ha disfrutado el relato sin entrar en esas cuestiones, o captando otras, no me deprimiré del todo, ;DDD dejémoslo en que las cosas se leen y se asumen según momento, humor, el día que hace, etc… A este, le ha pasado eso.

Por lo que entiendo, en la parte formal, os ha parecido más o menos bien. Bueno, a Reithor ahí también le he fallado, pero a estas alturas creo que ya sabemos ambos que no coincido con él en cuanto a estructuras (pero entiendo su razonamiento, y sé que es mejor en relato corto que yo). Para mí es tan importante la descripción del personaje al principio como los sucesos del final, no es un planteamiento hacia delante, si no un contar algo en cada párrafo (y por eso, no me puntúa, lo que me parece perfecto).

Pero, para vosotros, en definitiva, por lo que te entendí, creo que el defecto (digamos  el pecado, ya que vamos de templos ;DDD) de mi relato ha sido contar en modo preciosista lo que os ha parecido vacuo.

Ahí, entramos ya en interpretación de la historia. Y, en eso, no puedo estar más en desacuerdo. A ver, insisto, este mensaje no es un reproche, ¿eh? Para nada, para nada, para nada, que cada lector capta lo que capta, y punto. Me agobia pensar que, por escribir esto, parezca que estoy enfadada, o molesta, no, faltaría más. En absoluto. Simplemente, también comento, en respuesta, porque creo que es importante:

Dice Reithor que “eso, no es amor”. Yo misma digo “eso, no es amor”. ¿Quién ha hablado de amor?. La hieródula y ese hombre se acaban de conocer. Quizá soy una mujer demasiado racional, pero no creo en el “amor” a primera vista. Se produce quizá un flechazo, un enamoramiento, un acercamiento (algo inusual en el mundo de la hieródula), pero no es amor, porque, para amar, hay que conocer, y tener una confianza. Hay que desarrollar complicidad, algo que solo se logra con el tiempo. Hay que “querer” realmente.

Mi hieródula es una mujer contradictoria, alguien que arde en su interior, por su propia naturaleza sensual, pero fría, tremendamente fría, como el templo en el que vive, como la estatua de metal con la que vive. Es así por todo lo que le ha ocurrido, el resultado de una vida en la que no ha establecido vínculos afectivos, en la que se siente sola, totalmente sola, frente a distintos bandos, todos hostiles, todos intentando utilizarla. Siente lujuria, lascivia, porque es algo que surge de dentro, no algo que tenga que desarrollar realmente con otros. Siente eso, y prácticamente nada más, no sabe relacionarse más allá. No ha aprendido a hacerlo.

Llega un tipo guapo, bien plantado, que le gusta (le gusta, mucho, mucho, pero… no le ama, lógicamente), y la cortocircuita. No nos equivoquemos, en ningún momento hay ni siquiera el planteamiento de un rescate. Meren “no” es el caballero blanco del tópico en el que quieres encajar el relato, no, es la personificación de la hipocresía social en la que vive (en la que vivimos todos). Llega, él, tan guapo, tan pudiente, y le suelta: “Pobre muchacha, toma, cómprate algo bonito con esto que me sobra, y tranqui, yo no me propaso contigo, como el que vendrá después”. Ni de lejos le propone: “ven, que yo te salvo”. A lo más le dice “si yo no tuviera principios, ya te daba un repaso. Pero como soy muy buena persona, no lo hago, adiós, mona, ahí te quedas, atiende al siguiente”. Es algo muy distinto.

Ella, tan vacía, tan carente de relaciones, tan poco conocedora de la mente humana, habiéndose quedado siempre  en su ardiente roce de pieles, recordará posiblemente ese encuentro, esa persona, idealizando lo que pudo haber sido porque el individuo “le gustaba” (que no le amaba, pero era un principio), pero no ocurrió. Si hubiera ocurrido, posiblemente hubiera perdido esa magia. Pero no ocurrió, y tendemos a suponer que, eso que queríamos y no tuvimos, era mejor de lo que era en realidad.  Como no conoce a las personas, ni siquiera ha llegado a darse cuenta de cuán hipócrita era el tipo ese, el guaperas rico y guapo que pasó por allí y se lavó la conciencia.

Vamos, que no es “el cuentico de la putica y su caballero blanco”, ni aunque se quiera meter en el tópico a presión.  O, si lo es (por el aquel de que no hay nada nuevo bajo el sol), es una versión totalmente diferente, lo que le da un valor propio.

Eso, por cierto, antes de que se me olvide, es como para inyectarte glucosa por las junturas, R2, igual que lo de “relato dulzón”. Brrrr ;DDD. Si jugamos a adivinar dueño del relato, no debe utilizarse para soltar lindezas así de los adversarios cercanos, chico, que no. Decir que es “dulzón” es como decir que es “elegante”: nada más que una opinión. Pero “dulzón” es peyorativo, y puede influir negativamente en los que lo lean y aún no hayan votado.  No pasa nada, pero sí te pido que no lo hagas más, ¡joers, di “creo que tal es de cual”, y ya está! La próxima vez, te daré un puntapié en… ah, si no tienes espalda  ;DDD

Por último “Es una historia que se puede contar, que se conoce, que ocurre cada día en cualquier prostíbulo.” indica que se considera que es una historia que no es original, bah, la de siempre, que no vale nada. Pero, aunque fuera cierto, que no lo comparto ni de lejos, ya te digo, es una frase que puede aplicarse a todos, todos, todos, los relatos del concurso, del primero, al último. Ejem… quitando lo del prostíbulo, vale, ;DDD Pero si nos ponemos a analizar, a sacar punta, a tildar de poco originales, y a desinflar, no queda uno en pie. Entonces, ya sin historia, igual el hecho de estar bien escrito, también valdría al menos 1 punto, que parece que, encima, tenga que ser un defecto.

De todos modos, pienso que no se me puede acusar de contar una historia tópica y tonta, que no sostenía el estilo elegido. A lo más, soy culpable de pretender contar algo demasiado complejo, y quedarme en el camino.

En fin, así quedó la cosa, y lo dejo, o me va a salir otro relato ;DDD. No niego una cierta decepción, a todos nos gusta ganar, pero el pueblo ha hablado, y felicito de todo corazón a mis compañeros del primer y segundo puesto.

Espero que no de la impresión de que he entrado en la retahíla de si yo sé contar algo o si alguien sabe entenderlo, bla, bla, bla. Hay que respetar las opiniones del lector, aunque no se compartan, y asumir que no se puede escribir nunca al gusto de todos, ni puede gustarte todo lo que lees. Echemos la culpa a los hados, y punto.

Como la moneda de Vixa ;DDD

PD Me quedo con eso que has dicho de que me tienes en cuenta para las próximas carreras, junto con la Teniente. Creedme, es todo un honor ;DD

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 13:09

Cita de lola:

"yo siempre que veo a un hombre mirando a una mujer muchos años más joven que él,"

Si tu ojo te escandaliza, arráncatelo. Tuerto a los 40, ciego a  los 50. Ver la juventud en los demás es suficientemente cruel como para que además nos pidas eso.

Idelosan
Mensajes: 1.315
Fecha de ingreso: 6 de Noviembre de 2008
  • CITAR
  • 11 de Mayo de 2009 a las 13:20
cita de oniria Creo que fue Bizarro el que comentó en alguna ocasión que siempre es patético intentar justificar un texto propio. Estoy totalmente de acuerdo, por lo que no sé si hago más mal que bien con estas líneas. Pero es que tampoco quiero quedarme con ello dentro.

Y espero que no parezca una pataleta, ni de lejos. Evidentemente, ya te lo dije, R2, cada uno es muy dueño de sus votos, y hace con ellos lo que quiere. No siento ningún resquemor, ni nada, en serio. A vosotros os ha parecido eso, y a mí me parece perfecto que obrarais en consecuencia. Como hay gente que ha disfrutado el relato sin entrar en esas cuestiones, o captando otras, no me deprimiré del todo, ;DDD dejémoslo en que las cosas se leen y se asumen según momento, humor, el día que hace, etc… A este, le ha pasado eso.

Por lo que entiendo, en la parte formal, os ha parecido más o menos bien. Bueno, a Reithor ahí también le he fallado, pero a estas alturas creo que ya sabemos ambos que no coincido con él en cuanto a estructuras (pero entiendo su razonamiento, y sé que es mejor en relato corto que yo). Para mí es tan importante la descripción del personaje al principio como los sucesos del final, no es un planteamiento hacia delante, si no un contar algo en cada párrafo (y por eso, no me puntúa, lo que me parece perfecto).

Pero, para vosotros, en definitiva, por lo que te entendí, creo que el defecto (digamos  el pecado, ya que vamos de templos ;DDD) de mi relato ha sido contar en modo preciosista lo que os ha parecido vacuo.

Ahí, entramos ya en interpretación de la historia. Y, en eso, no puedo estar más en desacuerdo. A ver, insisto, este mensaje no es un reproche, ¿eh? Para nada, para nada, para nada, que cada lector capta lo que capta, y punto. Me agobia pensar que, por escribir esto, parezca que estoy enfadada, o molesta, no, faltaría más. En absoluto. Simplemente, también comento, en respuesta, porque creo que es importante:

Dice Reithor que “eso, no es amor”. Yo misma digo “eso, no es amor”. ¿Quién ha hablado de amor?. La hieródula y ese hombre se acaban de conocer. Quizá soy una mujer demasiado racional, pero no creo en el “amor” a primera vista. Se produce quizá un flechazo, un enamoramiento, un acercamiento (algo inusual en el mundo de la hieródula), pero no es amor, porque, para amar, hay que conocer, y tener una confianza. Hay que desarrollar complicidad, algo que solo se logra con el tiempo. Hay que “querer” realmente.

Mi hieródula es una mujer contradictoria, alguien que arde en su interior, por su propia naturaleza sensual, pero fría, tremendamente fría, como el templo en el que vive, como la estatua de metal con la que vive. Es así por todo lo que le ha ocurrido, el resultado de una vida en la que no ha establecido vínculos afectivos, en la que se siente sola, totalmente sola, frente a distintos bandos, todos hostiles, todos intentando utilizarla. Siente lujuria, lascivia, porque es algo que surge de dentro, no algo que tenga que desarrollar realmente con otros. Siente eso, y prácticamente nada más, no sabe relacionarse más allá. No ha aprendido a hacerlo.

Llega un tipo guapo, bien plantado, que le gusta (le gusta, mucho, mucho, pero… no le ama, lógicamente), y la cortocircuita. No nos equivoquemos, en ningún momento hay ni siquiera el planteamiento de un rescate. Meren “no” es el caballero blanco del tópico en el que quieres encajar el relato, no, es la personificación de la hipocresía social en la que vive (en la que vivimos todos). Llega, él, tan guapo, tan pudiente, y le suelta: “Pobre muchacha, toma, cómprate algo bonito con esto que me sobra, y tranqui, yo no me propaso contigo, como el que vendrá después”. Ni de lejos le propone: “ven, que yo te salvo”. A lo más le dice “si yo no tuviera principios, ya te daba un repaso. Pero como soy muy buena persona, no lo hago, adiós, mona, ahí te quedas, atiende al siguiente”. Es algo muy distinto.

Ella, tan vacía, tan carente de relaciones, tan poco conocedora de la mente humana, habiéndose quedado siempre  en su ardiente roce de pieles, recordará posiblemente ese encuentro, esa persona, idealizando lo que pudo haber sido porque el individuo “le gustaba” (que no le amaba, pero era un principio), pero no ocurrió. Si hubiera ocurrido, posiblemente hubiera perdido esa magia. Pero no ocurrió, y tendemos a suponer que, eso que queríamos y no tuvimos, era mejor de lo que era en realidad.  Como no conoce a las personas, ni siquiera ha llegado a darse cuenta de cuán hipócrita era el tipo ese, el guaperas rico y guapo que pasó por allí y se lavó la conciencia.

Vamos, que no es “el cuentico de la putica y su caballero blanco”, ni aunque se quiera meter en el tópico a presión.  O, si lo es (por el aquel de que no hay nada nuevo bajo el sol), es una versión totalmente diferente, lo que le da un valor propio.

Eso, por cierto, antes de que se me olvide, es como para inyectarte glucosa por las junturas, R2, igual que lo de “relato dulzón”. Brrrr ;DDD. Si jugamos a adivinar dueño del relato, no debe utilizarse para soltar lindezas así de los adversarios cercanos, chico, que no. Decir que es “dulzón” es como decir que es “elegante”: nada más que una opinión. Pero “dulzón” es peyorativo, y puede influir negativamente en los que lo lean y aún no hayan votado.  No pasa nada, pero sí te pido que no lo hagas más, ¡joers, di “creo que tal es de cual”, y ya está! La próxima vez, te daré un puntapié en… ah, si no tienes espalda  ;DDD

Por último “Es una historia que se puede contar, que se conoce, que ocurre cada día en cualquier prostíbulo.” indica que se considera que es una historia que no es original, bah, la de siempre, que no vale nada. Pero, aunque fuera cierto, que no lo comparto ni de lejos, ya te digo, es una frase que puede aplicarse a todos, todos, todos, los relatos del concurso, del primero, al último. Ejem… quitando lo del prostíbulo, vale, ;DDD Pero si nos ponemos a analizar, a sacar punta, a tildar de poco originales, y a desinflar, no queda uno en pie. Entonces, ya sin historia, igual el hecho de estar bien escrito, también valdría al menos 1 punto, que parece que, encima, tenga que ser un defecto.

De todos modos, pienso que no se me puede acusar de contar una historia tópica y tonta, que no sostenía el estilo elegido. A lo más, soy culpable de pretender contar algo demasiado complejo, y quedarme en el camino.

En fin, así quedó la cosa, y lo dejo, o me va a salir otro relato ;DDD. No niego una cierta decepción, a todos nos gusta ganar, pero el pueblo ha hablado, y felicito de todo corazón a mis compañeros del primer y segundo puesto.

Espero que no de la impresión de que he entrado en la retahíla de si yo sé contar algo o si alguien sabe entenderlo, bla, bla, bla. Hay que respetar las opiniones del lector, aunque no se compartan, y asumir que no se puede escribir nunca al gusto de todos, ni puede gustarte todo lo que lees. Echemos la culpa a los hados, y punto.

Como la moneda de Vixa ;DDD

PD Me quedo con eso que has dicho de que me tienes en cuenta para las próximas carreras, junto con la Teniente. Creedme, es todo un honor ;DD

A mi el relato no me pareció en absoluto la típica historia de la putilla y el salvador, y eso que he visto muchas versiones la verdad. De hecho, más que una versión Hieródula me resultó algo totalmente nuevo, con un personaje principal de lo más peculiar pero muy bien perfilado y que el lector llega a creerse, pese a su extravagancia.


Por cierto, siguiendo con la estela de "justificar" textos, aprovecho para decir que escribí Eros y Thanatos de una forma en cierto modo experimental, distinta a lo que habitualmente hago, y parece que mi objetivo ha sido plenamente conseguido ya que nadie adivinó ni de lejos cuál era mi relato, y eso que se me atribuyeron varios. De lo que no me he podido despegar, eso sí, es de mi ansia por causar el impacto en el lector, el mayor impacto posible, a costa de moralidades o sensibilidades varias. He intentado no llegar a ser muy explícito, pero si crudo, cruel y macabro. Eros y Thanatos, el título, se refiere no tanto a los dioses mitológicos como a los términos usados por el psicoanalista Sigmund Freud para definir los principios hedónicos humanos del placer y dolor, la vida y la muerte. En mi relato, he intentado mezclar plenamente estos dos conceptos radicalmente contradictorios dentro de una mente enferma, traumatizada sexual y moralmente.
1 2 3 9 10 11

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
¿Conoces nuestro
catálogo de libros
en letra grande?
Echar un vistazo