bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. OK
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2
Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008

ESCRIBIR Y COMENTAR, yo creo

12 de Mayo de 2009 a las 13:40

En cierta ocasión leí que cuando morimos deja de existir aquel que nos vio nacer, porque el ser humano, ya desde su gestación viene absolutamente determinado. Es por ello por lo que yo seguiré siendo siempre el mismo y, como ya os he demostrado como soy, insistiré de nuevo en el mismo tema.

He buscado en internet hasta treinta y cuatro fuentes diferentes que me pudieran aclarar algo más que se entiende en el mundillo literario por RELATO y, una vez hechos mis comparativos y demás chorradas, he llegado a la conclusión de que, por mucho que TODOS vosotros me lo neguéis, un relato es la narración escueta de uno o dos hechos o acciones como máximo y que para realizarlo se necesitan los siguiente elementos mínimos:

1: Introducción o puesta en escena del relato

2: Núcleo y subnúcleos (estos segundos pueden no existir), fundamento

3: Informantes o hilo conductor o como transcurre el tiempo entre elementos

4: Desenlace o conclusión del relato

Es tan sencillo como esto, por supuesto, teniendo en cuenta en nuestro caso la temática de la o las acciones a relatar

Para aclarar aun más lo anteriormente dicho, me he tomado la libertad de analizar pormenorizadamente los elementos que componen el relato ganador de esta semana: MAQUINAS PACHINKO. Pues bien, esto es lo que ha salido:

Su puesto en la multinacional implicaba tareas como aquélla: acompañar a un cliente occidental y estúpido en una visita guiada a Tokio. Así que la noche anterior había trazado un croquis del recorrido y se había aprendido a calzador, como para un examen, datos que ni él mismo conocía. Pero los planes nacieron para ser cambiados...” 1º Informante

Al día siguiente, después de la comida con palillos y el sushi de rigor preparado en abierto” 1º párrafo que no añade nada. Sobra en el relato

el invitado propuso una alternativa al guía” 2º Informante

. Se apresuró a aclarar que la única razón que le movía a hacer aquella propuesta era la curiosidad por algo impensable en occidente y no, como podría pensarse, un gusto por lo depravado. Kenzaburo escuchó, asintió con la cabeza y, sin la más mínima duda, identificó a Mr. Smith como uno de los suyos.” Núcleo principal

Fueron caminando” 2º párrafo sobrante, pues nada afecta al relato

- ¿Está muy lejos?

 - No. Está cerca de aquí. No son muy difíciles de encontrar si uno busca...

 - Nunca me acuerdo de cómo se llaman...

 - Pachinko. Máquinas Pachinko.

 - ¿Pero cómo pueden ser legales las de este tipo?

 - Porque no hay nada ilegal en ellas...”  3º Informante

Muy pronto estuvieron frente a la máquina” Hilo conductor

: una ranura para meter la moneda y un mando que, al girarlo, hacía caer una bola de las docenas que se veían dentro de una esfera transparente.” 4º Informante

Smith, visiblemente excitado, metió una moneda e hizo girar el mecanismo hasta ver aparecer su regalo. Cogió la bola nervioso, la abrió y, al ver el contenido, lo agarró y dejó caer las dos mitades de plástico. Sólo acertó a decir algo que Kenzaburo no entendió” 3º párrafo sobrante, nada añade

antes de llevarse a la nariz las bragas usadas que le habían tocado en suerte” 1º subnúcleo

Sólo dos segundos de placer, de ojos cerrados y abandono, antes de guardárselas en el bolsillo de la americana con gesto de culpa” 5º Informante

Kenzaburo no dijo nada.” 4º párrafo que nada aporta

Kenzaburo no dijo nada porque, mejor que nadie, entendía aquel arranque de lujuria tan parecido al que él mismo sintió cuando, por primera vez, como un juego, metió la primera moneda” 6º Informante

Un arranque inesperado que despertó al monstruo. Un monstruo que, sin saberlo, lo habitaba. Una tenia epiléptica alojada en el estómago, que lo sacudía a cada poco pidiendo más. Una tenia sucia a la que tuvo que dar de comer sin tener en cuenta la inmoralidad del alimento. Una tenia insaciable que en un principio pareció contentarse con la ropa interior con olor a coño, para luego crecer y empujarle a masturbarse enfundándoselas en la mano, a visitar furcias a las que tocaba para que mojaran lo que después se llevaría y, por fin, a buscar un acomodo a su fiebre; un acomodo que encontró en el lugar al que ahora, habiendo identificado a su invitado como un afín, había decidido que irían.

 Esta vez fueron en coche:

 

 - Kenzaburo, ¿está usted casado?

 - Sí -a pesar de conocer la facilidad de los occidentales para indagar en terreno personal y de esperarla, se sintió incómodo con la pregunta.

 - ¿Tiene hijos?

 - Sí.

 - Yo no estoy casado. Lo estuve, pero me divorcié.

 - Ahá...

 - Respecto a lo que ha pasado antes... No quiero que piense...

 - Yo no pienso nada.

 - Perfecto.” 5º párrafo que para nada necesita el relato

Al llegar al local, los recibió un hombre que, pese a la corrección, puso de manifiesto que Kenzaburo era un habitual de la casa. El gaijin, entre la expectación y el recelo, caminó sin despegarse de su guía mientras los llevaban por un pasillo hasta una sala estrecha donde los dejaron a solas. Dos únicas sillas, frente a un cristal inmenso. Al otro lado, gradas prefabricadas y una puerta lateral.

 

 - ¿De qué va esto?

 - Solamente tiene que mirar y elegir. Eso es todo.

 - ¿Elegir?

 - Le gustó la máquina Pachinko, ¿no? Pues esto es aún mejor...

 

 Un par de minutos después, un rebaño de jovencitas, de no más de dieciocho, empezó a salir por la bocana, colocándose en filas paralelas frente al cristal.

 

 - Pero... ¿Pero qué demonios es esto?

 - Ellas no le ven. Elija una. Le enseñará la ropa interior que llevan puesta y podrá llevársela de recuerdo.

 Kenzaburo no miraba a las jóvenes sino a su cliente que, se dio cuenta, estaba a punto de dejar escapar un bufido de indignación y un ladrido pudoroso. Pero no lo hizo; porque la sonrisa de Kenzaburo decía: “Yo ya he visto cómo eres; ¿por qué fingir?”. Y Mr. Smith dejó de hacerlo cuando el anfitrión le dio el empujón que faltaba:

 

 - Dígame cuál prefiere. Dígame el número de la que más le guste.

 - Yo... La 13. Me gusta la 13.

 - Está bien -se acercó al micro que había junto a la puerta, pulsó el botón y dijo- La número 13.” 7º Informante. Este se podía haber resumido bastante

 “Y cuando por fin miró a la elegida, Kenzaburo creyó morir. Y de veras quiso hacerlo al descubrir, detrás del exceso de maquillaje, a su tierna Midori con el 13 pegado al pecho. Después llegó la ira al recordarla diciendo “es el hermano pequeño de un compañero de clase; sólo tengo que cuidarlo un día a la semana y me pagarán muy bien” 2º subnúcleo determinante

”, y deseó entrar como una manada y matarla a palos allí mismo. Pero la vergüenza, por ella y por él, le impidió hacer nada. Así que, sin entenderlo del todo, se quedó inmóvil, incrédulo, extraño en una habitación en la que había estado tantas veces y en compañía de un occidental que tenía la entrepierna levantada en armas pensando en las braguitas de Midori.” 6º párrafo que podía no existir

La bocana por la que habían aparecido se abrió y se las tragó. A todas excepto a la número 13. Kenzaburo, incapaz de mirarla, vio como el mismo hombre que los había recibido, entregaba un menú con seis dibujos a Mr. Smith: las seis posturas que la muchacha podía ofrecerles al otro lado del espejo doble.

 

 - Vamos, elija una. Yo ya he elegido las otras dos.

 

 Kenzaburo negó con la cabeza.

 

-          ¡Venga, hombre! No me haga usted ese feo...” 8º Informante

Y Kenzaburo eligió la número seis instintivamente; la misma que elegía siempre como broche final. Y sólo después de hacerlo, recordó quién iba a ser esta vez la muchacha.” Hilo conductor hacia el desenlace

Al llegar a la postura número seis, con la niña de espaldas a cuatro patas, como un cachorro de perra, con una falda tan corta que subía hasta enseñar la ropa interior y mirándose al espejo, mirándolos a ellos, con más lujuria de la que era posible adivinarle, Kenzaburo se echó a llorar. Quedamente. Porque no entendía cómo los muslos tersos de su pequeña, cómo aquel culito menudo y prieto, cómo aquellos pezones marcando la camiseta, lo estaban poniendo tan caliente como todas las veces en las que había elegido a otras para vaciarse de vicio.

 Ahora sabía que no era posible. “ Desenlace

Pero...¿donde está la introducción? No hay.

Bueno, esta es mi opinión de cómo se analiza si lo que tenemos delante es un cuento, una narración, un artículo periodístico, un ensayo, una novela corta… o UN MALDITO RELATO, porque creo que saber diferenciarlos es tan importante como saber escribirlos, o eso creo a mi edad y con mis años

Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 14:55
Incongruente, el tema de la introducción me parece como alguno de los subnúcleos, prescindible o que al menos puede llegar a sobreentenderse fácilmente.

Vamos, como los verbos elíptivos, que no se escriban no significa que no estén allí.

oniria
oniria
Mensajes: 2.278
Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 15:09
Nunca seré buena en relato corto, está claro. A mí me gusta saber que comieron sushi... ;S

Ya sé que piensas que mis historias ganarían con tijera, señor Incongruente, y posiblemente (no, seguramente) tengas razón. Pero es que, no sé, es algo compulsivo ;DDDD, pienso que esa clase de detalles le da más color a la historia, hace más creíbles los personajes...
aviles
Mensajes: 544
Fecha de ingreso: 30 de Septiembre de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 15:17
cita de Vixa Incongruente, el tema de la introduccin me parece como alguno de los subncleos, prescindible o que al menos puede llegar a sobreentenderse fcilmente.

Vamos, como los verbos elptivos, que no se escriban no significa que no estn all.

Exacto Vixa, la elipsis es todo un arte en literatura. Hemingway lo describa muy bien cuando habla del Iceber y lo que debe quedar por debajo para fortalecer lo que se ve.

En el caso de "Mquina... "no vale ese anlisis que ha hecho Incongruente. La historia est perfectamente contada y no le sobra ni le falta nada.

A veces es peor ponerse a hacer una autopsia a un texto que al cadver de un asesinado.

Pedro Avils

Quieres asesinar al
presidente del gobierno
espaol?

Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 16:07
Es que cuando me he puesto a diseccionar mi último relato, así como el primero que mandé y el segundo, me quedé con la sensación... no me extraña que bajo ese baremo Incongruente no me haya dado ningún voto.

Sin ir más lejos, el último relato, estrictamente hablando, no tiene ni introducción ni desenlace y por no tener escrito, apenas tiene escritos los hechos. De modo que cuando me he puesto a leer el analisis de Incongruente en función únicamente de lo que está escrito me ha quedado claro que rara vez seré capaz de escribir un relato en condiciones (al menos bajo esas condiciones).
Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 16:15

Oniria, el hecho de que yo haya dado mi opinión en cuanto a como se debe escribir un relato ni le quita ni le pone nada al tuyo. Esto es como en las elecciones, gana el que más votos se lleva. En cuanto alo que ha escrito Pedro Avilés, lamento tener que decirle que lo escrito por mí está bastante más cerca de la realidad que lo escrito por él, ya que yo antepongo siempre el "creo" a mis opiniones mientras que él "asegura categóricamente" algo que no puede ni debe asegurar. Y ya que estamos "corrigiendonos" ha de saber Pedro que una elipsis en narrativa es un salto en el tiempo del relato o de la narración, nunca la eliminación de una introducción a la escena, acto o acción que se va a contar. Por tanto, permítame que le rectifique su tan segura aseveración. El análisis hecho por Incongruente es perfectamente válido y en ningún momento desmerece el valor del retato de Oniria, al cual, para conocimiento general, voté con cuatro votos. Solo he pretendido explicar como se escribe un relato y de esos criterios hacer un intento de crítica constructiva del relato ganador; según los criterios de gente de la literatura que así lo definen.

A veces es peor criticar sin pensar que apoyar sin pensar. Eso sí, todo afectuosamente.

juanmglianes
juanmglianes
Mensajes: 189
Fecha de ingreso: 17 de Abril de 2009
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 16:15
¿Desmerece acaso el Quijote porque a su primera parte le sobran algunos capítulos que nada tienen que ver con la trama central? Escribir un texto literario es una acto que no obedece a una fórmula matématica. Será bueno o malo lo que escribes, pero no creo que deba diseccionarse de esa manera.
Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 16:28
Vixa, lo lamento, no es así como se debe interpretar lo que he escrito. No recuerdo cual es tu relato de esta quincena, pero mi comentario a él está escrito. El análisis hecho al relato ganador solo tiene intención de aclarar cuales son las partes de que se compone un relato. Cuando he considerado párrafos que nada aportan al relato, siempre me refiero al hilo conductor del mismo, ya que de origen digo que un relato no es una novela. Me habláis ahora de los primeros capítulos del Quijote. ¡Por favor, el Quijote es una novela y para nada se rige por estos criterios! Cuando propuse el concurso creo que aclaré, para aquellos que no lo tuviesen claro o para aquellos que lo hubiesen dejado en algún rincón de sus memorias, qué era un relato y de qué partes se componía. Que a mí me guste como escribe una persona nada tiene que ver con si cumple o no con los cánones del buen escritor, pero jamás se me ocurriría decir qué gran novela escribió Platón con sus Diálogos. No entiendo esta reacción, con nadie me he metido ni a nadie le he intentado quitar nada, solo explico lo que parecer ser muchos no se han preocupado de... ¡Bah, olvidaré el tema, no merece la pena seguir con él! Saludos
oniria
oniria
Mensajes: 2.278
Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 16:30
Jaja gracias, señor Incongruente, aunque sigo pensando que tenías razón ;-)

Este ejercicio es muy interesante, pero me temo que yo soy demasiado caótica. No pienso en las normas, pongo lo que siento, lo que "veo". Es como en la poesía, jamás he contado sílabas, el ritmo debe ser intuitivo. Si me pongo a contar, si lo vuelvo ("lo revelo", debería decir, porque asumo que es lo que subyace, sí) matemático, se acabó, ya no surgen nuevos versos.

¿He dicho que soy mala poetisa? Jeje, seguro que ya se suponía ;DDD

EDITO Uy, acabo de leer el último mensaje. Conste que no he pretendido molestar a nadie, y aunque no sea capaz de ponerme a analizar así un texto, entiendo el valor que tiene, el hacerlo...
Vixa
Mensajes: 1.348
Fecha de ingreso: 12 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 16:31
Bueno, de mi relato te limitaste a decir que no veías la lascivia, sólo la pedofilia, por lo que no sé si también lo descartaste porque como relato tampoco funcionaba.
juanmglianes
juanmglianes
Mensajes: 189
Fecha de ingreso: 17 de Abril de 2009
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 16:58
Señor Incongruente, el tema me parece interesantísimo, sino no hubiera participado con mi comentario. Quizá el Quijote no sea un buen ejemplo en este caso, pero es lo que más se le ha criticado a la obra desde hace mucho. En el caso del relato, yo creo que todos, poco más o menos, sea por intuición o por conocimiento de las normas, sabemos cómo debe escribirse. Además, las normas están para subvertirlas si con ello creemos que el relato va a ganar interés. Del mío, por ejemplo, Oniria ha dicho que le faltan puntos y aparte, necesarios para dar un poco de respiro al lector. Y acaso tenga razón. Pero es que precisamente lo que yo quería era evitar esos puntos y apartes para establecer una relación de causa y efecto rápida y que condujera a la conclusión sin respiro. Claro, esto son cosas que uno se propone pero que luego salen como salen. A veces se acierta, y otras no. En cuanto a tus comentarios, no me he sentido ni aludido, ni atacado, ni mucho menos molesto. He dado, como tú, mi opinión. Y la he dado porque me parece muy razonado lo que has hecho y pienso que quien empieza en esto de la escritura debe tener muy en cuenta esos principios, indudablemente. A mí me los han machacado durante mucho tiempo, y a fuerza de pulir mi estilo he conseguido más o menos escribir lo que quiero y con un mínimo de corrección.
De lo que no hay duda, es que si se mantienen estos certámentes quincenales, uno puede aprender de ellos más de lo que yo, por mi parte, estoy dispuesto a admitir. Gracias. Y por favor, Incongruente, creo que lo que dices es necesario, nos moleste o no, estemos o no de acuerdo.
Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 17:15
cita de Vixa Bueno, de mi relato te limitaste a decir que no veas la lascivia, slo la pedofilia, por lo que no s si tambin lo descartaste porque como relato tampoco funcionaba.

Si tu relato, Vixa era QUIERES UN CARAMELO?, esto fue lo que vi en l, aunque en el foro lo resum, pues son comentarios para yo aprender, no para dar "lecciones" a nadie de como se comenta un relato. T me lo has pedido y esto escrib:

Este relato tiene una muy pequea introduccin, pero a modo de informante, aunque vlida. Dispone de dos ncleos perfectos, uno en la casa y el otro en el coche, en cada caso con su correspondiente “caramelo”. Hilo conductor a base de informantes precisos, sin meter mucha parafernalia ni adorno innecesario, por eso tu relato es corto y conciso, y el desenlacelo dejas abierto, a modo de pregunta, pero muy claramente escrito. Siento no haberte dado mis votos pero entiendo y, despus de lo escrito por vosotros, sigo entendindolo, que la pedofilia no es lascivia, puesto que no est basada en un deseo irrefrenable, sino en una desviacin sexual de quien la sufre. Esa es mi opinin de tu relato, Vixa

Incongruente
Mensajes: 1.269
Fecha de ingreso: 10 de Junio de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 17:22

A juanmglianes:

Agradezco tus palabras y aprovecho el momento para aclarar que cuando hago los comentarios que hago, si se leen luego mis relatos, se puede ver con absoluta claridad que me queda mucho por aprender, no ya para leer, sino para escribir, puesto que mis relatos, por regla general están bastante mal escritos y con temas muy diluidos. Si me meto en estos embolados es porque es porque la única forma de aprender es mojándose, recibiendo críticas constructivas y lecciones de aquellos que saben y pueden darlas, pero nunca sintiendo menospreciadas mis palabras por personas que, sin razonamientos escriben que NO, y se van a descansar del trabajo realizado. No busqueis más en mis intervenciones porque nada más hay. Saludos

Idelosan
Mensajes: 1.315
Fecha de ingreso: 6 de Noviembre de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 17:29
Hombre Incongruente, estoy plenamente de acuerdo con esa definición que das de relato, sin duda es acertada. Eso sí, tampoco tienen por qué ajustarse al 100% a ella todos los relatos del mundo. Es como si lees que una mesa es una tabla sujetada por cuatro patas, pero luego creas tu una mesa que tenga tres, y te dicen que eso no es una mesa. Sigue siendo una mesa, por supuesto, aunque se desvíe un poco de los estándares.

No tendríamos que tomar una visión nomotética de los relatos al respecto; los relatos son literatura, y cada uno es único en sí mismo. Y esa es la grandeza de la literatura, que no es como las aburridas y frías matemáticas, es algo más emocional, flexible, abierto al uso de todo tipo de recursos.
mortfan
mortfan
Mensajes: 672
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 17:37
Yo estoy con Idelosan. Ya te había comentado anteriormente que la literatura no se puede compartimentar y hacer tipos, porque entonces deja de ser literatura. La literatura de hoy está hecha con las mesas de tres patas de ayer(tomando el ejemplo de Idelosan) y no sé si se me está entendiendo.
Repito, si quieres sacar esas partes que forman un relato, las sacas a cualquier texto. Lo que sobra depende del lector(pues yo no creo que los recursos sobren jamás). Un relato que esté cuadriculado puede ser una caca y otro que elida más cosas y ponga otras que resulten "innecesarias" ser uno de los mejores.
La literatura es arte y en el arte las normas son un simple recurso para no caer en absurdos. Pero claro, luego llega un Picasso y nos jode a los que estamos haciendo paisajes perfectamente impresionistas.
aviles
Mensajes: 544
Fecha de ingreso: 30 de Septiembre de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 17:39

Bueno, señor Incongruente. Yo cuando "creo", creo. Y cuando "sé" pues sé. Si usted "cree" y yo "sé", pues se viene abajo ese argumentillode que lo que usted diceestá más cercano a la realidad que lo que digo yo. Fudamentalmente porque de todos esconocido queel saberesmás verdadero que lacreencia , y eso, a sus años, creo yo, ya debería usted saberlo..., y también creerlo :)

Pedro Avilés

"Mata al presidente
del gobierno español
"

aviles
Mensajes: 544
Fecha de ingreso: 30 de Septiembre de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 17:43
cita de mortfan Yo estoy con Idelosan. Ya te haba comentado anteriormente que la literatura no se puede compartimentar y hacer tipos, porque entonces deja de ser literatura. La literatura de hoy est hecha con las mesas de tres patas de ayer(tomando el ejemplo de Idelosan) y no s si se me est entendiendo.
Repito, si quieres sacar esas partes que forman un relato, las sacas a cualquier texto. Lo que sobra depende del lector(pues yo no creo que los recursos sobren jams). Un relato que est cuadriculado puede ser una caca y otro que elida ms cosas y ponga otras que resulten "innecesarias" ser uno de los mejores.
La literatura es arte y en el arte las normas son un simple recurso para no caer en absurdos. Pero claro, luego llega un Picasso y nos jode a los que estamos haciendo paisajes perfectamente impresionistas.

Y debes sealar tambin, querida compaera, que Picasso saba pintar muy bien al estilo acadmico clsico antes de ponerse a pintar como Picasso. Eso es lo estoy cansado de decir. Slo si dominas la tcnica y la norma, tienes derecho a salirte de ella. Y adems lo vas a difrutar en grande Si no, no.

Pedro Avils

Qu tal si te cargas
al presidente del gobierno
espaol
?

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 18:01
las partes de que se compone un relato.

Una partida de ajedrez tiene tres partes: apertura, medio juego y final. Pero el mate pastor no pasa de la apertura. E infinidad de partidas no pasan del medio juego.

La fonación es el proceso por el cual se modifica la corriente de aire procedente de los pulmones y la laringe en las cavidades supraglóticas como consecuencia de los cambios de volumen y de forma de estas cavidades. (wiki)

Intenta hablar así. Intenta escuchar así.

Los conceptos -las palabras- que utilizamos para hablar de los relatos no nos dicen nada de cómo debemos escribirlos. Ni leerlos. Los conceptos son ayudas para pensarlos, y ayudas para entendernos. Vamos, que recurres a ellos para verbalizar lo que no te ha funcionado en esa historia.

Yo me manejo con otros conceptos. Creo que son sencillos.

La historia, por oposición a la trama, a como se presenta la historia al lector. Por ejemplo, en Pecados Carnales hay una historia que se podría haber contado linealmente, pero que muy ingeniosamente (digo, porque me gusta el efecto) se subdivide: el relato de la cabaña está dentro de, o terminar dando paso al relato de la declaración ante el poli, que a su vez está dentro de o termina dando paso a la aparición del comisario. Y dentro, de una manera diferente: cuando acaba un relato -con el crimen correspondiente-, se descubre que forma parte del otro nivel de relato que comienza ahí. Lo normal es contar empezando por el principio y acabando por el final. Que no tiene nada de malo. A mi me ha gustado mucho esa estructura, y puedo decir que gracias a Mortfan la tengo ahora como un recurso propio. Porque hasta ahora hubiera utilizado el esquema de caja dentro de caja, y éste no lo conocía.

En Barro en los tacones, yo hubiera terminado el relato con el jefe de seguridad vencido y humillado por su propia lascivia. Es el efecto que busco, es elmomento culminante. Cómo hacerlo: quizás empezar el relato por la escena en la la prota lee el periódico y recuerda (y me ahorro así hasta contar que salió huyendo en helicóptero). Es decir, contando la misma historia, alterar la trama.

Bueno, eso son mis conceptos, nada sofisticados: historia y trama. Por dentro de ellos me muevo de manera pedestre, como un perro en el campo que por instinto y olfato busca y encuentra la perdiz. La perdiz narrativa. Contar historias. El tema de la historia, del que luego hablo. Lo huelo, y me lleva del morro hacia adelante.


El otro par de conceptos sería información y expresividad, o connotación y denotación. Mis textos al primer golpe suelen ser muy frios (sin adjetivos, con apenas metáforas, comparaciones, exclamaciones) Por idiosincrasia, tiendo a despiezarlo y analizarlo todo, y el primer intento de un relato es poco más que una versión escrita de la "trama" que tengo en mente. En sucesivas relecturas, y siempre en función del "tema" (tercer concepto del que no he hablado) voy añadiendo "color" al texto, para que el lector sienta lo que en cada momento de la trama toca.

Por ejemplo -perdonad que recurra a mi Briseida lasciva-, la primera parte del relato tenía que presentar un individuo libidinoso, sibarita, afectivamente frío, dominador, hipercontrolado y controlador, en contraste con una mujer relativamente ingenua, dominada y, además, en crisis por la falta de contenido de su vida y su matrimonio. Cómo dar color, eso ya pertenece a la cocina de cada uno: adjetivos y metáforas de vidriero (rara vez voy por ahí), o anécdotas, detalles, gestos, que seguramente a Incongruente le parecerán los más impertinentes, información que no atañe a la historia, pero que es mi forma de transmitir una emoción. A Daniel, ya lo sé, le parece información superflua. A mi me parecen superfluos sus adjetivos (y los de oniria). Son estilos, gustos, nada más. Vixa, por ejemplo, apunta más por donde yo. Bizarro tambien, aunque ya quisiera tener yo los recursos metafóricos de él, que no me los guardaría en el bolsillo. La Teniente tiende más al detalle concreto, como yo, pero de vez en cuando se le escapan perlas como sin darse cuenta. En el último relato, quizás, había alguna expresión floja: "y creyó morir". Floja, porque el momento al que correspondía esa expresión requería algo más fuerte, menos previsible, menos oido. "Creyó morir" me pareció débil.

Y el tercer concepto, que para mi lo domina todo y es el primero con el que empiezo, es el TEMA. Mayúsculas, negrita y subrayado. La historia que conozco y quiero contar tiene un TEMA, y en base a ese tema: a) organizo la trama, que a su vez me da el esqueleto, el soporte narrativo; b) busco los colores de mi paleta de pintor que me permitirán teñir de expresividad el relato.

(el tema de Briseida lasciva era el sexo como expresión o vehículo de otro sentimiento: el odio. Un odio tan intenso, una venganza de tal calibre, que te iguala por completo a la persona que odias y de la cual te vengas)

Bueno, y esos son mis conceptos y trucos de escritorzuelo. Que espero que a nadie ofendan, por más que los presente y los defienda con gallardía y mucha pasión. Y al que le haya parecido muy largo, pues como no habrá llegado hasta aquí, no puedo ni disculparme.
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 18:37
"Me se" olvidó.

El Quien cuenta la historia y el punto de vista, la focalización, . Una de mis manias es no narrar como si fuera un frontal Petz en la cabeza de un personaje. Pero hay cosas que o se cuentan así, o no se pueden contar con el grado adecuado de expresividad. Si lo hago, frontal Petz, prefiero la primera persona y alguna situación que me de la sensación de "teatro": un diálogo, un monólogo, una carta. Cuestión de gustos

Mamen, por ejemplo, me chirrió de entrada. Por mi manía. Nada que objetar por otra parte al frontal Petz. Pero bueno, el decir, el no decir, el insinuar, poco a poco van consiguiendo su efecto. Y el efecto que te deja es ¡joder, qué tio más retorcido! Está muy bien conseguido el retrato. Y posiblemente solo se podía conseguir así.

Reithor
Mensajes: 348
Fecha de ingreso: 25 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 12 de Mayo de 2009 a las 23:39
cita de R2_D2 "Me se" olvid.

El Quien cuenta la historia y el punto de vista, la focalizacin, . Una de mis manias es no narrar como si fuera un frontal Petz en la cabeza de un personaje. Pero hay cosas que o se cuentan as, o no se pueden contar con el grado adecuado de expresividad. Si lo hago, frontal Petz, prefiero la primera persona y alguna situacin que me de la sensacin de "teatro": un dilogo, un monlogo, una carta. Cuestin de gustos

Mamen, por ejemplo, me chirri de entrada. Por mi mana. Nada que objetar por otra parte al frontal Petz. Pero bueno, el decir, el no decir, el insinuar, poco a poco van consiguiendo su efecto. Y el efecto que te deja es joder, qu tio ms retorcido! Est muy bien conseguido el retrato. Y posiblemente solo se poda conseguir as.

Uy, no, un retrato de semejante individuo se puede conseguir de muchas maneras :)
mortfan
mortfan
Mensajes: 672
Fecha de ingreso: 24 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 13 de Mayo de 2009 a las 16:50
cita de R2_D2 las partes de que se compone un relato.

Una partida de ajedrez tiene tres partes: apertura, medio juego y final. Pero el mate pastor no pasa de la apertura. E infinidad de partidas no pasan del medio juego.

La fonacin es el proceso por el cual se modifica la corriente de aire procedente de los pulmones y la laringe en las cavidades supraglticas como consecuencia de los cambios de volumen y de forma de estas cavidades. (wiki)

Intenta hablar as. Intenta escuchar as.

Los conceptos -las palabras- que utilizamos para hablar de los relatos no nos dicen nada de cmo debemos escribirlos. Ni leerlos. Los conceptos son ayudas para pensarlos, y ayudas para entendernos. Vamos, que recurres a ellos para verbalizar lo que no te ha funcionado en esa historia.

Yo me manejo con otros conceptos. Creo que son sencillos.

La historia, por oposicin a la trama, a como se presenta la historia al lector. Por ejemplo, en Pecados Carnales hay una historia que se podra haber contado linealmente, pero que muy ingeniosamente (digo, porque me gusta el efecto) se subdivide: el relato de la cabaa est dentro de, o terminar dando paso al relato de la declaracin ante el poli, que a su vez est dentro de o termina dando paso a la aparicin del comisario. Y dentro, de una manera diferente: cuando acaba un relato -con el crimen correspondiente-, se descubre que forma parte del otro nivel de relato que comienza ah. Lo normal es contar empezando por el principio y acabando por el final. Que no tiene nada de malo. A mi me ha gustado mucho esa estructura, y puedo decir que gracias a Mortfan la tengo ahora como un recurso propio. Porque hasta ahora hubiera utilizado el esquema de caja dentro de caja, y ste no lo conoca.

En Barro en los tacones, yo hubiera terminado el relato con el jefe de seguridad vencido y humillado por su propia lascivia. Es el efecto que busco, es elmomento culminante. Cmo hacerlo: quizs empezar el relato por la escena en la la prota lee el peridico y recuerda (y me ahorro as hasta contar que sali huyendo en helicptero). Es decir, contando la misma historia, alterar la trama.

Bueno, eso son mis conceptos, nada sofisticados: historia y trama. Por dentro de ellos me muevo de manera pedestre, como un perro en el campo que por instinto y olfato busca y encuentra la perdiz. La perdiz narrativa. Contar historias. El tema de la historia, del que luego hablo. Lo huelo, y me lleva del morro hacia adelante.


El otro par de conceptos sera informacin y expresividad, o connotacin y denotacin. Mis textos al primer golpe suelen ser muy frios (sin adjetivos, con apenas metforas, comparaciones, exclamaciones) Por idiosincrasia, tiendo a despiezarlo y analizarlo todo, y el primer intento de un relato es poco ms que una versin escrita de la "trama" que tengo en mente. En sucesivas relecturas, y siempre en funcin del "tema" (tercer concepto del que no he hablado) voy aadiendo "color" al texto, para que el lector sienta lo que en cada momento de la trama toca.

Por ejemplo -perdonad que recurra a mi Briseida lasciva-, la primera parte del relato tena que presentar un individuo libidinoso, sibarita, afectivamente fro, dominador, hipercontrolado y controlador, en contraste con una mujer relativamente ingenua, dominada y, adems, en crisis por la falta de contenido de su vida y su matrimonio. Cmo dar color, eso ya pertenece a la cocina de cada uno: adjetivos y metforas de vidriero (rara vez voy por ah), o ancdotas, detalles, gestos, que seguramente a Incongruente le parecern los ms impertinentes, informacin que no atae a la historia, pero que es mi forma de transmitir una emocin. A Daniel, ya lo s, le parece informacin superflua. A mi me parecen superfluos sus adjetivos (y los de oniria). Son estilos, gustos, nada ms. Vixa, por ejemplo, apunta ms por donde yo. Bizarro tambien, aunque ya quisiera tener yo los recursos metafricos de l, que no me los guardara en el bolsillo. La Teniente tiende ms al detalle concreto, como yo, pero de vez en cuando se le escapan perlas como sin darse cuenta. En el ltimo relato, quizs, haba alguna expresin floja: "y crey morir". Floja, porque el momento al que corresponda esa expresin requera algo ms fuerte, menos previsible, menos oido. "Crey morir" me pareci dbil.

Y el tercer concepto, que para mi lo domina todo y es el primero con el que empiezo, es el TEMA. Maysculas, negrita y subrayado. La historia que conozco y quiero contar tiene un TEMA, y en base a ese tema: a) organizo la trama, que a su vez me da el esqueleto, el soporte narrativo; b) busco los colores de mi paleta de pintor que me permitirn teir de expresividad el relato.

(el tema de Briseida lasciva era el sexo como expresin o vehculo de otro sentimiento: el odio. Un odio tan intenso, una venganza de tal calibre, que te iguala por completo a la persona que odias y de la cual te vengas)

Bueno, y esos son mis conceptos y trucos de escritorzuelo. Que espero que a nadie ofendan, por ms que los presente y los defienda con gallarda y mucha pasin. Y al que le haya parecido muy largo, pues como no habr llegado hasta aqu, no puedo ni disculparme.
Me siento ms que honrada(y no es broma) de que te haya gustado la estructura de mi relato(aunque luego te chirriara en los detalles) hasta el punto de tenerla en cuenta para ti mismo. Para m, es el mejor reconocimiento. Gracias.
En cuanto a lo dems, estoy de acuerdo. Lo repito y lo repito, y nunca me cansar de repetirlo. El dicho de "las normas estn para romperlas". Mi ARTISTA favorito, y as con maysculas, es Leonardo Da Vinci. Al principio puede resultar de lo ms clsico, pero lo cierto es que cre escuela. Lo cierto es que invent nuevos mtodos de pintar, ms all de lo que se usaba en aquellos tiempos(como el sfumatto, que es creacin suya) y reinterpret los temas, dejndolos como cannicos ante las narices de aquellos que criticaba. Sirva La ltima cena como ejemplo de lo que digo. Dado que en literatura ya est todo(o casi todo) escrito me atrevo a decir que lo mismo que hizo Leonardo es lo que intentamos hacer nosotros. Y tambin me atrevo a decir que la mayora de los que escribimos por aqu(no todos, claro) hemos hecho bastantes relatos cannicos como para llegar a saltarnos las reglas. Adems, los textos que siguen las normas al 100% suelen ser previsibles y aburridos. Relatos s. Literatura no.
En arte, el que sea, las normas no dejan de ser una base de lo que hicieron otros anteriormente para que t acabes explorando a ver qu sale. Claro, esto es ms fcil si conoces la base, las tcnicas... Pero has de ser t quin decida cmo usarlas. Y en qu orden.
1 2

La simplicidad del primer millón

La simplicidad del primer millón
A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

Autor: aitorzarate

   

¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar
Cuestiones que siempre has querido saber sobre la aeronáutica
Cuestiones que siempre has querido saber sobre la aeronáutica
Apasionado de los aviones: Este es tu libroAprende y descubre de la mano de un experto todo aquello que siempre has querido saber del mundo [...] Ver libro
1 libro comprado
desde BURGOS