bubok.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. Rechazar Aceptar
Gastos de envío gratuitos
Buscar en Bubok

Foro para escritores de Bubok

Para participar en los foros de Bubok es imprescindible aceptar y seguir unas normas de conducta básicas. Puedes consultar estas normas aquí
X
1 2 3 4 5
oniria
oniria
Mensajes: 2.279
Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009

XII CERTAMEN RELATOS BUBOK. Comentarios post-egiptológicos

20 de Julio de 2009 a las 0:10
Por si se quiere excavar un poco más ,DD

…. 32    El Seductor del Mundo. ………………………….. R2
…. 27    El carisma de la 8 mm …………………………... Bizarro (con dos 5, ganaba la posición, incluso sin penalización)
…. 24    La pirámide. …………………………………………… Teniente (ajustando -3)

4º …. 20    La joven kushita……………………………………. Gloria
5º …. 17    La Casa de los Muertos. ………………………… Zara
6º …. 16    La hija de Bastet. ……………………………………  Lola (empatada a 5, 4, con el canario, gana la posición por tener un 3)
7º …. 16    El canario de Howard Carter. ……………….. Juanmglianes
8º …. 14    La maniobra de Neferneferuatón………… Jaume (empatado a 5 con las plagas, gana la posición por tener un 4)
9º …. 14    Las 10 plagas de Egipto . ……………………….. Daniel Turambar
10º …. 13    Memorias de Jean Marie Baptiste. ……….. jcboiza
11º …. 12    El Despertar de Duathotep. ………………….. Idelosan
12º …. 1    El Rohillo. ...……………………. Incongruente
13º …. 0 Egipto. …………………………... Mario
14º …. 0 El Museo ………………………. Miguel
15º…. -2    Pirámides y Lavabos. ………….. Greenfield (se me olvidaba aplicarle el -3 ;PPPP)

Perdón, Idelosan, estaba en Votaciones y pensé que era suficiente, ya la pongo ;DD
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 8:55
cita de jaumemoreso a la tercera va la vencida xD
Sí, que canso es uno cuando quiere hacerse escuchar
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 9:12
cita de jaumemoreso R2_D2 no todo es novela histórica, rigurosa y cultural.

También existe la fantasía, como Lepe ^_^
Ya sabía que se me respondería algo de eso.

Cada tipo de texto marca sus pautas de verosimilitud. Este texto se ha puesto él solo la cuerda alrededor del cuello.
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 10:17
Memorias de Jean Marie Baptiste

Creo que cuando nos cuesta encontrar las razones por las que algo no nos ha gustado, es cuando más debemos insistir en volver a leer un texto y recrearnos en las sensaciones que nos produce, para aprender como funciona nuestra mente lectora.

Es lo que acabo de hacer ahora. Memorias de Jean Marie Baptiste fue un relato que "no vi" desde el principio. Espero que mi ejercicio de introspección sea de provecho para el autor, para mi y, quizás, para algún otro.


Memorias de Jean Baptiste como relato histórico.

No soy especialista en literatura histórica. Pero como el tema de mi primera y única novela (hasta ahora) iba por ahí, por ese género, puedo decir que el primer error que cometí (y rectifiqué) fue el de contar dentro de mi novela acontecimientos que estaban en los libros de historia.

Un relato histórico NO debe ser una paráfrasis de lo que ya está escrito en los libros de historia. Aburrirá a los que saben historia.

Problema: la trama del relato se engarza con los hechos históricos, y supone y presupone un contexto histórico.

Dilema: ¿cuánta información histórica ("informantes", que diría Incongruente) debes introducir en el texto para que el lector no se pierda?

Si das poca información, algunos lectores con enciclopedia reducida para ese contexto histórico tendrán problemas para seguir el texto. Si das demasiada información, o la das de manera demasiado obvia (¡atención, lector: llega un informante!) te pasará como me ha pasado a mi con las Memorias de Jean Baptiste: que me echa fuera.

Mi opción es que el daño menor es dejar a oscuras a algunos lectores por falta de enciclopedia, que descubrir pretensiones didácticas de libro de historia en lo que están leyendo. Porque los lectores asumimos que no sabemos todo de todo, y quien más quien menos ha sido niño, adolescente y joven y se ha enfrentado a nuevos textos que le hablaban de mundos y realidades que no conocían. Mi opción es escribir siempre para el que ya sabe historia.

A Memorias de Jean Baptiste le sobra mucha información histórica. No es necesario dar tanta información, ni para explicar quien fue Napoleón, ni mpara mostrar la devoción de Jean Baptiste hacia él.


Memorias de Jean Baptiste como relato, sin más

¿Napoleón fue envenenado? Puede ser. ¿Es ese el tema? Buen tema. Intriga policíaco-histórica ¿Por quién? ¿Cuándo? ¿Cómo?

Es que todo esto queda sin resolver. Al final todo queda en:

a) la profecia en aquella noche en la pirámide
b) el recordatorio de Napoleón antes de morir de que se cumplía la profecia, no creida por Jean Baptiste.
c) la "visión" de Jean Baptiste antes de morir.

Como intriga policíaco-histórica, queda ENORMEMENTE cojo. Bertrand y Desirée aparecen de golpe, sin más, como los autores del envenamiento.


La visión de Napoleón en el interior de la pirámide. Es curioso que una afirmación del tipo de "El destino lo forjan los hombres y no está escrito sobre ninguna piedra", desemboque acto seguido en una profecía que se cumplirá. Yo estoy dispuesto a creerme las apariciones de cualquier ectoplasma (joder, en mi Jenofonte hay varios fantasmas, muy disimulados, pero fantasmas, y un oráculo al que se visita en tres ocasiones). Pero las incoherencias no se las permito ni a los fantasmas, ni a los dioses, ni a los oráculos, ni a los héroes.

A partir de semejante incoherencia, se me hace inverosímil cualquier aparición, sea de Osiris o de Anubis.

gloriapaniagua
Mensajes: 882
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 10:44
cita de R2_D2 La joven Kushita y el uso de la escritura en el ámbito íntimo y privado en los tiempos antiguos.


A ver, es que no me imagino a la joven kushita a la orilla del rio cuál jovenzuela de nuestros tiempos en una cafetería con una libreta (no digo nada con su netbook conectada wifi y actualizando su blog).

De acuerdo que el papiro es más liviano que las tabletas de arcilla o las losas de piedra. Pero sigo viendo cierta dificultad. Debería llevar un recipiente para la tinta. Ciertos problemas de apoyo quizás los solventara llevando una tabla en la que apoyarse. Vamos, me la imagino más como una pintora al aire libre que como una practicante de la "escritura secreta".

Desde luego, todo lo que sabemos de la escritura nos indica que su uso se reservó siempre para las tareas administrativas, contables, religiosas, diplomáticas..... Que era una destreza muy especializada, y que su uso no se extendió entre la población hasta la aparición de la escritura alfabética. Y finalmente, que el uso de la escritura para registrar la intimidad probablemente no arranca hasta San Agustín y sus Confesiones. Yo, al menos, no conozco ejemplos anteriores.

Me resulta bastante increible tambien que un particular, en el ámbito íntimo, invente jeroglíficos. Una escritura es un código en el que se han puesto de acuerdo varios comunicantes. Inventar un jeroglífico para una necesidad expresiva en la que uno mismo es el emisor y el recptor...

Todo eso me cuadra mejor si me lo imagino más como pintora al aire libre que como escritora de diarios íntimos.

Ay esa imaginación, R2...

No olvides que Merytneith es un personaje inventado dentro de un entorno real. Es una joven talentosa, imaginativa, soñadora y rebelde, criada entre papiros y un ambiente culto, y educada por un padre también talentoso trabajando para el rey en el ámbito del papiro. Perfectamente una niña, o niño, así puede (o pudo) escribir, dibujar e inventar jeroglíficos.

Sé que la escritura en aquella época estaba reservada a la administración, la diplomacia, etc., pero una niña con esas cualidades bien pudo haber existido, ¿por qué no? 

Actualmente sé (creo no equivocarme) que una escuela de egiptólogos franceses practica inventar jeroglíficos entre sus alumnos. Meryt. los inventaba ayudada por su padre y por el equipo del taller y luego en solitario.

En cuanto a escribir sobre un papiro a orillas del río, nada más fácil que eso, apoyada sobre una tabla o lo que fuera (los papiros se enrollaban en madera, creo), con la tinta al lado y el cálamo, cosas que se dan por entenddidas en el relato.

Y que la narrativa no se conociera hasta muchos siglos después, no impide que los habitantes de aquella época no tuvieran deseos de expresar sus sentimientos donde fuera, y Meryt. tenía los medios y la facilidad de expresión para hacerlo.

Me ha extrañado mucho que destaques estos defectos tan nimios, considerando que es un personaje inventado.

¿No le ves nada bueno a mi kushita?

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 11:00
Si tiene. Me gusta el laconismo del "-Siga", "-Continue", así, sin contexto ni nada. Por lo que no dice. Por lo que sugiere. Algo que por ahí se ha discutido. A mi me ha gustado.

En cuanto a la historia... En fin, le faltaba el vecinito enamorado que ve a su amada raptada, y que acude al rescate y se venga. ¿Alguien recuerda El señor de la guerra, interpretada por Charlton Heston?


Pero me sigue resultando in-verosímil la niña a orillas del Nilo escribiendo su diario.

No es que NO pueda ser. No hay ninguna ley física que lo impida. Es que no es plausible. ¿Y hasta qué punto es importante que no sea plausible? Si fuera un detalle menor, secundario, se podría obviar. Pero es el arranque y el nudo del asunto. Un arqueólogo, o un detective, lo primero que se interrogarían sería por la plausibilidad de esos papiros.

Titular: Se ha descubierto el primer diario íntimo del que se tienen noticias.

Tendría mucho más impacto que el descubrimiento de tejos de arcilla escritos en euskera en las excavaciones de Veleia. Noticia que, como algunos arqueólogos sospecharon desde el principio (plausibilidad), se reveló falsa.


gloriapaniagua
Mensajes: 882
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 11:36

En un texto con toques de fantasía, lo plausible es posible.

Su enamorado era el faraón. Ahí está la incógnita de lo que le sucedió a Meryt, ésa que, tal vez, se descubra en una novela.

A pesar de que el relato sea demasiado abierto, mantiene un cierre que es la corta historia de una joven desafortunada a través de los siglos, una joven que fue pisándole los talones al Seductor del mundo. ¿Sería ese seductor quien la raptara? :))

oniria
oniria
Mensajes: 2.279
Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 12:25
No entro a comentar el relato de la joven kushita, sólo los hechos que se han apuntado sobre su lógica o no.

En mi opinión, que no pretende ser más, diría que:

- la hija de un escriba pudo perfectamente acceder al conocimiento de la escritura, si su padre decidió compartir con ella ese conocimiento. ¿Por qué no? Es cierto que estaba restringida, sobre todo en épocas tan antiguas, pero no es imposible. Recuerdo la serie "Raíces". La jovencita blanca enseñó a escondidas a su amiga, la jovencita negra, a leer y escribir. No estaba permitido, no era lo habitual, pero nadie se puso a dar gritos diciendo que eso no podía ser, que una negra esclava no podía leer, en su época. Pues claro que no era lo habitual, pero no era imposible.

- por lo que tengo entendido, es cierto que la gente no llevaba "siempre" el papiro por ahí. Se solía escribir en tablillas con superficie cubierta de cera, reutilizables, y luego se pasaba a limpio. Pero también es verdad que hay muchos ejemplos de "estuches" con compartimento para los "pinceles" (no tenían pelos, eran palos afilados, estiletes) y con tintero, negro y rojo por cierto. Al menos yo recuerdo haberlos visto. Lo que no sé es a qué época corresponde exactamente. Supongo que habría muy pronto, los escribas tenían que moverse por todas partes y escribir en cualquier sitio. De todos modos, quizá hubiera sido más lógico la tablilla. O no. El hecho de lo poco habitual de una joven escribiendo en la época, pudo hacer que llevara el papiro como algo más cerca de lo artístico. Menos cómodo, pero es que alguien que no es artista no entiende que la comodidad queda en un segundo plano, a veces. Lo que debe sentirse en esos momentos íntimos junto al río, perfilando los jeroglíficos, seguro que no puede explicarse con palabras.

- Ahora, veamos este texto:

"- Hijo de la casa de las tablillas (alumno), ¿adónde vas desde hace tantos días?
- He ido a la casa de las tablillas.
- ¿Qué has hecho en la casa de las tablillas?
- He confeccionado mi tablilla, la he cubierto de signos y la eh terminado. Cuando han cerrado la casa de la tablillas me he ido a mi casa. He recitado a mi padre la lección.
Le he leído mi tablilla: mi padre estaba satisfecho.
Habiéndome levantado temprano, he mirado a mi madre y le he dicho: Dame el desayuno, quiero ir a la casa de las tablillas.
Mi madre me ha dado dos panecillos que ha tomado del horno. Y delante de ella he calmado mi sed. ¡Dame mi almuerzo!
Entonces me he ido a la casa de las tablillas.
En la casa de las tablillas el pasante me ha dicho: ¿Por qué llegas tan tarde?
Me ha dado miedo y mi corazón se ha puesto a palpitar.
Me he presentado delante del maestro, que me ha indicado mi sitio.
Ha leído mi tablilla, se ha puesto furioso y me ha pegado"

Vale, no es un diario íntimo. Es, la redacción de un alumno, de las muchas tablillas encontradas en Mari, junto al Éufrates, en las ruinas de una escuela. Tiene alrededor de cinco mil años. A mí, personalmente, me resulta conmovedor ver lo que pensaba un muchacho de aquella época, tan cercano a los de ahora mismo. Me pregunto quién era, qué fue de sus días...

En las ruinas de esa escuela se encontraron montones de tablillas cubiertas de listas de palabras, o reglas gramaticales, que se escribían una y otra vez y las recitaban. Era el programa de primero. En segundo aprendían a redactar, hacer cuentas, llevar contabilidad . Los más listos aprendían astronomía, ciencias naturales, figuras geométricas... (fuente: De Sumer a la Grecia Clásica. Historia Universal de la Literatura. Ediciones Daimon)

Vale, era otro pueblo. No tenían un concepto tan místico de todo, la escritura no era algo casi sagrado. Pero conste que no llegaron las cosas privadas a partir de San Agustín o cuando has comentado. Yo pienso que llegaron muchísimo antes, desde el momento en que alguien que sabe escribir se queda a solas con su conciencia, un estilete, y un papiro. Que se hayan perdido, porque a nadie le importaba entonces lo que hubiera escrito la abuela, es una cosa. Que sólo se protegiera la Eneida, es una cosa. Que la Eneida, por pura lógica, al ser escrito mil veces en mil papiros, se conserve, en vez del escrito de tía Enriqueta, que se perdió porque sólo había una copia, es una cosa. Que nadie escribiera lo que sentía, no creo que sea verdad, ni de lejos.

Para terminar, me remito de nuevo al fragmento de Jejeperre-Subu, sacerdote de la VIII dinastía, en el siglo XXII aC (no mucho más tarde de Djoser):

"¡Por qué no podré yo disponer de palabras desconocidas, de frases e ideas que expresar en una lengua nueva, que no estén ya pasadas de moda y que se encuentren libres de todo lo que ya se ha repetido tanto, algo que decir que no esté gastado, que nuestros antecesores no hayan agotado ya!"

Eso, está escrito en un papiro. Y seguro que ambos estamos de acuerdo en que no tiene pinta de ser una obra literaria, sino el escrito íntimo de alguien amargado porque no consigue ser original. Lo que podríamos decir cualquiera de nosotros, en nuestro círculo de escritores, en los momentos de mayor frustración ;DDDD
R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 12:46
Touché. Esos textos son para mi una sorpresa. Si existen, mi comentario a La joven Kushita no se sostiene.


oniria
oniria
Mensajes: 2.279
Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 12:58
Hombre, tiendo a pensar que sí existen, parece un libro de literatura serio ;DD

Pero bueno, por si acaso, se puede mirar esta página de El Palacio de Mari. Especial atención al punto en que dice "las aulas de escuela para los aprendices de escriba, que los arqueólogos pudieron identificar inmediatamente gracias a las hileras de bancos de arcilla en torno a los cuales el saqueo había dispersado las tablillas con los ejercicios de grafía y de gramática", confirmando la otra información.
gloriapaniagua
Mensajes: 882
Fecha de ingreso: 16 de Abril de 2008
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 13:04

Genial tu planteamiento y explicación, Oniria. 

Sin conocer datos que das, es en lo que me he guiado para retratar a esa joven kushita: el sentir humano. 

bizarro
Mensajes: 5.103
Fecha de ingreso: 12 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 13:07

Mira, R2D2, me ha encantado que hagas mención a lo que no te encaja de la joven kushita, y me va a servir para que entendáis, de una vez por todas, lo que quiero decir con la falta de respeto cuando se tratan el género fantástico o el de ciencia ficción para aquellos que realmente no son consumidores de los mismos.

A ti te ha parecido importante la posibilidad física y social de que una joven esté escribiendo un diario en papiro a las orillas de un río. Necesitas encontrarle una lógica o una explicación.

Eso sucede con todo. Si te inventas un monstruo, por ejemplo, un vampiro, le tienes que buscar algún motivo a su existencia, y de ese motivo de existencia, emanarán sus poderes o debilidades, si la tiene. Es decir, puedes inventarte que se trata de una mutación que tiene aspectos positivos o negativos: aporta una mejora en los sentidos pero provoca hemofilia y fotofobia. Bien. Eso no explicaría que les asustasen las cruces, ¿verdad?

Luego, si inventas una compañía que comercializa pirámides porque tienen propiedades rejuvenecedoras (algo que incluso tiene un trasfondo más o menos veraz), me parece bien. Estamos hablando de que las formas pirámidales, seguramente en combinación con el electromagnetismo, el fen-shui y su puta madre, aportan estas cualidades. Pero no provocan maldiciones, ¿verdad? Eso requeriría una explicación sobrenatural en la que tendría que intervenir, además, un elemento de voluntad de maldecir, o una constante metafísica por la que unas ciertas formas convocan una maldición.

Tú le prestas atención al tema del papiro. A mí me choca que en el puto asteroide de Star Wars hubiese gravedad para que la gente estuviese de pie. Por no hablar del sonido de los disparos de las naves. Yo no perdono esas incongruencias porque respeto el género. Tú las perdonas porque no respetas el género.

Y, por cierto, Creepshow no es un buen ejemplo de nada.

R2-D2
Mensajes: 3.188
Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 13:43
Bueno, debería defenderse la Teniente. Dicho ésto, yo no ví marca de género en ese relato. Ví ambiguedad total.

Uno que se compra una pirámide como la cámara hipobárica en la que duerme Raúl (¿es verdad?) o no sé qué futbolista famoso. Un friki hipocondríaco.

Unos sueños de chiste. (graciosos, joder, como los sueños del faraón o de José ese de el sol la luna y doce estrellas te adoraban. Paródicos)

Un final absolutamente abierto. ¿Qué le ha pasado al tipo?

Yo no he leido un relato de terror. Simplemente un texto que me ha puesto la argolla en la nariz en la primera frase y me ha arrastrado hasta el final. Y llegado el final, no sé si sonreirme con el anuncio de reventa, pensar que el autor me ha tomado el pelo con una historia de abducidos piramidales o qué.

La diferencia con el papiro de la kushita es que la argolla en la nariz se me cae si, leyéndolo, empiezo a pensar: dónde lleva la tinta, se puede inventar un jeroglífico para uno mismo, qué raro, una chavala en la orilla del rio con su diario íntimo. Preguntas que pueden tener su respuesta ¿plausible? ¿verosímil? Vale. Mi enciclopedia me ha fallado: era verosímil.

Pero el resultado es que en un relato la nariz se me ha levantado del texto y en el otro la nariz no se me ha despegado del texto.

Es como ésto: "Los famas habían puesto una fábrica de mangueras, y emplearon a numerosos cronopios para el enrollado y depósito. Apenas los cronopios estuvieron en el lugar del hecho, una grandísima alegría. Había mangueras verdes, rojas, azules, amarillas y violetas. " Una puta y pura incongruencia., pero que te agarra del morro y no te suelta. ¿A qué género pertencece eso?



nosebundos
Mensajes: 1.334
Fecha de ingreso: 25 de Mayo de 2009
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 15:24
Voy a meter el morro... uno de los micro relatos de Historias de Cronopios y Famas, no puede nombrarse como ejemplo de nada. Córtazar, aunque se cagará en los géneros, nunca escribió o al menos publicó una puta y pura incogruencia, viejo, no descontextualices uno de los textos de Julio, porque el maestro explicaba al principio de su libro qué era un Cronopio y qué era un Famas. Y el gusto de esa obra radica en descubrir micro relato a micro relato, como interactuan unos con otros en situaciones cotidianas, como aquella del cronopio que pedía un plato de patatas a un camarero famas... Por cierto, Córtazar siempre decía que escribia cuentos fantásticos, pero es que era demasiado sutil y genial. Y como genio, su obra sólo sirve de ejemplo de sí misma. Salud.
DanielTurambar
Mensajes: 5.100
Fecha de ingreso: 14 de Mayo de 2008
  • CITAR
  • 22 de Julio de 2009 a las 16:59

Al final estáis peleando por el mismo hueso: la verosimilitud del relato. Está bien la discusión porque éste es un punto crucial a la hora de valorar si un escrito es bueno o malo. Bien, volvamos a los viejos tiempos :

verosimilitud
  • f. Apariencia de verdadero o con posibilidad de ser creído:

  • La primera parte no nos plantea problema, la apariencia de verdad. Queremos escribir historias que parezca que sucedieron. El problema viene de la segunda parte: la posibilidad de ser creído. Porque creer es algo subjetivo. El "me lo trago o no me lo trago" es tan dependiente del lector que ni aún relatando hechos 100% reales podremos estar seguros de que sea creíble por todos. 
    Por ejemplo: si os cuento que van a ejecutar a un tipo por el asesinato de tres niños con pruebas del estilo "viste de negro", "escucha a metálica", "es satánico", puede que muchos me digan que si estoy de coña y, lamentablemente, es un caso 100% real que aún conociendo bien cuesta creer.
    ¿Cómo no va a ser intragable, entonces, la pura ficción (si es que existe) y más aportando elementos fantásticos que de seguro sabemos que no existen? Bien, Bizarro da una pista: hacer que tenga lógica, darle un sentido intrínseco, una coherencia propia, unas reglas a las que atenernos que no tienen porqué explicitarse al lector. Además tenemos al cerebro de nuestra parte. Al cerebro no le gustan las cosas que no entiende y le encanta crear patrones y similitudes, así si se topa con algo que no lo cuadra intenta extraploar lo que conoce o establecer unas normas. Bien se se las damos y son consistentes se las tragará, si le ofrecemos algún tipo de maroma a la que agarrarse lo hará. Pero cada cerebro es un mundo y la experiencia que lleva detrás, su enciclopedia, vicia su percepción, además del nivel de credulidad de cada uno. Y tampoco puede garantizarse que se de visos de posible a través de las mismas vías.

    Así, para R2 es inverosimil que una niña se ponga a dibujar geroglíficos a orillas del nilo, probablemente viciado por su experiencia (aunque al parecer fuera posible). Y no ha tenido problemas (¿verdad que no?) para suponer que mi arcángel pudiera tener sentimientos encontrados con su tarea.

    Para mí, la escena de la terraza de el canario son alucinaciones del protagonista, me lo creo y además me gusta, pasa. Otros quisieron verlas como verdaderas y tuvieron sus problemas. Mi filtro fue poco fantástico pero hizo verosímil el relato. El otro intentó ser más crédulo y aún así no funcionó. El relato no es objetivamente mejor ni peor por ello. 

    Al final todo se basa, más que en juicios, en prejuicios. Y es que el razonamiento lógico aún no lo tenemos muy evolucionado y es taaaan lento, y exige taaaanto tiempo.... Aunque, a veces, deberíamos pararnos a hacer el esfuerzo.



    oniria
    oniria
    Mensajes: 2.279
    Fecha de ingreso: 15 de Febrero de 2009
    • CITAR
    • 22 de Julio de 2009 a las 17:20
    Un tipo feo y probablemente retrasado mental que tuvo la mala suerte de estar en un sitio a una hora, asombró tanto a una niña que, señalándole, dijo "Es tan feo como el Sacamantecas" (la frase no la recuerdo exactamente, era algo por el estilo)

    Ni cortos ni perezosos, los representantes de la ley de la época le detuvieron, le juzgaron, y le ejecutaron.

    Lo peor es que si hoy buscas información sobre el asesino llamado Sacamantecas, se sigue diciendo que era aquel tipo. En base a semejante prueba. Pobre diablo.

    La realidad es a veces más flipante que la imaginación. Eso, nadie lo duda. El problema es hacer valoraciones. Cuando se considera que lo imaginativo es menos serio, menos importante, menos tal o cual, etc... Mejor dejar el tema ;D
    R2-D2
    Mensajes: 3.188
    Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
    • CITAR
    • 22 de Julio de 2009 a las 19:09
    Exacto, Daniel. El listón de la verosimilitud lo pone el lector.

    Pero no caigamos en lo que dice Gloria: gustos. Por Dios, Gloria, Zara, no salgais con "es cuestión de gustos"! Si un aprendiz de escritor no se esfuerza por desentrañar el proceso de lectura, nunca mejorará su técnica. No estoy hablando de un canon incongruente, así si que digo que es cuestión de gustos. Estoy hablando de comprender qué pasa en la cabecita de cada uno de nosotros cuando abre un libro y empieza a leer.

    Los lectores, nada más empezar a leer, encuentran "marcas de género". La verosimilitud que aplicamos es diferente para cada género. ¿OK? Del angel del señor espero unas cosas, y del friki de la Pirámide espero otras.

    Bizarro ha encontrado en La Pirámide unas marcas de género, a la luz de las cuales ya no le cuadra el texto. Yo no le discuto su definición de lo que es verosímil o aceptable en ese género. Ni siquiera le puedo discutir si esas marcas están ahí, porque no controlo. Por lo que ha dicho la Teniente en su primer y único post tras volver, ella no pretendió ponerlas, tampoco. Si el autor dice que su relato no pretendía ser fantástico, y algunos lectores dicen que no lo han leido como fantástico... bueno. Aún sigo admitiendo que un buen conocedor del género descubra la influencia de la que no es consciente ni el autor ni el lector, influencia oculta que ha llevado al autor ha escribir un relato que cae bajo la jurisdicción aplicable al género fantástico.

    Idem. con los jeroglíficos.  Es muy posible que gloria haya pisado el terreno de la verosimilitud histórica sin más, tomando lo posible por plausible y lo plausible por verosímil. Y que otro que va detrás leyendo le aplique un filtro de verosimilitud más estricto.

    Pero comparemos el uso de los datos históricos que hace gloria con el uso que hace El Exilio de Amún Sar. Aunque se ambienta en  el Antiguo Egipto -periodo indeterminado-, no es una novela histórica. No le he encontrado ningún fallo tipo la "caja de ébano" de Terenci Moix, como que mencione armas de hierro bajo un faraón de una dinastía que no conocía el hierro. Y aún así, sería algo absolutamente irrelevante, que no afectaría a nada de nada, a ningún episodio, personaje, nada. Lo que es el grueso del texto, se lo puede leer Howard Carter sin que le pase nada. Se sonreiría si encuentra hierro en la Edad del Bronce, pero el texto quedaría tal cual con un Buscar y Sustituir "hierro" por "bronce". Una pijada, vamos.

    La diferencia con esta chiquita, Merit, es que el tema de sus "papiros" personales es la clave de la historia. Y una pequeña duda sobre este asunto crucial si que importa. (aunque ya digo que doy por verosímil el relato, a la luz de los textos aportados por Oniria)
    R2-D2
    Mensajes: 3.188
    Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
    • CITAR
    • 22 de Julio de 2009 a las 19:10
    cita de nosebundos Voy a meter el morro... uno de los micro relatos de Historias de Cronopios y Famas, no puede nombrarse como ejemplo de nada. Córtazar, aunque se cagará en los géneros, nunca escribió o al menos publicó una puta y pura incogruencia, viejo, no descontextualices uno de los textos de Julio, porque el maestro explicaba al principio de su libro qué era un Cronopio y qué era un Famas. Y el gusto de esa obra radica en descubrir micro relato a micro relato, como interactuan unos con otros en situaciones cotidianas, como aquella del cronopio que pedía un plato de patatas a un camarero famas... Por cierto, Córtazar siempre decía que escribia cuentos fantásticos, pero es que era demasiado sutil y genial. Y como genio, su obra sólo sirve de ejemplo de sí misma. Salud.
    Tienes razón, joder. Pero es que yo tomé el ejemplo no de Julio Cortázar, sino de Fernando.
    jcboiza
    Mensajes: 268
    Fecha de ingreso: 29 de Octubre de 2008
    • CITAR
    • 22 de Julio de 2009 a las 19:21

    Hola a todos,


    Te agradezco R2_D2 que analices de manera tan profunda mi afrancesado relato. Puedo compartir contigo que tenga cierto exceso de datos históricos que podrían haberse evitado para agilizar la historia, pero haces algunas reflexiones que no se ajustan a lo que pretendía relatar con la historia (o que obviamente no consegui transmitir bien).

    El primer gran error es considerar al historia un relato de intriga sobre el asesinao de Napoleón. La historia no pretende ir para nada de eso, sino sobre lo que ocurrió en la pirámide y cómo afectá a Napoleón después. Quién, cómo o por qué matan a Napoleón no es tema de la historia, es un simple detalle más de su vida que viene a confirmar la maldición que sufre en la pirámide. Y, ahí está el otro error. Los dioses egipcios no hacen una profecía sobre el futuro de Napoleón, ya que le indican claramente que el futuro debe forjarlo él mismo. Lo que hacen es preguntarle ¿qué quiere conseguir en ese futuro?. Ante la respuesta de Napoleón, los dioses le conceden su deseo, pero a cambio de un precio. Si los quieres ver de otra manera, en cierto modo, Napoleón está vendiendo su alma para conseguir lo que pretende y al final de su vida debe pagar el precio.

    Ese era el núcleo de la historia. Sobre lo de escoger un narrador distinto al propio Napoleón, que también habéis comentado que podría haberle quitado fuerza a la historia, era porque quería dibujar a Napoléon, no por su propia y megalómana visiòn, sino por la de los soldados que le siguieron ciegamente, dando incluso su vida por él. Esta visión me parecía más interesante que intentar meterme en la cabeza de Napoleón, pero tomo nota para otros relatos.
    R2-D2
    Mensajes: 3.188
    Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
    • CITAR
    • 22 de Julio de 2009 a las 20:24
    cita de R2_D2
    cita de nosebundos Voy a meter el morro... uno de los micro relatos de Historias de Cronopios y Famas, no puede nombrarse como ejemplo de nada. Córtazar, aunque se cagará en los géneros, nunca escribió o al menos publicó una puta y pura incogruencia, viejo, no descontextualices uno de los textos de Julio, porque el maestro explicaba al principio de su libro qué era un Cronopio y qué era un Famas. Y el gusto de esa obra radica en descubrir micro relato a micro relato, como interactuan unos con otros en situaciones cotidianas, como aquella del cronopio que pedía un plato de patatas a un camarero famas... Por cierto, Córtazar siempre decía que escribia cuentos fantásticos, pero es que era demasiado sutil y genial. Y como genio, su obra sólo sirve de ejemplo de sí misma. Salud.
    Tienes razón, joder. Pero es que yo tomé el ejemplo no de Julio Cortázar, sino de Fernando.
    Se me fue la olla.

    Nosebundos tiene razón. Mi "ejemplo" utilizando a Cortázar, que no es mi escritor favorito para nada, solo pretendía mostrar como algo "sin sentido" es capaz de atrapar al lector.

    Efectivamente, sospecho que lo que escribía Cortázar debía tener algún sentido. Pero yo no lo pillé.  A pesar de lo cual, seguí leyendo.

    Vamos, que yo leí a Fernando en lugar de a Julio.
    R2-D2
    Mensajes: 3.188
    Fecha de ingreso: 26 de Diciembre de 2008
    • CITAR
    • 22 de Julio de 2009 a las 20:37
    cita de jcboiza Hola a todos,

    Te agradezco R2_D2 que analices de manera tan profunda mi afrancesado relato. Puedo compartir contigo que tenga cierto exceso de datos históricos que podrían haberse evitado para agilizar la historia, pero haces algunas reflexiones que no se ajustan a lo que pretendía relatar con la historia (o que obviamente no consegui transmitir bien).

    El primer gran error es considerar al historia un relato de intriga sobre el asesinao de Napoleón. La historia no pretende ir para nada de eso, sino sobre lo que ocurrió en la pirámide y cómo afectá a Napoleón después. Quién, cómo o por qué matan a Napoleón no es tema de la historia, es un simple detalle más de su vida que viene a confirmar la maldición que sufre en la pirámide. Y, ahí está el otro error. Los dioses egipcios no hacen una profecía sobre el futuro de Napoleón, ya que le indican claramente que el futuro debe forjarlo él mismo. Lo que hacen es preguntarle ¿qué quiere conseguir en ese futuro?. Ante la respuesta de Napoleón, los dioses le conceden su deseo, pero a cambio de un precio. Si los quieres ver de otra manera, en cierto modo, Napoleón está vendiendo su alma para conseguir lo que pretende y al final de su vida debe pagar el precio.

    Ese era el núcleo de la historia. Sobre lo de escoger un narrador distinto al propio Napoleón, que también habéis comentado que podría haberle quitado fuerza a la historia, era porque quería dibujar a Napoléon, no por su propia y megalómana visiòn, sino por la de los soldados que le siguieron ciegamente, dando incluso su vida por él. Esta visión me parecía más interesante que intentar meterme en la cabeza de Napoleón, pero tomo nota para otros relatos.
    Sí, ya me di cuenta que se cruzaban dos cosas: la muerte de Napoleón, y la prediccion de su destino.

    Corrígeme si me equivoco que ésto pertenece o está sacado de un texto mucho más largo. Yo veo demasiados cabos sueltos, tanto en la profecía como en las alusiones a los asesinos.

    Si es así, con más espacio, todos los cabos se pueden cerrar, y el tema de la muerte envenenado encajará mejor con la profecía de su destino.

    1 2 3 4 5

    La simplicidad del primer millón

    La simplicidad del primer millón
    A lo largo de 46 capítulos, Aitor Zárate nos descubre lo alejado o cerca que estamos de conocer como funciona el mundo del dinero. Nos propone ganar nuestro "Primer Millón" y nos muestra tanto las claves para conseguirlo, como soluciones para no caer en las trampas que "El Sistema" pone en nuestro camino. La Simplicidad del [...] Ver libro

    Autor: aitorzarate

       

    ¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

    Introduce el nombre

    Introduce el teléfono

    Introduce el E-mail

    Introduce un email válido

    Escoge el estado del manuscrito

    Debes validar que no eres un robot

    Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
    Enviar